Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BELGA

Amadeo de Bélgica y su esposa, padres de nuevo: ella es la nueva víctima de la ley sálica

Ana Astrid, la primera bisnieta de Alberto y Paola de Bélgica, tiene ahora tres años y nunca podrá ser jefa de la Casa de Habsburgo-Lorena por ser mujer

Foto: Amadeo y Lili Rosboch con Ana Astrid. (Getty)
Amadeo y Lili Rosboch con Ana Astrid. (Getty)

El pasado viernes, la familia real belga daba la bienvenida a un nuevo miembro. El príncipe Amadeo, primogénito de la princesa Astrid y sobrino mayor del rey Felipe, se convertía en padre por segunda vez junto a su esposa, la princesa Elisabetta.

"El príncipe Amadeo y la princesa Elisabetta tienen la gran alegría de anunciar el nacimiento de un niño, que vino al mundo el 6 de septiembre de 2019 a las 09:05 horas en el hospital Saint-Pierre de Bruselas. El niño pesa 3,3 kilos y mide 50 cm. Madre e hijo están bien", rezaba el comunicado publicado en las redes sociales por la Casa Real.

De momento, se desconoce el nombre del pequeño, el segundo hijo del matrimonio formado por el príncipe y la periodista italiana, familiarmente conocida como Lili, quienes ya tienen una niña.

Fue en mayo de 2016 cuando la pareja se estrenaba en la paternidad con la llegada de Ana Astrid, primera bisnieta de los reyes eméritos Alberto y Paola y primera nieta de la princesa Astrid. Tras su nacimiento, la Casa Real belga hizo pública una nueva ley sobre sucesión, en la que se declaraba que solo los nietos de reyes recibirán el título de príncipe o princesa; así que Ana Astrid se quedó sin él, al igual que ahora su hermano.

Boda de Amadeo y Lili. (EFE)
Boda de Amadeo y Lili. (EFE)

Sin embargo, los dos hermanos llevan otro título por parte de su abuelo paterno, Lorenzo, quien aparte de príncipe de Bélgica por matrimonio, es también por nacimiento archiduque de Austria-Este, príncipe imperial de Austria y príncipe real de Hungría y Bohemia.

El marido de Astrid y cuñado de Felipe y Matilde es el jefe de una rama menor de la Casa de Habsburgo-Lorena desde la muerte de su padre en 1996. Así que todos sus herederos llevan y llevarán el título de archiduque o archiduquesa de Austria-Este, sean hombres o mujeres.

Pero en el caso del liderazgo de los Habsburgo-Este, sí que es necesario que sea un hombre, pues siguen con la ley sálica, que discrimina a las mujeres. Así pues, cuando Lorenzo muera, Amadeo le sucederá y después su hijo recién nacido.

A pesar de ser mayor que su hermano varón, Ana Astrid, que se llama así por sus dos abuelas, no podrá ser nunca la jefa de la casa por el simple hecho de haber nacido mujer. Con tan solo tres años, la pequeña ya ha sido víctima de esta injusta ley.

La pareja con los padres de él, Astrid y Lorenzo. (EFE)
La pareja con los padres de él, Astrid y Lorenzo. (EFE)

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios