Logo El Confidencial
GRAN CONTROVERSIA

Meghan Markle, defendida en Estados Unidos y machacada en el Reino Unido

'The New York Times' ha publicado un demoledor artículo de opinión señalando a la prensa británica como una de las principales responsables de la decisión de los Sussex

Foto: Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE)
Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE)

"Los negros británicos saben por qué Meghan Markle quiere salir". Este es el contundente titular de un artículo publicado por 'The New York Times' y firmado por Afua Hirsch, una periodista y agobada nacida en Stavanger, en Noruega, de padre británico y madre de Ghana, de ascendencia judía. Un nombre de fuste, requerido para formar parte de jurados de premios tan prestigiosos como el Booker, y artífice del ensayo "Brit(ish): on Race, Indentity and Belonging' ('Británico: sobre la raza, la identidad y la pertenencia'), que se ha convertido en un bestseller desde su publicación en 2018.

Hirsch se ha convertido en la máxima defensora de Meghan Markle en Estados Unidos, como voz autorizada desde su propio país, al que dedica una auténtica diatriba contra los medios de comunicación británicos: "Si prestaran más atención a las comunidades de color, quizás encontarían el anuncio menos sorprendente. Con un nuevo primer ministro cuyo historial incluye declaraciones abiertamente racistas, algunas de las cuales harían sonrojar incluso a Donald Trump, un proyecto Brexit vinculado al nacionalismo nativo y un deseo de deshacerse de un gran número de inmigrantes, además de un creciente espejismo de nostalgia imperial, muchos de nosotros también estamos pensando en mudarnos".

La actriz Norma Harris, con Afua Hirsch, gran defensora de Meghan, en una imagen de archivo. (Reuters)
La actriz Norma Harris, con Afua Hirsch, gran defensora de Meghan, en una imagen de archivo. (Reuters)

Para dar fuste a estas acusaciones de racismo, la periodista hace una enumeración de los agravios que ha sufrido la que fuera protagonista de la serie 'Suits' (disponible en Netflix) y actual duquesa de Sussex: en diciembre de 2017, la princesa Michael de Kent tuvo que disculparse por llevar un broche racista en el tradicional almuerzo de Navidad de la reina Isabel II; el periodista Danny Baker comparó a su hijo Archie con un chimpancé en el mes de mayo en Twitter, lo que llevó a la cadena pública BBC, a despedirle; se dijo que el libro solidario de cocina que publicó servía para ayudar a terroristas islámicos; y hasta se la 'criminalizó' por comer un snack de aguacate, porque en 'The Daily Mail' señalaban a la producción de esta fruta como responsable de algunos de los grandes males de la humanidad, como las sequías, la violación de los derechos humanos y la deforestación.

Agravio comparativo

Hirsch va mucho más allá en su argumentación para demostrar que Meghan es acusada por una cuestión racial y no por su propio desempeño. Compara situaciones análogas en las que otros royals han contado con el beneplácito de los medios de comunicación, mientras que a la mujer del príncipe Harry se la ha atacado con dureza. Por ejemplo, su decisión de ser editora invitada para la edición briánica de 'Vogue', para el 'september issue', el más importante del año, fue muy cuestionada, mientras que no se criticó a su suegro, el príncipe Carlos, en las dos ocasiones que hizo lo propio para la revista 'Country Life', a su propio marido en un programa de BBC Radio 4, o a su cuñada, la duquesa de Cambridge, para 'Huffington Post'.

El diagnóstico de la periodista es muy contundente y severo: "No importa lo guapa que seas, con quién te cases, los palacios que ocupes, las causas humanitarias que apoyes, lo fiel que seas, cuánto dinero acumules o qué buenas obras realices. En esta sociedad, el racismo te perseguirá".

Oprah Winfrey, en la boda de Meghan y Harry. (Reuters)
Oprah Winfrey, en la boda de Meghan y Harry. (Reuters)

Otra de las grandes voces que está defendiendo en Estados Unidos a los Sussex es Oprah Winfrey, quien asistió a la polémica babyshower de Archie en Nueva York y que está trabajando con el príncipe Harry en un interesante proyecto audiovisual que previsiblemente verá la luz en Apple TV este año y que nos da también una pista de los derroteros por los que va a discurrir su nueva vida.

Se trata de un documental de varios capítulos sobre salud mental, una causa en la que también están muy implicados los duques de Cambridge y que podría encontrarse ya en un punto muy avanzado, según podemos concluir de las declaraciones realizadas por la poderosa periodista en el programa 'CBS This Morning' el pasado mes de abril: "Harry lo está creando conmigo y ambos somos productores ejecutivos. Hemos mantenido varias reuniones, nos hemos encontrado varias veces en secreto en Londres. He viajado hasta allí con el equipo y hemos participado en diferentes sesiones en las que hemos hablado sobre los caminos que vamos a tomar".

Oprah niega haberles asesorado

En estos días en los que se ha generado un enorme tumulto por la decisión no comunicada ni consensuada previamente con Buckingham de dar un paso atrás, ha tenido que volver a dar la cara la propia Winfrey, quien ha asegurado a 'People' que ella no tiene nada que ver con esta decisión, después de que 'Page Six' publicara que había sido de las primeras personas a las que habían consultado esta trascendental y tan impopular decisión.

"Meghan y Harry no necesitan mi ayuda para decidir qué es lo mejor para ellos. Me importan ambos y les apoyo en cualquier decisión que hayan tomado respecto a su familia", ha dicho la nominada a un Oscar como mejor actriz de reparto por 'El color púrpura' de Steven Spielberg.

Serena Williams, en una imagen de archivo. (EFE)
Serena Williams, en una imagen de archivo. (EFE)

Otras de las grandes voces estadounidenses que siempre han defendido a Meghan han sido el actor, director y activista George Clooney y la tenista Serena Williams, quien en estos días se encuentra jugando un torneo en Auckland, previo al primer Grand Slam de la temporada, el Open de Australia, y allí volvió a demostrar su lealtad a sus amigos: "No voy a tocar ese asunto, así que gracias".

Mientras tanto en el Reino Unido, el periodista Piers Morgan, némesis de la duquesa de Sussex, sigue soltando su arsenal de críticas con una retórica exaltada y despreciativa: "¿Quién cojones se creen que son? Si fuera la reina, anunciaría, sin ninguna ceremonia, la retirada de todos sus títulos a Harry y Meghan de manera inmediata y les devolvería a la vida civil".

Este es solo un ejemplo. Hay muchos más...

Piers Morgan, en una aparición reciente. (Reuters)
Piers Morgan, en una aparición reciente. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios