Meghan Markle dice adiós al 'glamour' en Sudáfrica: su estudiada decisión (y el motivo)
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Meghan Markle dice adiós al 'glamour' en Sudáfrica: su estudiada decisión (y el motivo)

Si comparamos este 'tour' con el de Oceanía, veremos que la duquesa de Sussex ha gastado mucho menos en vestuario

Foto: Meghan Markle, en Sudáfrica. (Reuters)
Meghan Markle, en Sudáfrica. (Reuters)

Viajemos en el tiempo cerca de un año atrás. Tras la celebración de la boda de Eugenia de York, en la que la duquesa de Sussex desató todo tipo de rumores por su vestimenta, el príncipe Harry y Meghan Markle anunciaban públicamente que esperaban su primer hijo. Justo unos días después, ponían rumbo al que sería el primer tour para la exactriz. Oceanía fue el destino elegido por la pareja y la expectación máxima, ya que se juntaba el embarazo con el debut de la duquesa. Un cóctel ideal para los medios.

Meghan lo dio todo en esos dieciséis días, 78 compromisos oficiales y cuatro países. No solo con su participación, sino también con su maleta. La duquesa de Sussex lució un total de 123 prendas y 87 de ellas eran estrenos. Vanitatis realizó entonces un exhaustivo análisis para acercarse a la cifra que había gastado la esposa de Harry en ropa, complementos y joyas durante ese tour, y la cifra fue cuando menos sorprendente: 145.800 euros en dos semanas, es decir casi 9.200 euros al día.

Las críticas no se hicieron esperar, pero como suele suceder en estas ocasiones el tiempo cumplió con su misión y a las pocas semanas ya nadie se acordaba de aquello. Esta misma semana, la duquesa ha dado comienzo al que ha sido su segundo tour -su estancia en Marruecos se considera visita oficial, no gira-. Esta vez los duques se han ido a Sudáfrica acompañados además por Archie. Lo que demuestra que la vida puede cambiar mucho en un año, y parece que la duquesa y su forma de vestir también.

Meghan con su anillo turquesa. (Reuters)
Meghan con su anillo turquesa. (Reuters)

Nada queda de aquella Meghan despilfarradora que estrenó tantas y tantas piezas en Australia, Nueva Zelanda, Tonga y Fiji. En estos cuatro días que ha pasado en Ciudad del Cabo, la duquesa ha mostrado un perfil de lo más bajo, despidiéndose por completo del glamour. Incluso le ha dicho adiós -o hasta pronto- a su anillo de compromiso, ese con tres grandes diamantes, el central perteneciente a Lady Di.

Según han contado los periodistas que cubren allí el viaje, Meghan ha decidido quitárselo para dar una imagen de perfil bajo en un país con tantos problemas económicos. Y lo ha sustituido por un nuevo y discreto anillo con una turquesa y un pequeño diamante de Jennifer Meyer cuyo precio es de 228 euros. También ha estrenado los pendientes a juego con este anillo, cuyo precio es de 548 euros. Otros pendientes de Nina Bosch en forma de hoja de 24 euros forman el set de joyas (de estreno) que la duquesa ha llevado en Sudáfrica, de momento.

En cuestiones de vestuario, la duquesa ha lucido un total de siete looks, de los cuales cuatro son repetidos. Tanto el vestido azul camisero de Veronica Beard que le vimos el primer día para visitar el Six District Museum como el diseño de Martin Grant largo y con rayas verticales que llevó en la recepción del embajador sudafricano, así como el mono negro de Everlane que lució con las madres de la fundación Mothers2Mothers, ya se los habíamos visto con anterioridad. Además, el conjunto con la cazadora está formado con piezas que ella tenía ya antes de conocer a Harry.

Los looks repetidos de Meghan. (Reuters)
Los looks repetidos de Meghan. (Reuters)

La duquesa ha estrenado (solo contando ropa y complementos) un vestido con estampado en blanco y negro de Mayamiko (77 euros), un bolso de ante verde de Madewell (71 euros), un vestido largo verde de Staud (297 euros) y un vestido blanco y azul de Club Monaco (264 euros). En total, si sumamos esto a las joyas antes ya mencionadas tenemos la cifra de 1.509 euros.

Cabe recordar que en los quince días que estuvo en Oceanía desembolsó 145.800 euros en dos semanas, o 9.200 euros al día, por lo que aunque este tour lleve solo cuatro días, ya podemos asegurar que Meghan gastará mucho menos, aunque todavía nos quedan algunos días más de gira. El príncipe Harry se encuentra ahora en Botsuana, donde cumplirá con una agenda en solitario, al igual que en Angola y Malawi. El próximo martes regresará a Sudáfrica, a Johannesburgo, donde se reencontrará con Meghan y ella seguirá con más actos. Ahora, de momento, está descansando con Archie.

Parece que Meghan ha aprendido la lección y las constantes críticas que ha recibido, primero por sus gastos en ropa y últimamente por el caso de los jets privados, le han llevado a tomar esta inteligente decisión. La de brillar más por su trabajo que por su vestuario.

Los estilismos de estreno de Meghan. (Reuters)
Los estilismos de estreno de Meghan. (Reuters)

Meghan Markle
El redactor recomienda