Logo El Confidencial
REALES VEREDICTOS

Los precedentes de Harry y Meghan: Telma, Máxima y otras demandas judiciales

Del príncipe Guillermo y Kate Middleton a Alberto y Carolina de Mónaco: son muchos los royals europeos que han tomado medidas legales contra los medios, aunque con diferentes resultados

Foto: Los duques de Sussex, en Sudáfrica. (Reuters)
Los duques de Sussex, en Sudáfrica. (Reuters)

Las acciones judiciales tomadas por el príncipe Harry y Meghan Markle contra el 'Mail on Sunday' han supuesto todo un terremoto mediático en Reino Unido. Pero lo cierto es que no son los primeros miembros de la familia real que interponen una demanda contra una publicación, ni tampoco los primeros en la realeza europea. Los duques de Sussex tienen muchos y muy variados antecedentes.

Y no hay que irse muy lejos de Buckingham para acordarse de uno de los más sonados, ya que el príncipe Guillermo y Kate Middleton no dudaron en reclamar a la revista francesa 'Closer' cinco millones de euros por publicar unas fotografías de la duquesa de Cambridge en topless, alegando afrenta o complicidad contra la intimidad de su vida privada. En 2018, el Tribunal de Apelación de Versalles confirmó la condena a la publicación, que tuvo que indemnizarlos con 100.000 euros. Una cifra muy alejada de lo que pedían, pero que servía para sentar un precedente.

También Guillermo y Máxima de Holanda han recurrido a los tribunales para proteger su privacidad. En este caso, la de su hija Amalia. En 2014, el semanario 'Niewu Revu' publicó dos fotos de la princesa jugando al hockey, quebrantado el código de conducta impuesto por la Casa Real a la prensa gráfica. Un código que no es de obligado cumplimiento, pero cuya violación puede traer problemas para cubrir tanto su vida institucional como otros momentos más familiares. El Servicio de Información de la Casa Real fue el órgano encargado de interponer la demanda, que se resolvió a favor de Guillermo y Máxima. Los jueces entendieron que Amalia tiene derecho a su intimidad y esta había sido invadida. La indemnización fue más que simbólica, ya que la revista solo tuvo que pagar mil euros.

Posado veraniego de los reyes de Holanda con sus hijas. (EFE)
Posado veraniego de los reyes de Holanda con sus hijas. (EFE)

El rey Harald también ha tirado de letrados para intentar preservar su esfera privada. En 2013, demandó a la revista 'Se og Hor' por distintos reportajes que se publicaron durante ocho meses, incluyendo imágenes de los miembros de la familia real en bañador durante unas vacaciones privadas. Más que una condena, lo que se pretendía era que el Consejo de Periodistas de Noruega delimitase claramente el derecho a la privacidad, especialmente la de los más pequeños de la familia, incluyendo cuando se encontraran en lugares de acceso público.

Y aunque no tiene sangre real, la demanda que interpuso Telma Ortiz, hermana de la reina Letizia, contra más de 50 medios de comunicación de nuestro país fue más que sonada. Junto a su pareja por aquel entonces y padre de su hija, inició una batalla legal para evitar el acoso que decía sufrir las 24 horas del día por parte de los medios de comunicación, por el que incluso temía por su integridad física. La jueza que llevó el caso desestimó las medidas cautelares que solicitaban y les condenó a pagar las costas del juicio. Insatisfechos con el resultado, lo elevaron a la Audiencia Provincial de Toledo, que no revocó la anterior sentencia.

Telma Ortiz y Enrique Martín Llop llegando a los juzgados de Toledo. (Cordon Press)
Telma Ortiz y Enrique Martín Llop llegando a los juzgados de Toledo. (Cordon Press)

Pero si hay dos royals que se llevan la palma en el tema de las demandas, esos son Alberto y Carolina de Mónaco. Han sido muchas las acciones judiciales que ambos han tomado contra los medios de comunicación, especialmente ella, y con diferentes resultados. La hermana mayor de los Grimaldi denunció a dos publicaciones alemanas en 2002 y 2004 por unas fotografías en las que aparecía esquiando junto a Ernesto de Hannover. También en 2002 emprendió acciones legales contra la revista '7 Tage' por publicar las vacaciones de la pareja en Kenia. Dos casos que perdió, aunque elevó ambos al Tribunal de Estrasburgo, que tampoco le dio la razón. Mejor suerte corrió en la demanda presentada contra otras publicaciones alemanas por unas fotografías junto al actor Vincent Lindon, Ernesto de Hannover y sus hijos. En esta ocasión, el tribunal europeo falló a su favor, alegando que los jueces alemanes no habían protegido de forma efectiva su privacidad.

Alberto, por su parte, presentó en 2009 en Los Ángeles una demanda por calumnias contra el norteamericano Robert Eringer, quien afirmaba haber hecho tareas de espionaje entre 2002 y 2007 a petición suya. Antes, en 2005, había demandado a 'Bunte', una conocida revista del corazón de Alemania, por revelar la existencia de Alexandre, uno de sus hijos ilegítimos. Una petición que no le salió bien, ya que los jueces alemanes que llevaron la causa estimaron que, al ser el jefe de Estado de Mónaco, primaba el interés de la prensa por saber quién heredaría su fortuna y el trono.

Alberto y Carolina de Mónaco, en el Baile de la Rosa. (Reuters)
Alberto y Carolina de Mónaco, en el Baile de la Rosa. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios