Logo El Confidencial
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Tita Cervera, ausente en el funeral de su amiga Pilar de Borbón: no quiso “molestar”

Su ausencia en el funeral ha resultado sorprendente para todos los que sabían de la amistad aparentemente inquebrantable entre la baronesa y la hermana del rey Juan Carlos

Foto: Carmen Cervera junto a Pilar de Borbón, en una imagen de archivo. (Getty)
Carmen Cervera junto a Pilar de Borbón, en una imagen de archivo. (Getty)

La amistad de Carmen Cervera y los duques de Badajoz viene de muy atrás. En noviembre de 1983 se celebró en Nueva York el bautizo de Borja y el padrino fue Luis Gómez-Acebo, abogado y cuñado del rey Juan Carlos.

En la liturgia religiosa, el niño de tres años aún llevaba los apellidos de su madre. Fue el 23 de junio de 1986 cuando Borja dejó de ser Cervera Fernández para convertirse legalmente en el quinto hijo del barón Thyssen y por lo tanto en adquirir el derecho a heredar la parte correspondiente a su fortuna.

[LEA MÁS. La herencia de la infanta Pilar: propiedades, acciones y mucha Historia]

En esta adopción aseguraban en aquellos años que la infanta Pilar y su marido habían tenido mucho que ver. Dos meses después de la boda, los Thyssen organizaban una gran fiesta en su mansión inglesa, el castillo de Daylesford, en el condado de Gloucester.

La infanta Pilar de Borbón, en una imagen de archivo. (EFE)
La infanta Pilar de Borbón, en una imagen de archivo. (EFE)

De nuevo los duques de Badajoz formaron parte de la lista de invitados preferentes. Esta amistad sirvió también para que el cuñado del rey Juan Carlos fuera uno de los gestores e impulsores para negociar con el Gobierno socialista y hacer posible que la colección Thyssen se instalara definitivamente en Madrid.

La infanta Pilar fue también la valedora de Carmen Cervera en el mundo de la alta sociedad, que al principio no la tenían muy en cuenta por mucha baronesa que fuera. Tita formaba parte del grupo colorista de Marbella, pero no de la aristocracia y de las familias de dinero e influencia.

La infanta Pilar y Luis Gómez-Acebo fueron los primeros en confirmar su asistencia en la fiesta organizada en el Marbella Club donde Carmen era coronada Lady España, que nada tenía que ver con los certámenes de belleza.

Carmen Cervera. (EFE)
Carmen Cervera. (EFE)

Una vez que se supo que los duques de Badajoz apoyaban a su amiga, el resto de vips se apuntó al homenaje. Después vendría la gestión de Luis Gómez-Acebo (formaba parte de la Fundación Thyssen junto con doña Pilar) que culminó con la apertura del palacio de Villahermosa, sede de la colección. En la foto recuerdo, los reyes Juan Carlos y doña Sofía aparecen con la infanta Pilar y el matrimonio Thyssen. Luis Gómez Acebo ya había fallecido el año anterior.

La muerte del duque de Badajoz sirvió para unir más a las amigas. Tita Cervera se convirtió en la protectora afectiva de Pilar de Borbón. El barón Thyssen, por su parte, le brindó el cariño económico que también resultaba fundamental.

Durante varios veranos, la infanta y sus hijos disfrutaban del barco que adquirió en su día Gómez-Acebo, el Doña Pi, y que durante un tiempo y a la muerte del padre de familia generó gastos que sufragaron los Thyssen. No fueron los únicos. También se cubrieron otro tipo de gastos, como los almuerzos y cenas en restaurantes en O’Pazo o La Trainera en los que Tita se convertía en anfitriona.

Carmen Cervera, junto a Pilar de Borbón. (Getty)
Carmen Cervera, junto a Pilar de Borbón. (Getty)

De estas reuniones, la infanta Pilar salía encantada y cuando los periodistas la preguntaban cuál era su plato preferido, decía con ese sentido del humor que nunca le faltó: “Me encanta el marisco, pero mi economía me da para comer gambas”.

Esta amistad profunda se ha mantenido a lo largo de todos estos años, aunque en ocasiones importantes, como fue el 80 cumpleaños de doña Pilar que se celebró en su casa de Mallorca, la baronesa Thyssen no acudió. Sí lo hicieron los reyes doña Sofía y don Juan Carlos. Era 5 de agosto y Tita navegaba por aguas baleares. Esa ausencia resultó llamativa, igual que hace unos días cuando Carmen no acudió al chalet de Puerta de Hierro donde los hijos, familiares y amigos dieron el último adiós a doña Pilar.

La reina Sofía, en una imagen de archivo. (EFE)
La reina Sofía, en una imagen de archivo. (EFE)

Este alejamiento es sorprendente para todos los que sabían de esa amistad aparentemente inquebrantable. Según han explicado a Vanitatis, la poca sintonía entre la reina Sofía y la baronesa puede ser la razón para que la amiga prefiriera dar el pésame por otras vías. Tita Cervera, que se encontraba en Andorra, sabe lo difícil que son algunas situaciones, así que mejor evitarlas.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios