Logo El Confidencial
FESTIVAL STARLITE

Lo que hizo el novio de Marta Luisa de Noruega en casa de Antonio Banderas

El chamán Darek Vurret estuvo "muy amable" con todo el mundo y se dedicó a ejercer su profesión de una singular manera

Foto: Sandra García-Sanjuán, Marta Luisa de Noruega y Antonio Banderas.(Starlite)
Sandra García-Sanjuán, Marta Luisa de Noruega y Antonio Banderas.(Starlite)

Si hubiera que dar el título de personaje mediático en la gala solidaria 'Starlite' de este verano no hay duda que sería para el novio de Marta Luisa de Noruega se llevaría la medalla de oro. Y no por ser pareja de la que podría haber sido en el futuro reina nórdica (prevalecía la ley sálica cuando nació su hermano menor), sino por todo lo que ha rodeado a este singular caballero desde que se supo de su existencia. Tiene 44 años, de profesión chamán y cuidador de almas (que así se autodefine laboralmente) y una expareja despechada hizo declaraciones en las que le tachaba de arribista e interesado. Esta cualidad espiritual es la que atrajo a la princesa, que no dudó en presentarlo en sociedad primero en mayo pasado y este verano en Marbella, donde causaron sensación.

Durek Varret no tuvo inconveniente en ejercer su profesión de una manera gratuita al día siguiente de la cena, en la casa de Antonio Banderas. El actor invitó a muchos de los VIP que habían participado en la gala solidaria con una reunión festiva en su villa que incluía baños en la piscina y almuerzo informal. Algunos de los invitados se llevaron a los hijos porque la invitación era de unidad familiar.

Y en ese marco domestico fue donde Varret se presentó como chamán oficial mientras su princesa se dedicaba a sonreír y mirar con embeleso a su "cuidador de alma". Como buen conocedor de la psicología humana, y sobre todo con vistas a captar posible clientela, el chamán realizó limpiezas espirituales al que quisiera.

Una de las invitadas, mujer profesional y con poca confianza en las conexiones cósmicas y más en el trabajo diario, contaba a Vanitatis su experiencia con Varret: "Me tomó la muñeca y me dio unos golpecitos en el brazo de arriba abajo. El mensaje que me dio era muy obvio. Mucha tensión por el trabajo, cierto agobio pero con futuro esperanzador. Nada que no hubiera podido decir yo si me dedicara a lo que él se dedica".

"No sé si es un charlatán", continúa esta fuente, "pero sí puedo decir que es un hombre muy educado, amable y acostumbrado a tratar con la gente. Me contó que tiene intención de vivir con la princesa en Noruega, aunque seguirá viajando para atender a su clientela".

Esta "limpieza" se hizo extensiva a otros invitados que resultaron menos escépticos que la empresaria madrileña.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios