Logo El Confidencial
FAMILIA REAL MARROQUÍ

Lalla Salma de Marruecos regresa al mar Egeo de vacaciones junto a su hijo

Por su parte, el rey Mohamed VI dispone de un nuevo velero para navegar este año frente a las costas de su país

Foto: La princesa Lalla Salma, en una imagen de archivo. (EFE)
La princesa Lalla Salma, en una imagen de archivo. (EFE)

Su divorcio con el rey Mohamed VI no le impide volver a su lugar preferido de descanso, las islas griegas, en las que además nunca estuvo acompañada por el que fue su esposo. La princesa Lalla Salma de Marruecos (41 años) –se supone que ha conservado el título pese al divorcio– inició el sábado por la tarde unas vacaciones en Skiathos, en el mar Egeo, en compañía de su hijo, el príncipe Moulay Hassan, de 16 años, pero sin su hija Lalla Khadija, de 12 años.

[LEA MÁS: Las restricciones que Mohamed VI impone a Lalla Salma]

La noticia de su llegada a la isla del archipiélago de las Espóradas, el sábado por la tarde, en un avión perteneciente a la fuerza aérea marroquí, ha sido recogida por la prensa griega. Del aeropuerto se dirigieron a un lujoso hotel en Koukounaries en el que las medidas de seguridad habían sido reforzadas para garantizar la privacidad de la estancia de madre e hijo. La familia real marroquí posee una lujosa residencia en la isla de Ceos, también en el Egeo, adquirida en 2017 por 3,8 millones de euros a petición de Lalla Salma aunque ahora no la aproveche durante sus estancias veraniegas.

Dos imágenes de Mohamed VI tomadas el último fin de semana de junio en la costa de Tetuán.
Dos imágenes de Mohamed VI tomadas el último fin de semana de junio en la costa de Tetuán.

El exesposo, Mohamed VI, de 55 años, inició, como de costumbre, sus vacaciones de verano en la costa tetuaní, sobre todo en Rincón, cerca de Ceuta, donde posee una residencia al borde del mar. Allí llegó el último fin de semana de junio después de haber renunciado a última hora y por sorpresa a inaugurar, el 28 de junio, la ampliación del puerto de Tánger Med II, la mayor obra de infraestructura de su reinado. Delegó en el último momento en Moulay Hassan, el príncipe heredero. El palacio real no dio ninguna explicación.

[LEA MÁS: Mohamed VI y su llamativa ausencia en la inauguración de la mayor obra de su reinado]

El año pasado el monarca alauí navegó, junto a amigos y familiares, durante un par de semanas de agosto, entre Tánger y Alhucemas, en el yate Al Lusial, perteneciente al emir de Qatar, Tamin bin Hamad al Zani, que le acompañó unos días antes de regresar a su país. La vigilancia ejercida en esos días por la Marina Real y la Gendarmería provocó una brusca caída de la inmigración irregular de Marruecos a España. Este año el soberano lo hará probablemente a bordo de su nuevo velero, el Badis I, de 70 metros de eslora, uno de los diez más grandes del mundo.

Una imagen del Badis (antes Sybaris), construido por la firma italiana Perini Navi. (Perini Navi)
Una imagen del Badis (antes Sybaris), construido por la firma italiana Perini Navi. (Perini Navi)

El barco, que fue primero bautizado con el nombre de The Sybaris, tuvo por dueño al millonario estadounidense Bill Ducker, que lo quiso vender por 88 millones de euros. El semanario 'Tel Quel' de Casablanca da, sin embargo, a entender que al final ha sido regalado a Mohamed VI aunque no precisa por quién. El monarca ya poseía otro velero, más pequeño, El Boughaz 1.

[LEA MÁS: Mohamed VI y Lalla Salma, un divorcio anunciado (con campaña de desprestigio]

Lalla Salma y Mohamed VI se divorciaron en marzo de 2018, una información que nunca fue anunciada por el palacio real marroquí –la boda 16 años antes sí lo fue–, pero que sí fue filtrada al semanario español '¡Hola!'. Cuatro meses después la exesposa pudo, pese a todo, regresar de vacaciones a Grecia acompañada por sus dos hijos y un pelotón de guardaespaldas. De ahí voló a Niza (Francia), donde prolongó su descanso y desde donde hizo una excusión a la vecina Portofino (Italia). Allí fue vista por la periodista marroquí de televisión Mariam Said, que se apresuró en contarlo en las redes sociales, pero sin publicar ni una foto.

La princesa Lalla Salma, en un acto institucional. (Cordon Press)
La princesa Lalla Salma, en un acto institucional. (Cordon Press)

Tampoco hay imágenes de las pocas salidas que hace Lalla Salma con sus hijos en Marruecos. Hubo que esperar a que transcurrieran trece meses del anuncio del divorcio para que un diario digital marroquí, 'Rue 20', publicara unas fotografías de mala calidad en las que la exesposa aparecía cenando al aire libre con su hija y con unas amigas de la pequeña en la célebre plaza Jemaa el Fna de Marrakech.

Días después Lalla Salma fue de nuevo fotografiada, esa vez visitando un centro oncológico en Beni Mellal, en el centro de Marruecos, acompañada por médicos y enfermeras. La Fundación Lalla Salma de lucha contra el cáncer, que preside la princesa, firmó un convenio de colaboración con este centro. La difusión de esta instantánea demuestra que, pese a todo, la princesa sigue desarrollando una actividad en su fundación aunque modesta y sin apenas visibilidad.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios