Logo El Confidencial
SUS AMORES MÁS IMPORTANTES

La infanta Elena también fue 'socialite' como Victoria Federica: sus amores de juventud

Ahora que su hija está en el punto de mira por su vida sentimental y por estar convirtiéndose en un referente de estilo, echamos la vista atrás

Foto: La infanta Elena, en una imagen de archivo. (EFE)
La infanta Elena, en una imagen de archivo. (EFE)

Se ha convertido en uno de los personajes más seguidos por los medios de comunicación y por mérito propio. Victoria Federica, hija de la infanta Elena y Jaime de Marichalar, es una auténtica 'socialite' y tiene dos focos noticiosos principales.

Uno de ellos, su supuesta relación sentimental con el torero Gonzalo Caballero, un noviazgo que ya desmintió en su día su padre, citándola a ella misma como fuente, y la otra por su innegable estilo que, más que nunca, brilló en su debut sevillano, donde se manejó como pez en el agua en coche de caballos, con peineta y mantilla, y con traje de flamenca.

En el esplendor de su juventud, Victoria Federica ha eclipsado incluso a su hermano, Froilán, que se graduaba hace tan solo unos días sin hacer ningún ruido mediático, y también es muy amigo del mencionado torero, a quien ambos han seguido por las plazas en los últimos meses.

Victoria Federica y Carlos Ochoa en la fiesta. (Redes Sociales: @ochoa_carlitos)
Victoria Federica y Carlos Ochoa en la fiesta. (Redes Sociales: @ochoa_carlitos)

Gonzalo Caballero no se perdió la reciente puesta de largo de Victoria Federica, una fiesta que, estrictamente hablando, no disfrutó su madre cuando tenía su edad. Se celebró el 7 de septiembre de 1983 y se trató de una fiesta en la que las Infantas, acompañadas por su hermano Felipe, invitaron a un grupo de amigos de estudios y de veraneo, a la que asistieron también sus primos Alexia, Pablo y Nicolás de Grecia.

Sin duda, los usos y costumbres de una España con una democracia casi recién estrenada estaban a años luz de los actuales y las imágenes que trascendieron de este evento fueron mucho más protocolarias y formales que las que se han mostrado de Victoria Federica a través de las redes sociales.

Sin embargo, más allá de estas distancias, la infanta Elena era toda una 'socialite' en su juventud, en una época en la que eran las denominadas revistas del corazón y los cronistas de sociedad de los periódicos los que narraban el periplo de los 'cachorros' de la realeza, en unos años en los que también eran muy protagonistas los Grimaldi, sobre todo Carolina y Estefanía de Mónaco.

Portada de 'Lecturas' de la fiesta de las Infantas.
Portada de 'Lecturas' de la fiesta de las Infantas.

Hablamos de una edad de oro del papel cuché, en la que la infanta Elena aparecía en las portadas de las principales revistas de nuestro país por unos amores que, en líneas generales, fueron bastante discretos y mantenidos, hasta cierto punto, ajenos al escrutinio público. También es cierto que en aquel entonces el tratamiento informativo que se daba a la Casa Real era mucho más hermético y estábamos muy lejos de la era de las redes sociales o de saltos cualitativos como la Ley de Transparencia.

Si sobre algo hay un gran consenso es que, con permiso de su exmarido y padre de sus hijos, Jaime de Marichalar, fue el jinete Luis Astolfi el gran amor de su vida. De hecho, años después de que hubieran roto con sus respectivas parejas (ella con el que fuera duque de Lugo y él con Isabel Flórez, con quien se había casado en 1990), se habló en 2013 de unos supuestos encuentros secretos entre ambos y de que habrían retomado su relación, que sigue siendo a día de hoy de amistad. Además, les une su pasión por la equitación.

Su relación tuvo lugar entre los años 1984 y 1986 y se dice que no salió adelante porque el jinete le habría dicho a la hija mayor de los Reyes eméritos que no estaba preparado para asumir lo que conllevaba salir con una Infanta de España.

Al margen de este noviazgo, nunca confirmado por la Casa Real (se da ese paso cuando hay compromiso de boda), debemos recordar que a la infanta Cristina se la relacionó con Jorge de Habsburgo-Lorena y con el duque Eberhard de Wurttenberg y se la fotografió en un yate con el arquitecto Alfredo Santos Galera, con quien habría estado dos años. Una relación que les llevó a compartir portada en '¡Hola!' con los duques de York, en pleno proceso de separación.

La infanta Elena, con Felipe Zuleta. (EFE)
La infanta Elena, con Felipe Zuleta. (EFE)

Tras su eufemística ruptura con Jaime de Marichalar, mediante el ya tan manido 'cese temporal de la convivencia', poco ha trascendido de la vida sentimental de la infanta Elena, más allá de los mencionados supuestos encuentros con Luis Astolfi. Los demás nombres que desfilaron por las crónicas sociales, Felipe Zuleta, su entrenador, el también jinete Alfredo Fernández-Durán, el monitor de esquí Carlos Ruiz de Velasco o Fernando Garrido, director general del Instituto de Acción Social de Mapfre, también se barajaron como candidatos a ocupar el corazón de la Infanta, pero fueron más hipótesis y especulaciones que realidades.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios