Logo El Confidencial
NUEVA ALARMA

Máxima preocupación en Japón: la emperatriz Michiko tiene cáncer de mama

La Agencia de la Casa Imperial ha confirmado que la emperatriz emérita padece cáncer en uno de sus senos, aunque se ha detectado en fase temprana y no será operada de urgencia

Foto: Akihito y Michiko, en una imagen de archivo. (Reuters)
Akihito y Michiko, en una imagen de archivo. (Reuters)

Nueva alerta en Japón por el estado de salud de la emperatriz emérita Michiko, que lleva unos meses sufriendo ciertos achaques que preocupan, y mucho, a los ciudadanos, ya que una de las personas más veneradas del país. Según ha informado la Agencia de la Casa Imperial, la madre de Naruhito, actual emperador sufre cáncer de mama en uno de sus senos. Una anomalía que se descubrió gracias a una de las ecografías que le realizaron para un chequeo rutinario al que se sometió el pasado mes de julio.

Afortunadamente, ha sido detectado en una fase muy temprana, por lo que hay mucho espacio para el optimismo. De hecho, no hay aún fecha de operación, aunque se baraja el mes de septiembre para que pase por quirófano, no solo porque no se considera que haya que operar de forma urgente, sino porque además sus médicos han notado una sensible pérdida de peso en los últimos meses. Y esto, unido a sus últimos problemas de salud y su avanzada edad, hace que hayan preferido no operarla de momento hasta que no tenga las fuerzas suficientes para poder resistir una anestesia y todo lo que conlleva una intervención quirúrgica.

La empreratriz emérita Michiko, en una imagen de archivo. (Reuters)
La empreratriz emérita Michiko, en una imagen de archivo. (Reuters)

Ya en junio, cuando se informó de los problemas de corazón que padecía la emperatriz emérita, se le recomendó llevar una vida más tranquila, algo que tenía muy fácil, dado que su marido, el hasta entonces emperador Akihito, había dejado el trono en manos de su hijo dos meses antes. Pero su carácter impedía a Michiko estarse quieta en palacio y dedicarse a la vida contemplativa. Ni anuló entonces sus compromisos más próximos ni lo va a hacer ahora, por lo que sigue en pie la visita programada para finales de mes a Karuizawa, en el centro de Japón -donde conoció a Akihito hace más de medio siglo- y el complejo de aguas termales de Kusatsu, como parte de sus vacaciones anuales.

Lo cierto es que Michiko ha convivido desde muy joven con los problemas de salud. Además de este nuevo contratiempo y de los mencionados problemas de corazón, también tuvo que ser operada en junio de cataratas. Pero también son conocidos sus muchos problemas gastrointestinales o la isquemia de miocardio que sufrió en 2015. La ansiedad y el estrés también le afectaron gravemente en dos épocas de su vida cuando, primero en 1960 y después en 1993, perdió la voz durante meses. Una afección que se achacó a la presión de los medios de comunicación y de su suegra, la emperatriz Kojun, quien se opuso desde el principio al matrimonio de su hijo con Michiko. Por eso, la noticia sobre este cáncer ha hecho que cunda la preocupación por la que es una de las personas más queridas del país.

Michiko y Arihito en la ceremonia de abdicación. (Reuters)
Michiko y Arihito en la ceremonia de abdicación. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios