Logo El Confidencial
SOFISTICADA Y ELEGANTE

Marie-Chantal Miller abre las puertas de su casa y desvela todos sus secretos

La mujer de Pablo de Grecia protagoniza un espectacular reportaje en la revista 'AD', a la que le ha contado todos los detalles de cómo decoraron su hogar en Nueva York

Foto:  Marie-Chantal Miller, en una imagen de archivo. (Getty)
Marie-Chantal Miller, en una imagen de archivo. (Getty)

Aunque Marie-Chantal Miller no tiene secretos para sus seguidores en Instagram y ha mostrado todas las facetas de su vida cotidiana lo largo de los años, cobra especial relevancia el reportaje que ha concedido a la revista 'AD', a la que ha desvelado todos los detalles de cómo ha transformado el que ahora es su hogar en Nueva York.

Ahora la heredera del imperio de los 'duty-free' de su padre, Robert Warren Miller, ha contado la historia de esta mansión construida en 1913, en la que se instaló después de haber estudiado en la New York Academy of Art, poco antes de conocer en una cita a ciegas al que acabaría convirtiéndose en su marido.

Sus padres habían hecho un sensacional trabajo de restauración gracias al decorador Renzo Mongiardino, quien dio prioridad a los pesados muebles de madera, y una de las habitaciones ni siquiera tenía luz, se iluminaba con velas, lo que subrayaba el carácter 'retro' de la vivienda: "Lo llamábamos la edad oscura porque no había luz", ha manifestado Marie-Chantal, quien, al margen de su fortuna personal, dedica gran parte de su tiempo a su firma de moda para niños que lleva su propio nombre.

Hace unos años, Pablo y Marie-Chantal decidieron cambiar de casa y dejar su mansión londinense del siglo XVIII, así que no les hizo falta pensarlo demasiado, ya que la casa de la que hablamos se encontraba vacía. Aunque seguía conservando el aire espectacular que habían dejado sus padres, no se adaptaba a sus necesidades de ese momento. Así que, en términos de la empresaria, tuvieron que "refrescarla". O lo que podemos traducir como dotarla de las comodidades contemporáneas para una familia numerosa como la suya, ya que tienen cinco hijos.

Para tan compleja labor, Marie-Chantal recurrió a otro prestigioso decorador, François Catroux, a quien conocía desde su infancia y que ha dejado su impronta en propiedades inmobiliarias de los millonarios Guy y Marie-Hélène de Rothschild o el magnate de Hollywood y de la industria musical David Geffen. "Le conocí cuando tenía ocho años. Catroux tiene mucho instinto y elegancia y es encandador. A través de los años nos hemos hecho grandes amigos. Ahora con los decoradores tienes anticipos, agendas, fechas de entrega... Con él no ha sido así, para nada. Ha sido una manera muy agradable de montar un hogar. Tiene un estilo específico que siempre me ha gustado", le ha confesado a Jane Keltner de Valle, autora del reportaje.

Ver esta publicación en Instagram

24 years today with this ⭐️

Una publicación compartida de Marie-Chantal of Greece (@mariechantal22) el

Respecto a la transformación que ha sufrido la casa, subraya que han mantenido la cantería, las molduras y el panelado, pero se han quitado los revestimientos dorados de cuero de las paredes, los pesados cortinones y y los sofás de terciopelo rojo, que fueron denostados y llevados a un guardamuebles por si se les encuentra una nueva utilidad en el futuro. Ahora son otros los tonos que predominan en el hogar de Pablo y Marie-Chantal: blanco, gris y marrón cubren las paredes.

"Muchos de los fans de Mongiardino se van a enfadar. Mi madre siempre estaba experimentando con el diseño y he tenido muchos estampados en mi vida. Ahora quería opciones más neutras", admite la empresaria, quien realizó toda una tarea previa desde Londres antes de mudarse a Nueva York.

En efecto, Marie-Chantal y Catroux eligieron los enseres que querían trasladar desde Londres, sobre todo las obras de arte, firmadas por grandes genios como Jean-Michel Basquiat, Damien Hirst o Rob Pruitt, entre otros. Sin olvidar sus Warhol, que se remontan a cuando ella trabajaba como becaria suya y el artista le pidió que posara para él. Cuando el pintor mandó la factura a los Miller, sus padres casi la desheredan, como cuenta con humor en el reportaje.

Marie-Chantal tiene su vista puesta ahora en el mercado americano para expandir su negocio, que ya ha triunfado en el Reino Unido. Pero hasta que encuentre un nuevo lugar, una de las estancias de la casa es utilizada como 'show-room' de sus creaciones, que previsiblemente venderá próximamente en una nueva tienda en la ciudad de los rascacielos, un proyecto que aún no se ha concretado.

Otro de los lugares clave de su hogar es el comedor, en el que le gusta ejercer de anfitriona: "Me gusta serlo como hacen los italianos. Puedes estar en el más bello 'palazzo' y tendrán cestas con pan, queso, carne y crudités, y boles con pasta. No tienes que servir caviar todo el rato".

Las habitaciones de sus hijos están en las dos plantas superiores y han sido decoradas por Michael S. Smith, ya que Catroux no tenía interés alguno en encargarse de esa labor.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios