Logo El Confidencial
FOR EVER DIANA

El chiste de Carlos de Inglaterra sobre Lady Di que dejó boquiabierto a un niño

La irrupción de Diana Spencer en la escena royal internacional fue como un terremoto. Siendo como era una joven apocada, supuso un revulsivo para la monarquía de todo el mundo

Foto: Carlos de Inglaterra y Lady Di, en la Expo '92. (Cordon Press)
Carlos de Inglaterra y Lady Di, en la Expo '92. (Cordon Press)
Autor
Tiempo de lectura2 min

La irrupción de Diana Spencer en la escena royal internacional fue como un terremoto. Siendo como era una joven apocada, su imagen, convertida después en icono internacional, supuso un revulsivo no solo para la monarquía inglesa, sino para el concepto que sobre los reyes tenía todo el mundo. Actualizó ese mensaje, lo naturalizó y lo humanizó.

Carlos siempre supo que no tenía nada que hacer con respecto a la fama de su mujer, esa batalla la tenía perdida. No había nada que él pudiera hacer que eclipsara la figura de su esposa, ni antes ni después del matrimonio. Ni siquiera tras la separación. Pero hubo un momento en el que esa situación se materializó: fue en su primera visita a Australia en 1983, en un momento en el que la popularidad de Diana era incontestable.

El príncipe y Lady Di, el día de su boda.
El príncipe y Lady Di, el día de su boda.

El truco de la mujer partida

En marzo de 1983, los príncipes de Gales comenzaron un viaje por Australia y Nueva Zelanda al que fueron acompañados por el pequeño Guillermo. Durante ese viaje, Carlos y Diana tuvieron oportunidad de acercarse a una multitud que les aclamaba con cada salida. Arthur Edwars, el fotógrafo de 'The Sun' por aquel entonces, recuerda algo que se repetía cada vez que el hijo de la reina Isabel II y su esposa caminaban entre la multitud: “La gente se arremolinaba para verles, y recuerdo que en la visita a Sídney iban andando dando un paseo cada uno por un lado. En el lado de Diana había unos 15 fotógrafos y en el de Carlos ninguno, así que el jefe de prensa de la Casa Real nos dijo si alguno podíamos cubrir a Carlos”.

Evidentemente era algo cuando menos peculiar, que el heredero a la Corona británica y futuro rey de Inglaterra fuera 'ninguneado' de una manera tan descarada. En un momento dado, Carlos bromeó sobre la fama de su esposa: “Todavía no he ideado una forma para poder cortar a mi mujer por la mitad y que pueda ir por los dos lados”, bromeó el heredero a sabiendas de que la gente quería ver a la mujer más famosa del momento.

La duquesa de Kent y Lady Di, en Wimbledon en el año 1981. (Getty)
La duquesa de Kent y Lady Di, en Wimbledon en el año 1981. (Getty)

Pero la broma definitiva, la que demuestra que Carlos no solo lo aceptaba sino que además se lo tomaba con humor (qué remedio), es lo le soltó a un niño que se había acercado para presenciar ese histórico momento. El fotógrafo de 'The Sun' lo recuerda así: “Un chiquillo se acercó y le dijo al príncipe: 'Ey, Carlos, ¿dónde está Diana?'. Y entonces él contestó: 'Hoy no viene, hijo. Pide que te devuelvan el dinero”.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios