La estrategia de Alberto y Paola de Bélgica para evitar que Delphine Boël herede su fortuna
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL BELGA

La estrategia de Alberto y Paola de Bélgica para evitar que Delphine Boël herede su fortuna

En 2015, los reyes eméritos decidieron cambiar su contrato matrimonial para intentar conseguir que Delphine herede lo menos posible

Foto: La estrategia de Alberto y Paola de Bélgica para evitar que Delphine Boël herede su fortuna
La estrategia de Alberto y Paola de Bélgica para evitar que Delphine Boël herede su fortuna

Fue en febrero de 2015 cuando los medios belgas se hicieron eco de una extraña noticia. Tras casi 55 años casados, el rey Alberto y la reina Paola decidían cambiar su contrato matrimonial. Así apareció publicado en el boletín oficial belga. Los padres del rey Felipe pasaron de tener una separación de bienes a estar unidos por lo que en Bélgica se conoce como 'comunidad universal de bienes' (régimen de bienes gananciales en España).

Se habló de que los reyes eméritos habían tomado esta decisión debido a los continuos problemas de salud del monarca, quien padece cáncer de piel desde hace años, y querían dejar atadas todas las cuestiones relativas a su testamento y a la herencia en caso de fallecimiento. Sin embargo, otra teoría que ahora recobra sentido apuntaba a que este cambio se debía a la lucha que Alberto mantenía en los tribunales con Delphine Boël, quien aseguraba ser su hija extramatrimonial, algo que se confirmaba este mismo lunes después de someterse ambos a las pruebas de ADN.

El rey Alberto y Delphine Boël. (EFE)
El rey Alberto y Delphine Boël. (EFE)

Como hija reconocida de Alberto, Delphine puede exigir ahora una parte de la herencia de su 'nuevo' padre cuando este muera, pero parece que Alberto y Paola, viendo la que se les venía encima, ya tomaron medidas unos años atrás para que parte de la fortuna no acabara en manos de Boël, y ese cambio en el contrato matrimonial tiene mucho que ver. Una estrategia estudiada y hecha con previsión.

Con ese nuevo régimen adoptado por el matrimonio real, el patrimonio del soberano pasó a ser también de Paola, de modo que ella se encuentra más protegida en caso de que sea él quien muera en primer lugar. De fallecer Alberto, Paola se quedaría con el 50% del patrimonio que ya le corresponde y la mitad del de su esposo (un 75% del total), mientras que la otra mitad (25%) se quedaría para repartir entre los hijos del rey, Delphine incluida.

Pero el nuevo régimen que eligieron Alberto y Paola va un paso más allá, ya que da prioridad a los hijos nacidos dentro del matrimonio sobre los nacidos de otras relaciones extramatrimoniales. Por lo que el 6,25% que le correspondería a Delphine después de dividir el 25% entre sus otros tres hermanos -el rey Felipe, la princesa Astrid y el príncipe Laurent- sería incluso menor, rondando tan solo un 3%.

Los reyes con Alberto, Paola y Elisabeth. (Reuters)
Los reyes con Alberto, Paola y Elisabeth. (Reuters)

Paola de Bélgica Alberto de Bélgica
El redactor recomienda