Logo El Confidencial
PRINCIPADO DE MÓNACO

Las lágrimas de Marie Chevallier al llegar a la catedral para casarse con Louis Ducruet

Ataviada ya con su vestido de novia, en las imágenes vemos a la nuera de la princesa Estefanía de lo más emocionada, secándose en todo momento las lágrimas de alegría

Foto: Marie Chevallier rumbo a la catedral de Mónaco. (Cordon Press)
Marie Chevallier rumbo a la catedral de Mónaco. (Cordon Press)

La boda de Louis Ducruet y Marie Chevellier ha estado llena de hermetismo, y uno de los grandes secrertos era a qué hora empezaba el enlace religioso, celebrado este sábado en la catedral de Mónaco. Finalmente, la ceremonia ha dado comienzo a las 18:00 horas. Unos minutos antes, la novia realizaba el breve trayecto que separa el Palacio Grimaldi, donde se ha vestido y preparado para su gran día, de la catedral. En el asiento delantero iba su hermano y padrino.

Y ha sido en ese momento cuando los fotógrafos han podido realizar las escasas fotografías que tenemos del enlace -que no sean las oficiales-. En ellas aparece Marie subida en un coche antiguo de color verde. Ataviada ya con su vestido de novia, vemos a la nuera de la princesa Estefanía de lo más emocionada, secándose en todo momento las lágrimas de alegría -y quizás tambien tristeza por no tener junto a ella a su padre, que murió en 2016-.

(Cordon Press)
(Cordon Press)

También se intuye en las imágenes uno de los secretos mejor guardados: el vestido de la novia. Y es que aunque ya sabíamos que la encargada de diseñarlo ha sido su cuñada, Pauline Ducruet, no teníamos ni idea de cómo era. Se trata de un espectacular vestido con cola de dos metros y con escote barco creado en zagar y chantilly, con delicados bordados en el cuerpo y los bajos, para los que se han empleado más de 300 horas de trabajo.

Marie tiene tan buena relación con las hermanas de Louis que le pidió a Pauline que diseñara el vestido para la ceremonia religiosa. Y la joven recurrió a Atelier Boisanger, un taller parisino que diseña vestidos de novia hechos a medida. Pauline solicitó su ayuda para diseñar el vestido de su cuñada, un encargo que por supuesto la diseñadora no dudó en aceptar.

(Cordon Press)
(Cordon Press)

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios