Logo El Confidencial
ESTABA EN PINTE-DENIS

Nuevo 'plantón' de Mohamed VI por estar de vacaciones en su paradísiaca mansión

¿Quién osa dar plantón al estadounidense Mike Pompeo, el jefe de la diplomacia de la nación más poderosa del mundo? El soberano de Marruecos que prolongó sus vacaciones en Gabón

Foto: Mohamed VI. (Reuters)
Mohamed VI. (Reuters)

¿Quién osa dar plantón a Mike Pompeo, el jefe de la diplomacia de la nación más poderosa del mundo? El rey Mohamed VI de Marruecos que prolongó sus vacaciones en Gabón obligando a cancelar la cena entre ambos prevista en Rabat para el pasado jueves por la noche.

El secretario de Estado estadounidense, Pompeo, de 55 años, efectuó una breve visita a Marruecos en la que se entrevistó con el máximo responsable de la seguridad, Abdelatif Hammouchi –fue su cita más larga- el ministro de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita, y el jefe del Gobierno, el islamista moderado Saad Eddine el Othmani. Con él mantuvo su reunión más corta. El programa de su estancia incluía una audiencia con el monarca y una conferencia de prensa con Bourita que no se celebraron.

Quizás Bourita y Pompeo rehuyeron a la prensa para no tener que explicar públicamente los motivos de la cancelación de la audiencia real que hubiese acabado con una cena. Preguntada por 'Hesspress', el principal diario digital marroquí, la Embajada de Estados Unidos en Rabat contestó que no se celebró a causa de “una incompatibilidad de las agendas” y de un “problema de desfase horario”.

Aludía así, al mencionar el desfase, a la estancia del soberano alauí fuera del país. Mohamed VI estaba en su mansión de Pointe-Denis, en el estuario de Komo (Gabón), un lugar paradisíaco. Se mostró dispuesto a desplazarse a Rabat, pero Pompeo hubiese tenido que esperarle unas cinco horas, algo a lo que se negó, según indican fuentes diplomáticas.

El rey, que ya había disfrutado de unas vacaciones con sus hijos en Pointe-Denis a principios de septiembre, regresó a Rabat el viernes para presidir por la noche, en el Mausoleo Mohamed V, una ceremonia religiosa que conmemora, ateniéndose al calendario musulmán, el fallecimiento de su padre, Hassan II, en 1999.

Si hay un país en el mundo que necesita el apoyo de Washington para alcanzar sus objetivos en política exterior ese es Marruecos. EEUU dispone, por ejemplo, de un puesto permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU donde cada seis meses o, como tarde, cada año se decide la suerte del Sahara Occidental, esa colonia española frente a Canarias de la que Marruecos se adueñó en 1975. De ahí que las pocas prisas del monarca por volver a Rabat resulten difíciles de comprender.

Mohamed VI tiene una larga tradición en dar plantones que se ha ido acentuando estos últimos años. La lista de los mandatarios extranjeros que pasaron por Rabat y no tuvieron derecho a una audiencia real es larga. Incluye desde el entonces primer ministro turco, Recep Erdogan, en junio de 2013; hasta el jefe del Gobierno ruso, Dimitry Medvedev, en octubre de 2017; pasando por el jefe del Ejecutivo surcoreano, Chung Hong-won, en diciembre de 2014.

El caso de Felipe y Letizia

Más recientemente, el 3 de enero de 2018, el protocolo del palacio real aplazó “sine die” por “problemas de agenda” la primera visita de Estado de los Reyes de España a Marruecos que se iba a desarrollar del 9 al 11 de ese mes. Una foto del monarca alauí, tomada el 8 de enero por la noche en un restaurante parisino, y un vídeo, rodado en los Campos Elíseos 72 horas después, y subidos a las redes sociales, demostraron después que en esas fechas estaba de vacaciones en la capital francesa.

Don Felipe y doña Letizia se desplazaron finalmente a Marruecos a mediados de febrero de este año y fue la más corta de las visitas de Estado (27 horas) jamás efectuada por los Reyes de España. Su duración así como la ciudad visitada fueron impuestos por el palacio real marroquí. Al monarca español le hubiese gustado viajar a una segunda ciudad marroquí y, en un primer programa, llegó a estar previsto que pasaran unas horas en Casablanca.

Los Reyes saludando a Mohamed VI. (Efe)
Los Reyes saludando a Mohamed VI. (Efe)

Los plantones reales también abarcan a los desplazamientos al extranjero aunque en algunas ocasiones la cancelación del viaje, por ejemplo a China o a Rusia, se ha debido oficialmente a motivos médicos. Los policías desplegados el 23 de septiembre de 2014 en las calles de Rabat, a lo largo del recorrido que debía efectuar la comitiva real hasta el aeropuerto de la capital, se quedaron sin ver pasar a Mohamed VI. Éste anuló en el último momento su viaje a Nueva York donde iba a pronunciar un discurso ante la Asamblea General de la ONU. En este caso no hubo explicación alguna por parte de palacio.

La aparente aversión del soberano marroquí a impulsar la política exterior a través de reuniones con mandatarios extranjeros ha provocado una reducción de las visitas de jefes de Estado o de gobierno a Rabat. Estas eran mucho más frecuentes en los primeros años de su mandato en los que Mohamed VI recibía incluso en sus palacios a los ministros de Asuntos Exteriores de países considerados importantes a ojos de la diplomacia marroquí como, por ejemplo, España.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios