Logo El Confidencial
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Lo de la reina Letizia con los imperdibles viene de lejos: su historia de amor, al detalle

En su acto en el Teatro Real, la Reina tuvo que utilizar dos imperdibles para que no se le abriera el escote. Ya en su época como Princesa la vimos varias veces con este objeto

Foto: Doña Letizia. (Limited Pictures)
Doña Letizia. (Limited Pictures)

La gran anécdota de la inauguración del Teatro Real la protagonizó, involuntariamente, doña Letizia. La Reina apareció espectacular en su cita con la ópera, estrenando un vestidazo de estilo esmoquin en blanco firmado por Lola Li que le dio algún que otro problemilla. Y es que a pesar de que le sentaba como un guante y ya se ha convertido en uno de nuestros looks favoritos del año, el diseño se le abría en la zona del escote y tuvo que estar haciendo malabares para que no se le viera nada.

Una vez en el palco, pidió un par de imperdibles para intentar solucionar el problema y, voilà!, en unos minutos lucía perfecta y ya sin tener que estar agachando la mirada a cada minuto. Con un simple truco, la Reina consiguió olvidarse del vestido y centrarse en la obra que se representaba, 'Don Carlo', con este pequeño truquito. Y es que con tantos años ante las cámaras y tantos modelos lucidos, una ya tiene experiencia en este tipo de asuntos.

Los Reyes en el Teatro Real. (EFE)
Los Reyes en el Teatro Real. (EFE)

Además, la Reina es muy fan de los imperdibles. Y tenemos pruebas de ello. Durante una larga temporada, la entonces Princesa de Asturias no dudó en llevarlos a la vista de todos y no en un acto cualquiera, sino en las cenas de gala. La primera vez que la vimos con este 'complemento' fue en la cena de gala que los Reyes eméritos ofrecieron en junio de 2007 en honor del entonces presidente de México, Felipe Calderón, y su mujer.

Letizia, con el imperdible en la cena mexicana. (Getty)
Letizia, con el imperdible en la cena mexicana. (Getty)

Letizia, vestida de pies a cabeza en rosa fucsia, no dudó en ponerse un imperdible para sujetar la banda, concedida por el mandatario mexicano, a su vestido, algo que nunca había hecho la reina Sofía. Las críticas no tardaron en aparecer en los medios, pero la misma situación se repitió en la cena de gala ofrecida en honor al expresidente ruso Dimitri Medvédev en marzo de 2009. Para muchos era incomprensible que la entonces Princesa ni siquiera intentara disimular o esconder el imperdible.

Letizia, con el presidente ruso. (Getty)
Letizia, con el presidente ruso. (Getty)

Pero lejos de cambiar ese hábito, doña Letizia siguió con sus imperdibles, incluso en la cena con Nicolás Sarkozy y Carla Bruni un mes después. Aquella era una cita importante. Se veía cara a cara y vestida de gala con la modelo. Sin embargo, en vez de deslumbrar con un nuevo vestido y cuidar todos los detalles, echó mano de un Caprile remodelado por tercera vez y no faltó el imperdible sujetando la banda. Lo mismo sucedió en su encuentro con el presidente chileno, Sebastián Piñera, unos años después.

Normalmente, las bandas de las órdenes de honor se sujetan con alguno de los muchos broches que abundan en los joyeros reales. Así lo hizo toda su vida la reina Sofía y así lo está haciendo doña Letizia desde que es Reina. Desde la proclamación de Felipe VI jamás la habíamos vuelto a ver lucir un imperdible. Hasta ahora, que un escote rebelde la ha obligado a volver a la andadas.

La Reina, en su encuentro con Carla Bruni. (Getty)
La Reina, en su encuentro con Carla Bruni. (Getty)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios