Logo El Confidencial
REYES DE MALASIA

El divorcio (unilateral) de Mohamed V y la miss rusa por la que renunció al trono

Un mes después del nacimiento de su primer hijo, el sultán de Kelantán ha decidido divorciarse de Oksana, aunque por el procedimiento elegido, ella aún no se ha dado por aludida

Foto: Mohamed V con Oksana Voevodina. (@rihanapetra)
Mohamed V con Oksana Voevodina. (@rihanapetra)
Autor
Tiempo de lectura3 min

La historia de amor del que era sultán de Kelantán y rey de Malasia con Miss Moscú 2015 fue cuestionada casi desde sus inicios. Se unían la belleza de ella a la riqueza y poder de él, pero les separaban 24 años. Oksana Voevodina y Mohamed V se casaron en la capital rusa en noviembre, en una fastuoso enlace en el que sirvieron comida halal, aceptada por la ley islámica -religión que él profesa- y no hubo alcohol. Ella cerró sus anteriores redes sociales, en las que promocionaba su trabajo como modelo, se convirtió al islam y cambió de nombre, para que su nueva denominación fuera acorde con las creencias del país.

Tanto creían uno y otro en su amor que incluso Mohamed V decidió renunciar al trono de Malasia el pasado enero después de publicarse unas imágenes de ella, correspondientes a la época en la que participaba en un reality show. Algo normal en otros países pero no allí, donde impera la ley islámica con algunos sectores muy radicales. Mohamed V abdicaba dos años antes de lo que le hubiera correspondido, ya que se trata de una monarquía rotativa. Apostaban así por una historia de amor que empezaba en 2017 y que confiaban en que sería eterna.

Mohamed V y Rihana Oksana Gorbatenko.  (Instagram: @rihanapetra)
Mohamed V y Rihana Oksana Gorbatenko. (Instagram: @rihanapetra)


Pero no. El pasado 22 de junio, solo un mes después del nacimiento de Ismail Leon, el primer hijo de la pareja, se solicitaba el divorcio a un tribunal, haciéndose efectivo nueve días después al pasarse por el registro. Un divorcio que, según se puede leer en el documento, se ha llevado a cabo por lo que se conoce como el triple talaq, una forma de disolver un matrimonio permitida para el hombre por la ley islámica: el marido solo necesita pronunicar tres veces la palabra 'talaq' -divorcio- para poder abandonar a su mujer. Una decisión unilateral e irrevocable de la que parece que Oksana no se ha dado por aludida.

Y es que algo no cuadra. Y no solo porque el abogado de la rusa haya dicho que no han recibido ninguna notificación ni documentación, sino porque ella misma abría un nuevo perfil de Instagram el pasado 3 de junio. Y todo lo que ha compartido hasta ahora han sido fotos familiares y declaraciones de amor, incluso en publicaciones posteriores al 22 de junio, fecha del divorcio. En ellas ha contado hasta cómo comenzó su historia de amor y cómo se convirtió en su mujer. Ni rastro del divorcio o de que la pareja esté separada. Es más, algunas de sus fotos están ubicadas en Kuala Lumpur. Aunque esto se puede hacer desde cualquier parte del mundo y podría ser una maniobra de despiste.

El abogado de Rihana Oksana ha confirmado que la exmodelo está con su bebé en Rusia, cerca de la casa de sus padres, en un refugio en el campo pagado por Mohamed V, quien tiene intención de proveer a su exesposa y su hijo de todo lo que necesiten, tal y como cuentan algunos medios malayos. Lo que no está en absoluto claras son las causas que le han llevado a tomar esta decisión tan repentina, aunque el abogado de la rusa apunta a que podría deberse a las intrigas políticas del país. El letrado también ha afirmado que Oksana "se casó para siempre y sigue casada", además de que está "profundamente enamorada del rey".

Mohamed V y Rihana Oksana el día de su boda. (instagram: @rihanapetra)
Mohamed V y Rihana Oksana el día de su boda. (instagram: @rihanapetra)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios