Logo El Confidencial
CASA REAL BRITÁNICA

Crecen los enanos: el FBI también le declara la guerra al príncipe Andrés

Aunque el príncipe Andrés afirmó que iba a colaborar en la investigación del caso Epstein, las autoridades de EEUU siguen sin tener respuesta a las solicitudes de entrevista

Foto: El príncipe Andrés, en una imagen reciente. (EFE)
El príncipe Andrés, en una imagen reciente. (EFE)

"Por supuesto, estoy dispuesto a ayudar a cualquier agencia de aplicación de la ley apropiada con sus investigaciones, si es necesario". Eran palabras incluidas en el comunicado que emitía en noviembre el príncipe Andrés en el que anunciaba que se retiraba de sus deberes reales. Tras conocerse su supuesta vinculación con el caso Epstein, que se sigue investigando, su relación con el empresario y, especialmente, la entrevista que dio a la BBC, la dimisión fue la única salida que encontró el hijo de Isabel II -o que le hicieron encontrar, según algunos- para no dañar más a la Corona.

Pues bien, las palabras, bien intencionadas en su momento, se han quedado en saco roto, ya que después de dos meses, el duque de York aún no ha contestado a los requirimientos de la justicia. Concretamente, han sido los fiscales de Nueva York y el FBI los que han socilitado una entrevista al príncipe Andrés a través de sus abogados. Una solicitud que de momento no ha tenido ningún tipo de respuesta, tal y como ha confirmado ante la prensa Geoffrey Berman, fiscal de Estados Unidos para el distrito sur de Nueva York: "Hasta la fecha, el príncipe Andrés ha brindado cero cooperación".

El fiscal de Nueva York, en la conferencia de prensa. (Reuters)
El fiscal de Nueva York, en la conferencia de prensa. (Reuters)


Según los expertos en estos temas legales, el hecho de que el fiscal señale públicamente a un testigo que no quiere cooperar no es habitual, por lo que podría ser una estrategia para dejar en evidencia al príncipe Andrés y que se vea obligado a declarar, antes de tener que recurrir a cauces más extremos, como sería la solicitud de extradición. Una medida muy improbable, dado que pasaría primero por el Ministerio del Interior británico, que sería el organismo que la aprobara o no. Y teniendo en cuenta que el apellido de Andrés es Windsor, es muy difícil que el requerimiento llegue a su fin.

De momento, Buckingham Palace se ha desligado por completo del asunto y remite al equipo legal que asesora al príncipe, dado que no es ya una persona que pertenezca a la institución. Eso sí, el apoyo privado de la familia real, al menos de Isabel II, lo tiene, tal como vimos recientemente, cuando el duque de York aparecía junto a su madre en misa.

La reina Isabel II, junto al príncipe Andrés hace unos días. (Reuters)
La reina Isabel II, junto al príncipe Andrés hace unos días. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios