Logo El Confidencial
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

La princesa Leonor e Irene Urdangarin: su inquebrantable relación

Las niñas se quieren mucho y se tratan mucho más de lo que aparentan. Incluso hubo una etapa en la que Irene dormía en la casa de sus primas

Foto: Irene Urdangarin, en la clínica Quirón. (Cordon Press)
Irene Urdangarin, en la clínica Quirón. (Cordon Press)

La distancia pública que el rey Felipe impuso con el matrimonio formado por Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, mucho antes de que hubiera sentencia condenatoria para él, fue un hecho con consecuencias familiares importantes. Ese 'cordón sanitario', como se definió en algunos medios de comunicación a la interrupción afectiva del entonces Príncipe de Asturias con su hermana y su prole, se extendió a todas las apariciones públicas.

Nunca más se vio al heredero primero y jefe del Estado después en el mismo plano que su hermana, aunque fuera en funerales. Una de las imágenes más representativas de esa lejanía fue la liturgia religiosa en la capilla del Palacio Real por la muerte de la princesa Alicia de Borbón Parma. Las miradas inquietantes de la infanta Cristina hacia su hermano Felipe eran la demostración gráfica de ese 'no quiero saber nada de vosotros', extensible a doña Letizia. De nuevo, se encontraron en el cumpleaños de la reina Sofía, en el almuerzo organizado en el palacio de la Zarzuela en noviembre pasado, pero no en salidas familiares y públicas. No obstante, cabe recordar que para esa fecha la Infanta ya había quedado exenta de toda culpa, judicialmente hablando, y empezaría un periodo de ‘reinserción’ institucional.

Ese distanciamiento se entendía también, aparentemente, hacia los hijos Urdangarin. Y en este caso no por decisión del rey Felipe, sino de la infanta Cristina. Cuando aún no había sentencia ni imputación, pero el caso Nóos ya existía como pieza separada del caso Palma Arena, hubo un verano en que los cuatro niños Urdangarin solo pasaron tres días en Marivent. "O todos o ninguno", dijo la exduquesa de Palma. Y efectivamente se marcharon.

Los hijos, al margen de los padres

Leonor y Letizia, a las puertas de Quirón.  (Reuters)
Leonor y Letizia, a las puertas de Quirón. (Reuters)

Sin embargo, cada vez que esos niños viajaban a Madrid desde Ginebra se instalaban en el palacio de la Zarzuela y continuaban teniendo relación con las primas Borbón Ortiz, Leonor y Sofía, al margen de los desencuentros de los padres. Sobre todo Irene, de la misma edad que la Princesa de Asturias, con la que siempre ha tenido muy buena sintonía.

Según han confirmado a Vanitatis fuentes cercanas a Zarzuela, y a pesar de las pocas apariciones públicas de las dos ramas de la familia estos años, las niñas se quieren mucho y se tratan mucho más de lo que aparentan. Incluso hubo una etapa en la que Irene dormía en la casa de sus primas. La reina Sofía tenía mucho que ver con esos encuentros promocionados también por los Reyes, que han manteniendo la máxima de 'los hijos no tienen la culpa de lo que hacen sus padres'.

Pijama Party

Hace unos días, y coincidiendo con la estancia hospitalaria del Rey emérito en el hospital Quirón, la infanta Cristina y tres de sus hijos viajaron a Madrid y como siempre se instalaron en el palacio de la Zarzuela, que al fin y al cabo es la casa de los abuelos. Una de las noches, como ya adelantó Vanitatis, los primos pasaron tiempo juntos en una especie de fiesta de pijamas.

Lo que resulta llamativo es que esos encuentros no se trasladen también a la escena pública y se pueda ver a Irene Urdangarin con la Princesa de Asturias y la infanta Sofía en actividades cotidianas como ir al cine o de compras, salvo en muy contadas ocasiones. Pero a pesar de las especulaciones, no es cierto que la relación de Leonor e Irene haya sufrido obstáculos por culpa de los conflictos paternos tras Nóos.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios