La infanta Cristina: 'su alteza real' en el extranjero, 'clandestina' en España
  1. Casas Reales
CAMBIO LABORAL

La infanta Cristina: 'su alteza real' en el extranjero, 'clandestina' en España

La hermana del Rey se ha apartado por voluntad propia o por petición de La Caixa de actos públicos en España para no acaparar las miradas. En el extranjero no ha sido así

Foto: La infanta Cristina, el lunes en Moscú. (EFE)
La infanta Cristina, el lunes en Moscú. (EFE)

Antes de que el caso Nóos estallara en la vida de la familia Urdangarin de Borbón, la infanta Cristina mantenía una relación excelente con Barcelona y su presencia en actos públicos era algo buscado por todos. Después de 2011, cuando su marido, Iñaki Urdangarin, fue imputado, la hija de don Juan Carlos I iba hasta las oficinas de La Caixa a pie. Son incontables los vídeos y fotografías de la Infanta a las puertas de su oficina. Pero las cosas se torcieron y de pronto empezó a ir hasta la sede de la entidad bancaria en coche. De un garaje a otro garaje.

LEA MÁS: La infanta Cristina dice adiós a La Caixa tras 26 años en la entidad

En 2017, tras conocerse la sentencia que la absolvía, la infanta Cristina intentó retomar su agenda laboral pública con normalidad. Pero cada vez que aparecía en un acto de la Obra Social de La Caixa, los titulares se centraban en ella y no en las causas que apoya la entidad, que son muchas.

placeholder La infanta Cristina sale de La Caixa en coche. (EFE)
La infanta Cristina sale de La Caixa en coche. (EFE)

Sucedió, por ejemplo, el 10 de abril de ese año 2017, en un conferencia del entonces ministro Luis de Guindos, junto al presidente de La Caixa, Isidre Fainé, y el abogado Miquel Roca. La hermana de Felipe VI estaba entre el público y todas las cámaras la enfocaban a ella. Así que se decidió rebajar su presencia. Una decisión que, como casi todas las que se toman sobre la Infanta en La Caixa, fue consensuada. A veces era ella quien pedía no aparecer, otras veces era la propia entidad la que le proponía que se mantuviera en un segundo plano.

De incógnito

En septiembre de ese mismo año, meses después de que su presencia desenfocara el acto del ministro y La Caixa, la Infanta volvía a ser reconocida por las calles de Barcelona. Pero esta vez era ya de incógnito, sin aparecer en acto público alguno. Paseó por la ciudad, visitó incluso su peluquería de toda la vida, pero nadie la vio en su trabajo. Solo sus compañeros, con quienes ha mantenido reuniones periódicas durante toda su carrera en la entidad.

placeholder La infanta Cristina, recibida con honores en Mozambique. (Vanitatis)
La infanta Cristina, recibida con honores en Mozambique. (Vanitatis)

Fueron muchas las reuniones públicas posteriores organizadas por la Obra Social en las que la Infanta participó. Pero se mantenía fuera de foco para los medios. No ha sido así, no obstante, cuando ha viajado al extranjero, donde ha sido siempre tratada como 'alteza real' y donde sus anfitriones la han agasajado siempre como tal.

LEA MÁS. Diez proyectos y una fuerte inversión: el nuevo trabajo de la infanta Cristina

En 2018, por ejemplo, estuvo en Mozambique por cuestiones laborales, algo habitual en su agenda, y la recepción que recibió fue extremadamente afable. "Ha sido un honor ser los anfitriones de su alteza real doña Cristina de España en el hotel Polana Serena. De parte del director general del hotel, el señor Ashishek Negi, le ofrecemos una pieza de arte única de Mozambique en honor a su llegada", dijeron desde el establecimiento hotelero en el que se hospedó y en el que se dejó fotografiar con una amplia sonrisa tras recibir la pieza artística.

placeholder La infanta Cristina, en un acto de la Gavi Alliance. (Twitter)
La infanta Cristina, en un acto de la Gavi Alliance. (Twitter)

En abril de 2019, en otro de sus encuentros internacionales, la Infanta incluso posó para una foto oficial, algo que no ha ocurrido en España desde hace años. “Es fantástico dar la bienvenida a su alteza real la princesa Cristina de España y a la Fundación La Caixa como exmiembro del consejo de Gavi”, escribía en Twitter Seth Berkley, uno de los miembros de esta organización. “Les estamos muy agradecidos por su compromiso fuerte y duradero con Gavi y la salud infantil”.

Un paso adelante

Pocos meses después, en julio de 2019, reaparecía ante el público, también en el extranjero, en Mónaco, en un acto de la Fundación Gala-Salvador Dalí, de la que es patrona. Acompañada por el príncipe Alberto, pareció entonces que daba un paso adelante en su faceta pública. No fue así.

placeholder La infanta Cristina, esta semana en Moscú. (EFE)
La infanta Cristina, esta semana en Moscú. (EFE)

Si hemos visto a Cristina de Borbón en España, no ha sido por motivos laborales sino personales o familiares, como en el funeral de su tía la infanta Pilar. Si el trabajo le ha requerido acto de presencia y ella ha accedido, ha sido en el extranjero, donde se siente más cómoda porque los medios no la atosigan y el protocolo sigue respetando su condición de alteza real, que lo es por ser hija de reyes.

El pasado lunes 27 de enero sucedió de nuevo. En la inauguración de una exposición de Dalí en Moscú, la Infanta volvió a aparecer. Y se escondió de los medios españoles que intentaron hablar con ella. Parece que hablamos de un peso que la acompañará toda su vida. Por eso vive tranquila en Ginebra y por eso no quiere abandonar su vida en la ciudad suiza. En poco tiempo ya no tendrá que esconderse más, su futuro laboral ya no pasa por España.

Infanta Cristina Rey Don Juan Carlos Iñaki Urdangarin Rey Felipe VI