Sabemos dónde pasaron los Reyes eméritos la noche (juntos) en Sanxenxo
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Sabemos dónde pasaron los Reyes eméritos la noche (juntos) en Sanxenxo

El anfitrión fue Pedro Campos, patrón del Bribón, que forma parte del grupo de amigos incondicionales del Rey

Foto: El rey Juan Carlos y la reina Sofía. (EFE)
El rey Juan Carlos y la reina Sofía. (EFE)

La visita de la reina Sofía a Sanxenxo para participar como espectadora en la regata Trofeo Almirante Rodríguez Toubes, que se ha celebrado este fin de semana en la localidad gallega, ha marcado un antes y un después en el matrimonio real. Al menos públicamente. En el histórico de doña Sofía no figura ningún viaje ni desplazamiento fuera de las Baleares para ver regatear al monarca emérito. Ni tan siquiera lo ha hecho en el pasado ni en el presente para apoyar a su hijo cuando era Príncipe en las competiciones que no tenían la bahía de Palma como marco deportivo.

Y menos aún pasar estos días de regatas bajo el mismo techo que don Juan Carlos en una casa particular en vez de un hotel. El anfitrión fue Pedro Campos, patrón del Bribón, que forma parte del grupo de amigos incondicionales del Rey. Vive en un chalet en una urbanización de las afueras de Sanxenxo nada ostentoso y lugar habitual para las celebraciones de la numerosa familia de Campos. La casa es grande y nunca hubo que hacer ninguna remodelación para las visitas habituales de don Juan Carlos ni adecuar la vivienda a sus necesidades cuando tuvo problemas de movilidad. La infanta Elena también se alojó en el chalet.

Los Reyes eméritos y la infanta Elena en Sanxenxo. (EFE)
Los Reyes eméritos y la infanta Elena en Sanxenxo. (EFE)

Esta decisión ha sido una puesta en escena perfecta para mostrar la nueva relación de los Reyes eméritos, que no han coincidido en un acto que no fuera institucional desde hace años. La Reina no acudió a la finca del empresario Pedro Trapote en Aranjuez el día de San Juan para celebrar el santo de su marido. Sí estuvo (como siempre) la infanta Elena, que desde hace tiempo es la mejor compañera de agenda de su padre.

El matrimonio real y la duquesa de Lugo llegaron el viernes para presidir la cena de gala con motivo de la llegada del buque escuela Juan Sebastián Elcano, que después de un año de travesía atracó primero en la playa de Silgar y el domingo en la Escuela de Marín. Este martes, el rey Felipe presidirá la entrega de despachos a los nuevos guardiamarinas. En 1987 el Príncipe de Asturias, con 19 años, embarcó por primera vez junto a 318 compañeros para seguir durante seis meses la instrucción naval.

El domingo, el Juan Sebastián Elcano con la reina doña Sofía a bordo llegó a Marín, donde familiares de los guardiamarinas la recibieron con grandes muestras de cariño. La Reina rememoró esa mañana la misma alegría con la que recibió a su hijo Felipe hace treinta y dos años, después de ese medio año que permaneció embarcado dando la vuelta al mundo. Al comienzo de la travesía, las recomendaciones al joven Príncipe de sus padres fueron muy diferentes. Don Juan Carlos, como jefe del Estado, le dijo: “Pórtate como un verdadero guardiamarina"; doña Sofía, por su parte, le rogó: "Llámanos y escríbenos".

La reina Sofía, a bordo del barco Juan Sebastián Elcano. (EFE)
La reina Sofía, a bordo del barco Juan Sebastián Elcano. (EFE)
Rey Don Juan Carlos Reina Sofía
El redactor recomienda