Logo El Confidencial
CASA REAL BRITÁNICA

No preguntar por Archie, no acariciar a los perros...: las prohibiciones a los vecinos de Meghan y Harry

También se les ha pedido que no entablen conversación con la pareja.

Foto: Meghan y Harry junto a su hijo Archie en el día del bautizo de este. (EFE)
Meghan y Harry junto a su hijo Archie en el día del bautizo de este. (EFE)

Los Sussex ya se han mudado a su nuevo hogar, Frogmore Cottage, tras realizar una reforma con la que han pretendido que su vida allí pueda transcurrir de la manera más privada posible.

[LEER MÁS: Harry y Meghan: todos los porqués detrás de las fotos oficiales del bautizo]

El empeño por salvaguardar con gran celo su intimidad, es conocido por todos y ha quedado claro en varias ocasiones, con decisiones que no han estado exentas de polémica y que han sido criticadas por muchos ciudadanos a los que les gustaría conocer más detalles sobre la pareja y su hijo que, mientras que los Sussex desean, sin embargo, ocultar al público.

Parece que su temor por no poder vivir tranquilos en su nuevo hogar continúa. Varios medios británicos afirman que algunos vecinos de Meghan y Harry acudieron a una reunión residencial y que en la misma, un miembro del personal de la finca de los duques ofreció una serie de indicaciones a las personas que van a vivir cerca del hijo y la nuera del príncipe Carlos de Inglaterra.

Según parece, en la lista de las indicaciones de lo que no deben hacer, se encuentran detalles como no acariciar a los dos perros de Meghan y Harry en caso de que se los encuentren. También se les ha pedido que no entablen conversación con la pareja.

Meghan y Harry. (Reuters)
Meghan y Harry. (Reuters)

Estas dos indicaciones han llamado la atención de algunos expertos reales, como es el caso de Ingrid Seward, quien ha declarado a The Sun: "Es extraño porque solo son buenos modales entablar una conversación placentera con tu vecino. Es una cosa británica muy normal decir "buenos días" y darle una palmadita a un perro". "La reina siempre habla con los vecinos e incluso toma té con la gente de la finca, ya que ella es muy amigable con ellos. El "no acariciar al perro" es particularmente extraño". "Tal vez Harry no quiere que la gente se acerque a ellos y que use a sus perros como una excusa para hablar".

Meghan y Harry. (Reuters)
Meghan y Harry. (Reuters)

Algunas fuentes han indicado a Daily Mail que no se trata de que los Sussex hayan enviado a alguien de su personal con solicitudes pedidas por ellos. Lo ocurrido es más bien obra de algún miembro del personal de la finca con buenas intenciones que tan solo ha tratado de orientar a los vecinos.

Entre los residentes que viven cerca de la pareja real en el estado de Windsor se encuentra un gran número de personas pertenecientes al personal de Casa Real, funcionarios y empleados de Crown Estate que saben muy bien cómo deben comportarse con un royal.

[LEA MÁS: Lo que entristeció al príncipe Harry de pequeño y que hoy debe agradecer]

Otras de las indicaciones que se ha hecho a los vecinos es que no pregunten por Archie ni se ofrezcan a cuidar del bebé o de los perros.

Por último, el buzón de correo de Frogmore Cottage tampoco debe ser utilizado nunca por nadie para enviar cualquier tipo de mensaje a los Sussex.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios