Logo El Confidencial
LOS DUQUES VIAJEROS

Se acaba el 'chollo' para Meghan y Harry: Isabel II pone orden en los viajes oficiales

El Palacio de Buckingham ha anunciado una nueva oferta de empleo para encontrar un responsable que compre viajes "seguros, eficientes, rentables y apropiados para los deberes oficiales"

Foto: Los duques de Sussex, durante su viaje a Sudáfrica. (EFE)
Los duques de Sussex, durante su viaje a Sudáfrica. (EFE)

Uno de los aspectos más controvertidos y criticados desde que se casaron el príncipe Harry y Meghan Markle ha sido el uso que han hecho de vuelos privados, tanto en viajes personales como para otros compromisos oficiales. Pero su defensa pública del medio ambiente ha hecho que en numerosas ocasiones sean tachados de hipócritas e incoherentes. Este mismo verano, las críticas llegaron a ser tan extendidas que el propio Elton John -que les había invitado a su casa de Niza para pasar unos días de vacaciones- emitió un comunicado para defenderles y asegurar no solo que había proporcionado él el avión, sino que además era con emisión neutra de carbono.

Aunque son ellos los que están más expuestos a la atención mediática, el uso de aviones privados no es exclusivo de la pareja. Son muchos los miembros de la familia real que utilizan esta opción para viajar, incluso dentro del propio Reino Unido. De hecho, uno de los que más tira de jet es el príncipe Carlos, aunque las críticas dirigidas hacia él no son tan frecuentes ni tan feroces. Pero parece que esta costumbre de unos y otros se va a acabar. La web del Palacio de Buckingham ha publicado una vacante de empleo para el puesto de "Director of Royal Travel". Es decir, un responsable que se encargue de organizar los viajes de los Windsor para que sean "seguros, eficientes, rentables y apropiados para los deberes oficiales de los miembros de la familia real y sus hogares", tal como reza el propio anuncio.

Los duques de Sussex llegando a Suva, en 2018. (Reuters)
Los duques de Sussex llegando a Suva, en 2018. (Reuters)


En la publicación, destaca también la siguiente función: "También se mantendrá en contacto con las autoridades pertinentes para proporcionar asesoramiento y recomendaciones sobre viajes, teniendo en cuenta las consideraciones de seguridad y medioambientales". Un referencia clara a los vuelos privados, su coste y las emisiones de carbono. Y es que hay que recordar que el gasto de los viajes -tanto en avión como en tren o en el helicóptero de la reina Isabel- de la familia supera al año los 4,5 millones de libras. Y no solo eso, sino que la huella de carbono producida por estos trayectos se incrementó el año pasado hasta las 3.300 toneladas, casi el doble que el año anterior.

Se puede solicitar el puesto hasta el próximo 20 de diciembre y ya hay miles de candidatos. Es una oferta más que atractiva, ya que el elegido cobrará 85.000 libras anuales -casi cien mil euros- por 37,5 horas de trabajo semanales. Claro que las responsabilidades no son pocas. Y es que no será fácil que a todos los miembros de la familia real que viajan con frecuencia les haga gracia dejar la comodidad de un vuelo privado, especialmente cuando se trate de viajes personales y no de carácter oficial. Este tipo de trayectos también estarán bien vigilados, ya que hasta ahora han sido los más conflictivos: dado que perciben una asignación anual por sus deberes reales, los británicos consideran que el coste de esos viajes también se sufraga con su dinero público, lo que escuece, y mucho, a su bolsillo.

La reina Isabel y el duque de Edimburgo,  en una imagen de archivo. (Reuters)
La reina Isabel y el duque de Edimburgo, en una imagen de archivo. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios