El incierto futuro de la tiara de zafiros de la infanta Pilar
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

El incierto futuro de la tiara de zafiros de la infanta Pilar

La duquesa de Badajoz tenía en su posesión una tiara de diamantes y zafiros. Ahora, tras su muerte, se abren varias posibilidades para el futuro de esa diadema

Foto: Laura Ponte con la tiara de zafiros de la infanta Pilar. (Getty)
Laura Ponte con la tiara de zafiros de la infanta Pilar. (Getty)

Aunque últimamente no se dejaban ver en actos institucionales, hubo una época en la que las infantas Pilar y Margarita, hermanas de don Juan Carlos, no se perdían ni un sarao. Tanto la fallecida duquesa de Badajoz como la duquesa de Soria solían acompañar a los ahora Reyes eméritos en las grandes cenas de gala, luciendo vistosos vestidos y tiaras. Siempre discretas, las dos infantas nunca se han caracterizado por ser fans de las grandes joyas, pero lo cierto es que guardan algunas muy valiosas en sus joyeros.

Es el caso de la tiara de zafiros propiedad de la infanta Pilar, cuyo futuro es incierto desde que esta fallecía el miércoles 8 de enero a los 83 años de edad. La condesa de Barcelona reservó dos diademas para sus hijas: una de perlas y diamantes, que solo ha llevado Margarita y que está hecha a partir de dos broches de María de las Mercedes; y la citada de zafiros y diamantes, que han lucido las dos hermanas y cuyo origen es un misterio.

placeholder La infanta, con la tiara en la portada de '¡Hola!'.
La infanta, con la tiara en la portada de '¡Hola!'.

Al llevarla tanto Pilar como Margarita, en un principio no se supo de quién era realmente la tiara, pero finalmente, y con el paso de los años, se descubrió que pertenecía en realidad a la primera, ya que dos de sus nueras la lucieron para sus respectivos enlaces, no así la propia Pilar ni su única hija, Simoneta Gómez-Acebo, prefiriendo ambas la tiara rusa, que ahora forma parte del joyero real y que la reina Letizia estrenó en noviembre de 2018.

Fue Bárbara Cano la primera de las nueras de la infanta Pilar en llevarla, en su boda con Bruno. Aunque no es muy habitual lucir zafiros en un look nupcial, ella se decantó por esta diadema propiedad de su suegra para darle el 'sí, quiero' al que aún sigue siendo su marido, una joya que quedaba perfecta con su vestido de Pedro del Hierro. Unos años más tarde, Laura Ponte la elegía para sus nupcias con Beltrán. La modelo decidió darle un toque original y la lució girada, dándole un estilo más art decó, perfecto para su vestido de Miguel Palacio.

Ahora que la infanta ha muerto, la pregunta es qué ocurrirá con esa tiara, y hay varias opciones. Lo más natural, y lo que se suele hacer entre la nobleza, es dejar la joya a las descendientes femeninas, en este caso Simoneta Gómez-Acebo, quien a su vez se la podría legar a su hija, María Fernández Sastrón, quien a finales de año celebró su gran puesta de largo. María es una de las dos nietas de la infanta Pilar junto a Laura Gómez-Acebo, la hija de Beltrán y Laura Ponte. El resto de los nietos, nueve, son todos varones.

placeholder Laura Ponte, con la tiara y junto al rey Juan Carlos. (Getty)
Laura Ponte, con la tiara y junto al rey Juan Carlos. (Getty)

Otra de las opciones es que la infanta Pilar haya dejado la tiara de zafiros a repartir entre todos sus hijos. De ser así, no sería de extrañar que pronto la veamos en alguna de las famosas casas de subastas, como Sotheby's o Christie's, para así conseguir cash y poder dividir en partes iguales, en este caso cinco, el valor de esta joya, que no debe ser bajo, y no solo por las piedras, sino también por su valor histórico al haber pertenecido a la condesa de Barcelona.

Existe otra posibilidad, y es que la tiara vuelva a la Corona, como ocurrió con la rusa. Tras la muerte de María de las Mercedes, don Juan Carlos llegó a un acuerdo secreto con sus hermanas para recuperar la tiara y que regresara a los titulares de la familia real. Algo similar sucedió con la tiara Cartier, que terminó en manos de la infanta María Cristina y el Rey emérito acordó también con su tía su regreso. De ser así, sí Felipe VI decide negociar con sus primos, la tiara de zafiros podría terminar en la cabeza de doña Letizia.

placeholder Bárbara Cano, con la tiara el día de su boda. (Getty)
Bárbara Cano, con la tiara el día de su boda. (Getty)

Infanta Pilar
El redactor recomienda