Logo El Confidencial
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

De la cumbre del clima a Cuba, todos los 'feos' de Pedro Sánchez al rey Felipe

El presidente en funciones, y no el monarca, es la cara visible del Estado en la reunión internacional que se celebra estos días en Madrid

Foto: El rey Felipe, con gesto serio, junto a Pedro Sánchez. (EFE)
El rey Felipe, con gesto serio, junto a Pedro Sánchez. (EFE)

Pedro Sánchez posa con media sonrisa entre Carolina Schmidt y António Guterres para la foto de familia de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. La edición número 25 de este congreso internacional reúne en Madrid (antes se iba a hacer en Chile) a cerca de 200 países y 50 jefes de Estado durante dos semanas. Como buen anfitrión, el presidente en funciones se ha volcado recibiendo a unos y a otros, casi sin aliento para llegar a todo, con doce actos en la misma jornada.

Artículo 56 de la Constitución Española: "El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las leyes".

Sin embargo, la presencia de los reyes Felipe y Letizia será básicamente testimonial en la cumbre. El Rey no pisará Ifema, aunque sí mantendrá encuentros bilaterales en Zarzuela con la mayor parte de los jefes de Estado invitados a la Conferencia. Entre el lunes y el miércoles se verá con los presidentes de República Dominicana, Ecuador, Costa Rica, Argentina, Austria y Guatemala; hoy almorzará con el gran duque de Luxemburgo, se reunirá con el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, y recibirá también a Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU.

Pedro Sánchez, en la foto de familia de la cumbre del clima. (EFE)
Pedro Sánchez, en la foto de familia de la cumbre del clima. (EFE)

Algunos estuvieron ayer en el Palacio Real, en la recepción ofrecida por don Felipe y doña Letizia a los participantes en esta cumbre improvisada que hemos heredado de Chile y que se ha organizado en tiempo récord. El suficiente para encajar en la agenda de la Reina la presidencia de una de las conferencias de la cumbre sobre salud y cambio climático. Será el único momento en que un miembro de la Casa aparezca por la cumbre.

Contraprogramación

El papel fundamental del Rey como "representante del Estado en las relaciones internacionales", citando la Constitución, fue el motivo por el que el Gobierno decidió seguir adelante con el histórico viaje a Cuba de hace unas semanas, a pesar de que se celebraba en plena resaca electoral. La visita de Estado empezó un día después de los comicios del 10 de noviembre. Los Reyes, de hecho, tuvieron que competir en atención mediática con Pedro Sánchez. El socialista y Pablo Iglesias anunciaron su proyecto de gobernar en coalición mientras Felipe VI y su esposa trabajaban por mejorar las relaciones bilaterales con La Habana.

Este proceder contrasta con lo que ocurrió en una situación similar, tras las elecciones de 2015. En su libro, 'Manual de resistencia', Pedro Sánchez explica cómo fue Felipe VI quien le contó la "noticia" de que Pablo Iglesias iba a "proponerle formar Gobierno". "Por extraño que parezca -dice Sánchez en el libro- fue el Rey quien me desgranó la propuesta de Iglesias, que quería formar un Gobierno de coalición conmigo". Parece que ahora ha sucedido de otra manera.

Pedro Sánchez y el Rey, en Marivent. (EFE)
Pedro Sánchez y el Rey, en Marivent. (EFE)

En esa biografía, Sánchez desvela detalles de su relación con el monarca en aquellas semanas. "Se fraguó entre Felipe VI y yo una relación de complicidad que superó, y sigue superando a día de hoy, lo institucional". "En aquellos días intensos, don Felipe y yo tuvimos la oportunidad de conocernos de verdad, en lo más personal, en una situación que ninguno de los dos buscábamos ni esperábamos, y en la que nos colocó la irresponsabilidad de otros".

Desencuentros

Algo parece haber cambiado entre ellos, y en el entorno de Zarzuela se comenta que "cada vez les dan menos trabajo". En el rosario de desencuentros entre el jefe del Estado y el político socialista de los últimos meses, se encuentra el plante que le dio Pedro Sánchez a los Reyes en un almuerzo ofrecido por estos el pasado mes de octubre en el Palacio Real de Aranjuez a los patronos del Instituto Cervantes y a los embajadores iberoamericanos acreditados. El presidente en funciones acudió a la reunión del patronato, pero no se quedó a la comida.

Tampoco pasaron desapercibidos este verano los 50 minutos que tuvo que esperar el rey Felipe a Sánchez en su tradicional despacho estival del palacio de Marivent.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios