Logo El Confidencial
FACETA HUMANITARIA

Guillermo y Kate rinden el homenaje definitivo a Lady Di en su viaje más emotivo

Los Cambridge han visitado el Shaukat Khanum Memorial Cancer Hospital, que fue fundado por el que ahora es primer ministro, Imran Khan, en memoria de su madre

Foto: Los duques de Cambridge, hoy en Lahore. (Reuters)
Los duques de Cambridge, hoy en Lahore. (Reuters)

Los Cambridge han visitado el Shaukat Khanum Memorial Cancer Hospital, que fue fundado por el que ahora es primer ministro, Imran Khan, en memoria de su madre, Shaukat, que falleció a consecuencia de un cáncer en 1984. Fue en esas duras circunstancias cuando el ahora primer ministro fue más consciente que nunca de la mala situación que vivían sus compatriotas cuando sufrían esa enfermedad, por lo que creó este hospital que la princesa de Gales visitó año y medio antes de morir, evidenciando, una vez más, su compromiso con los más desfavorecidos y una manera de gestionar su solidaridad que contribuyó a fortalecer el mito que es hoy en día. Y un espíritu que han heredado sus hijos, como ha quedado de manifiesto hoy en lo que puede considerarse un gran homenaje.

El centro médico, que abrió sus puertas en 1994, recibió la visita de Diana de Gales en febrero de 1997, unos meses antes de su muerte. En aquella ocasión estuvo acompañada por el propio Imran Khan y su segunda mujer, Jemima Goldsmith, gran amiga de la princesa, de quien está divorciado. Sus fotografías abrazando a un joven paciente de cáncer dieron la vuelta al mundo y se han convertido en unas de las más icónicas.

Diana de Gales, visitando el hospital el 22 de febrero de 1997. (Reuters)
Diana de Gales, visitando el hospital el 22 de febrero de 1997. (Reuters)

En el hospital se han producido hoy, 21 años más tarde, momentos especialmente emocionantes, sobre todo cuando han conocido a la niña Wafia Rehmani, de siete años, que tiene un tumor en un riñón -según ha desvelado Rebecca English, corresponsal de 'Daily Mail'-, quien ha ejercido de anfitriona desde su propia cama, en la que les ha invitado a una 'tea party' de juguete, luciendo una divertida tiara. La pequeña les ha desvelado que cuando sea mayor quiere dedicarse a la medicina.

[LEE MÁS: Imran Khan, el vínculo afectivo de Guillermo con su madre, Lady Di, en su viaje a Pakistán]

El príncipe Guillermo y su esposa, Kate Middleton, están teniendo este jueves una agenda cargada de emociones en la localidad de Lahore, donde, antes de visitar el mencionado hospital, acudieron a la impresionante Mezquita del Emperador, construida en el siglo XVI por el emperador mogol Aurangzeb en Lahore y uno de los máximos reclamos turísticos de la ciudad.

Los duques de Cambridge, durante la visita a la mezquita. (EFE)
Los duques de Cambridge, durante la visita a la mezquita. (EFE)

Nuevamente, los paralelismos resultan inevitables pues se trata de un templo que la reina Isabel II visitó en 1961 y Diana treinta años más tarde. Para una ocasión en la que lo importante era establecer un clima de diálogo entre religiones, la duquesa de Cambridge se cubría su melena con un pañuelo, en su segundo look del día (ambos, shalwar karmeez, una prenda unisex muy típica de Pakistán y Afganistán, de la diseñadora Maheen Kahn), y se descalzaba para entrar en el templo.

Los guiños a Lady Di

Sin duda, su periplo por Pakistán está cargado de un gran simbolismo y con guiños constantes a la figura de Lady Di. Por eso su nuera, la duquesa de Cambridge, ha sido muy consciente de que las comparaciones surgirían y, lejos de evitarlas, se ha inspirado en sus looks para sus comparecencias e incluso se ha atrevido con un tocado de pavo real que la princesa de Gales lució en 1991. La prensa inglesa está celebrando esta actitud y subrayando su gran solvencia.

Debemos recordar que la princesa de Gales estuvo en Pakistán en tres ocasiones y su figura está muy asociada a este país, pues el que se cree que fue su último gran amor, con permiso de Dodi Al Fayed, junto a quien perdió la vida en París, es el médico Hasnat Khan. Hasta tal punto su figura sigue estando vigente y presente allí que las niñas de un colegio de Islamabad le dijeron a Guillermo que eran muy fans de su madre, a lo que replicó que él también y recordó que cuando la irrepetible princesa viajó hasta allí él era muy pequeño.

El duque de Cambridge, jugando al críquet. (EFE)
El duque de Cambridge, jugando al críquet. (EFE)

Esta misma mañana, Guillermo y Kate estuvieron apoyando con su presencia a la organización no gubernamental SOS Children's Villages, que se ocupa de dar apoyo y una estructura familiar a niños vulnerables, y han asistido a la fiesta de cumpleaños de uno de los 150 que reciben asistencia en el mencionado centro. Otra de las grandes imágenes del día la propiciaron los Cambridge al participar en un partido de críquet, donde mostraron su lado más divertido, simpático y espontáneo.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios