Logo El Confidencial
MÓNACO

Los 20 años de Alexandra: la princesa de Hannover y la olvidada de los Grimaldi

La única hija de Ernesto de Hannover y Carolina de Mónaco estrena la veintena enamorada, pero sin apenas relación con su padre, siguiendo así el camino de sus hermanos Ernesto y Christian

Foto: Alexandra de Hannover en una imagen de archivo. (Getty)
Alexandra de Hannover en una imagen de archivo. (Getty)

Este sábado, la princesa Alexandra de Mónaco cumple 20 años. O lo que es lo mismo, la única hija que nació fruto del matrimonio, aún en vigor, de Carolina de Mónaco con Ernesto de Hannover. Y da la bienvenida a la veintena siendo la única princesa de los cuatro hijos de Carolina y, por tanto, la única con tratamiento de alteza real. Un título que se debe a su parentesco con la casa Hannover, por el que además se encontraba en la línea de sucesión al trono del Reino Unido, al que renunció tras abrazar hace unos meses la fe católica.

Alexandra nacía un 19 de julio de 1999, solo seis meses después de la boda de sus padres, que tuvo lugar en la más estricta intimidad en el Palacio Grimaldi y de la que se informó a través de un escueto comunicado. Era la tercera boda de ella, la segunda de él. Y aunque la relación no había estado exenta de polémica -por el carácter conflictivo de Ernesto y sus conocidos problemas con el alcohol-, se casaban felices y convencidos de que sería para siempre. Y de momento siguen casados, aunque llevan casi diez años sin ser un matrimonio a efectos prácticos.

Carolina y Ernesto junto a Alexandra en 2002. (Getty)
Carolina y Ernesto junto a Alexandra en 2002. (Getty)

Y no sabemos si precisamente Ernesto de Hannover felicitará a su hija por su cumpleaños. Se ha hablado mucho del conflicto con su hijo mayor, heredero del título, y parece que Alexandra va a seguir el mismo camino. Un castillo perteneciente al patrimonio familiar fue el punto de discordia entre padre e hijo. Desde entonces, la relación es nula y los cruces de acusaciones entre ellos han sido graves. Con Christian, el pequeño, la relación parecía algo mejor. De hecho, Ernesto estuvo invitado a su boda con Alessandra de Osma en Lima. Pero desde entonces tampoco la relación paternofilial ha sido muy fluida.

Y Alessandra parece haber cerrado filas en torno a sus hermanos, puesto que son varias las ocasiones en las que se ha visto con Ernesto y Ekaterina o con Christian y Alessandra. En cambio, la última vez que se tiene constancia de que coincidiera con su padre, fue precisamente, en la boda de estos últimos, hace ya un año y medio. Son frecuentes sus apariciones públicas también junto a los Grimaldi, por lo que parece que con el único con el que no tiene un trato continuo es con su progenitor, del que los medios alemanes afirman que está enfermo y más solo que nunca.

Alexandra celebrando su 19 cumpleaños junto a sus hermanos Carlota, Andrea y Christian. (Cordon Press)
Alexandra celebrando su 19 cumpleaños junto a sus hermanos Carlota, Andrea y Christian. (Cordon Press)


Alexandra ha crecido con tres grandes referentes de belleza: su abuela, Grace Kelly; su madre, Carolina de Mónaco; y su hermana, Carlota Casiraghi. Y nunca las comparaciones han sido tan odiosas, puesto que las tres suelen ser etiquetadas como paradigmas del glamour. Y es que la joven aún no termina de encontrar su estilo. De hecho, han sido varias ya las ocasiones en las que ha lucido prendas rescatadas del armario de su madre o su hermana, pero sin el mismo éxito. Quizá por eso no es el centro de atención en las grandes citas de la familia, como el Baile de la Rosa, en el que debutaba hace unos años y del que ha sido incondicional desde entonces.

Tampoco su vida privada ha suscitado el mismo interés para la prensa que, por ejemplo, la de su hermana, cuyos romances han ocupado grandes portadas de las principales publicaciones europas. Aunque sin tanto entusiasmo, los medios sí se han hecho eco de su primera historia de amor. Desde marzo de 2017, sale con el joven alemán Ben-Sylvester Strautman, hijo de dos banqueros multimillonarios. La relación está tan consolidada que el chico ha sido el acompañante de Alexandra en los dos últimos Bailes de la Rosa, el escaparate en el que quedan claras, cada año, todas las relaciones familiares.

Alexandra de Hannover y Ben-Sylvester Strautman en el Baile de la Rosa. (Cordon Press)
Alexandra de Hannover y Ben-Sylvester Strautman en el Baile de la Rosa. (Cordon Press)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios