Logo El Confidencial
EN EL PUNTO DE MIRA

Las sorprendentes visitas (en vaqueros) de Haya de Jordania a Barcelona

La princesa refugiada en Londres tras huir de su esposo, el emir de Dubái, es una enamorada de nuestro país, donde guarda buenas amistades

Foto:  Haya de Jordania. (Cordon Press)
Haya de Jordania. (Cordon Press)

Haya de Jordania ha pasado en unas semanas de ser prácticamente una desconocida a convertirse en el personaje del momento. Emparentada con la familia real de Jordania y esposa del emir de Dubái, su huida a Londres con sus dos hijos –y con unos supuestos 35 millones de euros en la maleta– y el previsible inicio de los trámites de divorcio se han convertido en una de las cuestiones más glosadas por la prensa internacional por las implicaciones incluso geopolíticas que tiene este movimiento de la cuñada de Rania.

En medio de las noticias que llegan desde Londres y las del lavado de cara que desde el emirato pretenden hacer del emir Mohamed bin Rachid Al Maktoum, nos encontramos con unas curiosas palabras de Pilar Eyre en 'Lecturas' sobre la protagonista de esta historia.

El emir de Dubái con su esposa en segundo plano. (Getty)
El emir de Dubái con su esposa en segundo plano. (Getty)

La periodista asegura que ha sido testigo de las escapadas de la princesa al Club de Polo de Barcelona para participar en concursos hípicos. La describe como “bajita y con un cutis maravilloso” y asegura también que “fuma y viste vaqueros”.

[Leer más: Haya de Jordania, en sus propias palabras: su dura infancia y la relación con su padre]

La princesa ha sido desde los años 90 una enamorada de nuestro país, al que ha hecho numerosas visitas y donde guarda buena amistad con Marta Ortega o Cayetano Martínez de Irujo. De hecho, fue en un evento ecuestre ecuestre en Jerez de la Frontera donde conoció en 2002 a su todavía esposo.

Haya de Jordania, en una imagen de archivo. (Getty)
Haya de Jordania, en una imagen de archivo. (Getty)

Mientras, en la prensa inglesa ha empezado a asomar la artillería y los argumentos de unos y otros se desmenuzan sin compasión. Se ha escrito que la princesa jordana salió del emirato después de que su marido se mostrara especialmente preocupado (un eufemismo de celoso) ante la creciente amistad de su esposa y un guardaespaldas de origen británico y que teme por su vida.

[LEER MÁS: La misteriosa finca extremeña del emir de Dubái, en la picota tras la huida de Haya]

Tanto la princesa como el emir son amigos personales de la reina Isabel, lo que propicia los temores de que Su Majestad se vea salpicada de alguna manera en el que promete ser uno de los divorcios más complejos y, posiblemente, millonarios de la historia reciente, dado que al emir se le atribuye una fortuna de 8.025 millones de euros.

La baronesa Shackleton de Belgravia, a la que la hija del rey Hussein de Jordania ha contratado como letrada en el juicio de divorcio que arrancará el 30 de julio en la sala de familia del Alto Tribunal de Londres, será la encargada de litigar por la custodia de los dos hijos de Haya. El emir, por su parte, ha recurrido a otra abogada de prestigio, Helen Ward, la que llevó, entre otros, el divorcio del director de cine Guy Ritchie con la cantante Madonna. Se prevé que esta alegue ante los jueces londinenses que la princesa abandonó el domicilio familiar y, quizás, que fue infiel a su esposo.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios