Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Ni bañera de cobre ni pista de tenis: se filtra la demanda de Meghan Markle a los medios

Un portal británico ha conseguido la demanda que la duquesa de Sussex interpuso al 'Daily Mail' por las informaciones publicadas durante estos años, que considera falsas y ofensivas

Foto: Meghan Markle, en el US Open de tenis 2019. (Getty)
Meghan Markle, en el US Open de tenis 2019. (Getty)
Autor
Tiempo de lectura7 min

Meghan Markle vuelve a estar en el ojo del huracán. Tras conocerse que tanto ella como Harry han trasladado a la reina Isabel II su deseo de pasar las navidades en Estados Unidos, la duquesa de Sussex vuelve a ser la protagonista de la actualidad, dando un respiro así al príncipe Andrés, al que le han llovido las críticas tras la reciente entrevista que ofreció a la BBC para intentar explicar su amistad con Epstein.

Y es que el portal 'Byline Investigates' ha tenido acceso a la demanda judicial que interpuso hace unas semanas a Newspapers Associated, el grupo editorial que comprende, entre otros, al 'Daily Mail' y 'Mail on Sunday', a los que acusa de haber llevado a cabo una "campaña de noticias falsas en su contra durante tres años". Noticias de las que, una por una, quiere demostrar su falsedad, rebatiendo y explicando cada una de ellas en un escrito de 15 páginas.

Meghan Markle, en una imagen reciente. (EFE)
Meghan Markle, en una imagen reciente. (EFE)

Son tres las historias más importantes en las que centra su demanda. Una de ellas, la carta que escribió a su padre y que el 'Daily Mail' publicaba el pasado febrero. Aunque la publicación afirma que no está editada, los abogados de Meghan Markle aseguran que se han omitido partes muy importantes de la carta, lo que cambia completamente el sentido de la misiva: "Las partes omitidas demuestran el cuidado de la demandante por su padre, así como su preocupación por cómo los medios sensacionalistas del Reino Unido pueden explotarlo. En tales circunstancias, el pronunciamiento del demandado de que revelaba el 'contenido completo' de la 'carta de cinco páginas' fue intencionalmente engañoso y deshonesto".

La demanda agrega además que el 'Mail on Sunday' afirmó "falsamente" que Meghan Markle no se preocupó por su padre antes de su boda, sin prestarle apoyo financiero después de saberse que había sufrido un infarto, y continuó ingnorándolo después de casarse. Unas afirmaciones que también tienen su respuesta: "La demandante tiene una larga historia en cuidar el bienestar de su padre y tratar de encontrar soluciones a cualquier problema de salud. Proporcionó un amplio apoyo financiero para él. Su padre no la llamó por teléfono para explicarle que no iba a asistir a su boda. Ella se había acercado a él antes de la boda y buscó protegerlo, así como asegurarse de que él pudiera asistir a la boda".

Thomas Markle, durante la entrevista que concedió al programa 'Good Morning Britain'. (Reuters)
Thomas Markle, durante la entrevista que concedió al programa 'Good Morning Britain'. (Reuters)


Otra de las historias que trata la demanda es la reforma de Frogmore Cottage, de la que, según los abogados de la duquesa de Sussex, se habían publicado datos completamente erróneos, que ahora se demuestra que no son ciertos. Uno de ellos, el coste, del que además se aseguró que salía de dinero público: "La casa es una residencia del siglo XVII de grado 2, que ya estaba siendo renovada por razones de seguridad, y su renovación a su estado original como una casa unifamiliar fue financiada por Su Majestad la Reina, como parte de su obligación y responsabilidad de mantener o renovar el mantenimiento de edificios de importancia histórica a través de una parte de la subvención soberana, realizada a cambio de los ingresos de su Herencia de la Corona".

Pero además se apuntaron varios elementos de la nueva casa y su correspondiente coste que ahora mismo no se encuentran en Frogmore Cottage. Por ejemplo, una bañera de cobre de 5.000 libras, un equipo de insonorización para bloquear el ruido de los aviones de medio millón de libras, un estudio de yoga, un invernadero, una pista de tenis o un ala de invitados, destinada a albergar a Doria Ragland, la madre de Meghan, cuando se encontrara en Londres. Todo ello, rotundamente falso, según la exactriz y su equipo de abogados.

Los duques de Sussex, en una aparición reciente. (Reuters)
Los duques de Sussex, en una aparición reciente. (Reuters)

Y la última historia de la que habla la demanda es sobre la baby shower que Meghan Markle celebró en Nueva York. La duquesa rebate no solo su coste, afirmando que es una mínima parte de los 300.000 dólares que se calcularon, sino también que hubiera dejado sola a su madre en Los Ángeles, tal y como insinuaba el 'Daily Mail' con la publicación de unas fotografías de Doria Ragland paseando a sus perros mientras su hija estaba en la Gran Manzana: "La madre de la demandante, por supuesto, fue invitada, y la demandante también ofreció comprar sus billetes de avión. Sin embargo, su madre no pudo asistir debido a compromisos laborales".

Otro de los datos que enfurecieron a Meghan fue la afirmación de que no conocía de más de una década a los que compartieron con ella la baby shower: "De hecho, la fiesta fue organizada por una de sus mejores amigas de la universidad; los quince invitados que asistieron eran amigos cercanos e incluían amistades a largo plazo, algunas de las cuales habían existido durante más de 20 años".

Meghan Markle, durante su estancia en Nueva York el pasado febrero. (Reuters)
Meghan Markle, durante su estancia en Nueva York el pasado febrero. (Reuters)

Pero ahí no acaban las afirmaciones que Meghan Markle quiere rebatir y demostrar que son falsas. En la demanda se incluyen algunos titulares más que demoledores publicados por el 'Daily Mail':

1. 2 de noviembre de 2016. "La (casi) chica de Harry está directamente fuera de Compton: reveló la casa de su madre con cicatrices de pandillas, así que ¿vendrá a tomar el té?".

Este titular hace referencia al origen de Meghan Markle, citando el barrio de Compton y relacionando la zona con los crímenes y pandillas callejeras. Los abogados responden que no solo la duquesa de Sussex no es originaria de Compton, sino que la publicación estereotipa a esta comunidad. "Sugiere que la demandante provenía de un vecindario plagado de crímenes. falso y con la intención de ser divisivo".

2. 24 de noviembre de 2018. "La cocina apoyada por el libro de Meghan se encuentra dentro de la mezquita que tiene vínculos con 19 sospechosos de terrorismo, incluido Jihadi John".

El titular hace referencia al libro 'Together: our Community Cookbook', una recopilación de recetas con prólogo de la propia Meghan que se lanzaba para ayudar a las mujeres que sufrieron las consecuencias del incendio de la torre Grenfell, la mayoría de ellas inmigrantes. Unas semanas después de su lanzamiento, Meghan acudió a The Hubb Community Kitchen para comprobar de primera mano en qué se había invertido la recaudación, lo que el 'Daily Mail' utilizó para su noticia, incluida también en la demanda: "La caracterización de estas víctimas vinculándolas al terrorismo, así como decir que la demandante apoya o respalda a terroristas yihadistas a través de su participación en un libro de cocina para víctimas de Grenfell, es tan falsa como ofensiva"

3. 10 de diciembre de 2018. "Cómo la ayudante australiana de Meghan Markle, Samantha Cohen, se levantó de una casa de Brisbane al palacio de Buckingham, antes de convertirse en la segunda ayudante en salir de la 'duquesa difícil".

El titular hace referencia al abandono de una de las asistentes de los duques de Sussex, relacionándolo con la dificultad que suponía trabajar para Meghan Markle, algo que los abogados también rebaten en la demanda: "La Sra. Cohen, quien fue un miembro muy respetado y dedicado del personal de Su Majestad la Reina durante dieciséis años, eligió personalmente salir de la jubilación para trabajar para la demandante. Lejos de abandonarla, la Sra. Cohen incluso extendió el año original en el que tenía la intención de trabajar, ya que quería seguir ayudando al duque y a la duquesa con su oficina".

4. 22 de enero de 2019. “¿Cómo el aperitivo favorito de Meghan -el aguacate- está alimentando los abusos de los derechos humanos, la sequía y el asesinato".

Un titular que, por lo absurdo, también colmó la paciencia de Meghan Markle: "La conexión entre el hecho de que al demandante le gusta comer aguacate con los abusos contra los derechos humanos, asesinatos y devastación ambiental es otra muy tenue y deliberadamente infamatoria. La sugerencia de que, al gustarle los aguacates, está alimentando o apoyando estos sucesos extremos, y por lo tanto es falsa su 'campaña por la igualdad racial y el empoderamiento femenino', es nuevamente tan absurda como ofensiva".

Meghan Markle, en una de sus últimas apariciones. (EFE)
Meghan Markle, en una de sus últimas apariciones. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios