Logo El Confidencial
ECONÓMICA MEGHAN

Meghan, la duquesa ahorradora: su gasto en ropa, la mitad que en 2018

La duquesa de Sussex ha gastado en ropa nueva para apariciones públicas unas 211.000 libras, casi la mitad de las 406.000 que se calcularon el año anterior

Foto: Meghan Markle, en uno de los actos por el Día del Recuerdo. (Reuters)
Meghan Markle, en uno de los actos por el Día del Recuerdo. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Como diría Gila, “alguien ha ahorrado mucho en ropa”. Y es que, según podemos leer en algunos portales especializados en el vestuario de Meghan Markle, la duquesa de Sussex ha gastado en ropa casi la mitad de lo que gastó en 2018. Para hablar en cifras, de las más de 400.000 libras que se calculan que gastó en sus estrenos del año pasado, en este 2019 han sido unas 211.000, sufragadas a través del ducado de Cornualles, con cuyo presupuesto se pagan los gastos derivados de los compromisos oficiales de los duques de Sussex y los duques de Cambridge.

Este ahorro se debe a dos motivos principales. Por un lado, 2018 fue el año de presentación de Meghan Markle, estrenándose en muchos eventos oficiales y familiares, por lo que en la mayoría de ellos utilizó ropa nueva. Por otro lado, no hay que olvidar que en este 2019 Meghan estuvo tres meses apartada de la vida pública, por la baja maternal que comenzó casi dos meses antes de que naciera Archie y terminó más de un mes después, con su reaparición en el Trooping the Colour. Tampoco ha habido compromisos oficiales desde el Día del Recuerdo, el 10 de noviembre, debido al retiro institucional de seis semanas del que está disfrutando junto al príncipe Harry en Canadá. Por tanto, son casi cinco meses sin estrenos, lo que obligatoriamente hace que la cuenta a fin de año sea más reducida.

Meghan Markle y el príncipe Harry en el Trooping the Colour. (EFE)
Meghan Markle y el príncipe Harry en el Trooping the Colour. (EFE)

Pero también en este 2019 ha habido grandes y carísimos estrenos, siempre hablando desde el punto de vista de un bolsillo estándar y no royal. El que se lleva la palma es, sin duda, el vestido negro con escote y mangas de tul de Valentino que Meghan lució para la boda de su amiga Misha Nonoo en Italia y que tenía un precio de más de 10.000 euros. Una cantidad que no habría que contar dentro del presupuesto del ducado de Cornualles, ya que hablamos de un evento privado. Otro de los más caros fue el vestido de noche firmado por Roland Mouret que lució para la première benéfica de 'Totem' en febrero, con un precio de más de 5.000 euros.

No hay que olvidar sus apariciones más recientes, los tres actos por el Día del Recuerdo, a los que acudió con prendas de estreno: un abrigo de Sentaler el primer día, un vestido de Erdem para el segundo y un abrigo de Stella McCartney el tercero, sumando más de 7.000 euros en ropa nueva, sin contar los complementos. O el total look de Victoria Beckham que lució para la misa de la Commonwealth en la abadía de Westminster.

Meghan Markle, con el vestido de noche de Roland Mouret. (Reuters)
Meghan Markle, con el vestido de noche de Roland Mouret. (Reuters)


Aunque su gasto queda muy lejos de los 145.000 euros que se calculan del vestuario que lució en su gira por Oceanía en octubre, también en el viaje oficial por Marruecos que llevó a cabo en febrero junto al príncipe Harry tiró de firmas de alta costura, con un vestido con capa de Valentino a su llegada, un diseño tipo caftán Dior para una recepción en la Embajada y un vestido de Carolina Herrera para una visita al rey Mohamed. Todos ellos hechos a medida y adaptados a su silueta, embarazada de siete meses por aquel entonces.

Algo muy distinto a lo que pasó en la gira de Sudáfrica, donde lució marcas mucho más asequibles, prendas fabricadas en el propio continente africano con materiales sostenibles y diseños rescatados de su fondo de armario que ya la habíamos visto en su anterior gira por Australia. Un cambio radical que se dio por diferentes causas -ofrecer un perfil bajo en un país con muchos problemas económicos y evitar más críticas, principalmente- y que sirvió para reducir considerablemente la factura anual del vestuario.

Meghan Markle en Marruecos, con vestido tipo caftán y clutch de Dior. (EFE)
Meghan Markle en Marruecos, con vestido tipo caftán y clutch de Dior. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios