Logo El Confidencial
FAMILIA REAL SUECA

El indescriptible vestido de Victoria de Suecia para los Premios Nobel

Las damas han sacado sus mejores galas y joyas, pues así lo exige la etiqueta. Sin embargo, parece que algunas han tenido más suerte que otras con sus elecciones

Foto: La princesa Victoria, en los Nobel. (Getty)
La princesa Victoria, en los Nobel. (Getty)

Sin palabras. Así nos encontramos tras ver el look elegido por Victoria de Suecia para la entrega de los Nobel. Pero antes, toca ponernos en situación. Como cada 10 de diciembre, se ha hecho entrega de estos prestigiosos galardones. La ceremonia del Nobel de la Paz se ha celebrado en Noruega y ha contado con la presencia de los reyes Harald y Sonia y los herederos Haakon y Mette-Marit.

[LEER MÁS. De blanco y con diadema: el look angelical de Mette-Marit para el Nobel de la Paz]

Las otras categorías -literatura, medicina, economía, física y química- se han entregado la tarde de este martes en el Konserthuset de Estocolmo y, como es habitual, los Bernadotte se han volcado en este acto, presidido por Carlos XVI Gustavo y Silvia, y al que no han faltado Victoria y Daniel, sentados en el escenario por ser los herederos, y Carlos Felipe, Sofía y Magdalena, que han ocupado las primeras butacas.

El vestido de Victoria. (CP)
El vestido de Victoria. (CP)

Las damas han sacado sus mejores galas y joyas, pues así lo exige la etiqueta. Sin embargo, parece que algunas han tenido más suerte que otras con sus elecciones. Mientras Magdalena, de fucsia, y Sofía, de azul, han brillado con sus elecciones, e incluso la reina Silvia se ha llevado buenas críticas con un diseño joya de Elie Saab, la princesa Victoria no ha estado a la altura, decantándose por un vestido que no sabemos muy bien cómo describir.

Se trata de un original -por llamarlo de alguna forma- diseño en blanco y negro realizado con telas gruesas firmado por Selam Fessahaye. Presenta escote corazón y mangas asimétricas, siendo la derecha abullonada y la izquierda caída. La zona derecha de la cintura está decorada con una gran flor formada por los mismos tejidos blancos y negros, mientras que de la otra zona sale una sobrecapa blanca que cubre toda la parte posterior de la falda. Sin duda, un vestido cuando menos trabajado.

Lo único salvable de su look han sido las joyas, y es que con el gran joyero del que disponen las Bernadotte es difícil fallar en eso. Victoria ha coronado su cabeza con la tiara Fringe, la que dicen que es su favorita. Compuesta de 47 de diamantes que imitan los rayos de sol, fue un regalo de los duques de Baden a su hija, Victoria, con motivo de su enlace matrimonial con el que después sería Gustavo VI de Suecia.

Llevaba también un collar de diamantes, unos pendientes a juego y un broche en forma floral que sujetaba la banda de la Orden de los Serafines, la más importante de Suecia.

Victoria, en los Nobel.
Victoria, en los Nobel.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios