Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Un mes de la renuncia de los Sussex... ¿A quién le importan ahora Meghan y Harry?

Se cumple un mes del exilio voluntario de Meghan y Harry, 31 días en los que han pasado de ser la pareja más mediática a dos desaparecidos

Foto: Meghan Markle y el príncipe Harry, en una imagen de archivo. (EFE)
Meghan Markle y el príncipe Harry, en una imagen de archivo. (EFE)

Parece que fue ayer, pero ya ha pasado un mes desde que Meghan Markle y el príncipe Harry anunciaron una decisión sin precedentes que puso patas arriba a la familia real británica e hizo correr ríos de tinta en todo el mundo. Los Sussex comunicaron su deseo de dejar de ser miembros de la realeza: "Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos decidido hacer una transición este año y empezar a dar un paso atrás hacia un nuevo puesto en esta institución. Nuestra intención es dejar de ser miembros sénior de la familia real y trabajar para ser independientes financieramente mientras seguimos apoyando por completo a Su Majestad la Reina".

[LEA MÁS: La propuesta que Isabel II hizo a Meghan Markle antes de su boda (y que ella rechazó)]

El mundo alrededor de Isabel II parecía desmoronarse, pero lo cierto es que hoy la familia sigue en activo igual que siempre y Meghan y Harry menos expuestos ante los medios que nunca. ¿Qué ha ocurrido realmente a lo largo de estos 31 días de exilio y en qué punto se encuentran en este momento los duques de Sussex?

El príncipe Harry y Meghan Markle en el Trooping the Colour. (Reuters)
El príncipe Harry y Meghan Markle en el Trooping the Colour. (Reuters)

Tras el sorprendente e inesperado anuncio institucional de los Sussex, las primeras reacciones no tardaron en llegar. Horas después, el Palacio de Buckingham emitía un comunicado que no dejaba en muy buen lugar a la pareja: "Las discusiones con el duque y la duquesa de Sussex están en una etapa temprana. Entendemos su deseo de adoptar un enfoque diferente, pero estos son problemas complicados que llevará tiempo resolver". Estas eran las palabras oficiales en las que se podía leer entre líneas que la pareja no contaba con el beneplácito de la reina.

Algunos medios británicos se hicieron eco de la decepción de Isabel II ante la premura del anuncio de los Sussex, cuando aún faltaban muchos detalles por decidirse.

En menos de una semana, esos detalles se definieron y Meghan y Harry contaron con la aprobación de la reina y de la familia tras una esperada reunión de urgencia en Sandringham, la residencia invernal de la monarca. Isabel II emitió un comunicado en el que mostraba su total apoyo a su nieto y a la esposa de este, mostrando su comprensión sobre el deseo que tenía la pareja de empezar una nueva vida.

Isabel II. (Getty)
Isabel II. (Getty)

Así se cerraron los acuerdos

Aún así, retirarse de la familia real no resultaría una tarea fácil. Los ayudantes de Isabel II trabajaron sin descanso, ya que la reina solicitó que se cerrara un acuerdo con la pareja, no en semanas, sino en días. Una fuente real aseguró a 'The Mirror' que la operación estaba resultando ser más compleja de lo esperado y que los responsables de finalizar los detalles del Megxit habían llegado a un "punto muerto".

Mientras, Harry esperaba en Reino Unido para cerrar el trato y Meghan permanecía en Canadá con Archie, buscando una casa acorde a los gustos y necesidades de ella y su marido.

Finalmente, el 18 de enero, el acuerdo definitivo llegó. La pareja ya no usaría nunca más el título de Alteza Real, aunque sí seguirían siendo el duque y la duquesa de Sussex. Además, Meghan y Harry reembolsarían los 2,8 millones de euros gastados en la renovación de su hogar en Berkshire y que pertenecían al dinero de los contribuyentes.

"Según lo acordado, entienden que están obligados a retirarse de los deberes reales, incluidos los nombramientos militares oficiales. Ya no recibirán fondos públicos para los deberes reales. Con la bendición de la reina, los Sussex continuarán manteniendo sus patrocinios y asociaciones privadas", rezó el comunicado de Buckingham Palace.

El príncipe Harry y Meghan Markle, en una imagen de archivo. (Getty)
El príncipe Harry y Meghan Markle, en una imagen de archivo. (Getty)

Parecía que Harry y Meghan habían logrado al fin lo que querían, pero son muchos los que, tras comprobar las condiciones impuestas por Isabel II, calificaron de 'Megxit duro' el paso dado por los Sussex y su familia.

La pareja perdía estatus social para convertirse en dos celebrities, pero ¿no era eso lo que deseaban? Con este nuevo papel en su vida, Meghan y Harry ganaban en libertad de movimientos.

Desaparecidos

Tras el acuerdo, Harry solo tardó tres días en reunirse en Canadá con su esposa. Al principio de su estancia, parecía que la pesadilla de la persecución mediática de la que habían huido en Reino Unido no iba a desaparecer allí. La novedad de tener a dos 'exroyals' viviendo en el país movilizó a mucha prensa. Varios paparazzi hicieron guardia cerca de la casa en la que se alojaron los Sussex. Antes, Meghan ya había sido fotografiada paseando con Archie o recogiendo a una amiga en el aeropuerto.

La paciencia de la pareja se colmó. Los Sussex amenazaron con tomar acciones legales si no cambiaba una situación que calificaron de"inaceptable".

Meghan y Harry seguirán generando interés en Canadá (y si esperaban lo contrario, se equivocaban), pero quizás no tanta como parecía en un principio.

Lo cierto es que desde este incidente con la prensa, la pareja ha estado muy desaparecida. Desde el día 20 de enero, poco o nada se ha visto a la pareja en fotografías publicadas por algún medio. Solo una nueva información sobre los Sussex ha surgido desde entonces. Este pasado jueves 6 de febrero, Meghan y Harry decidieron realizar la que ha sido su primer aparición pública ante un cuantioso número de personas. Eso sí, la hicieron a puerta cerrada y rodeados de fuertes medidas de seguridad.

El príncipe Harry y Meghan Markle. (Reuters)
El príncipe Harry y Meghan Markle. (Reuters)

El matrimonio viajó en jet privado hasta el 1 Hotel de South Beach de Miami. Juntos acudieron a un evento exclusivo que cada año celebra el gigante financiero JP Morgan y en el cual, Harry, según informan diversos medios locales, pronunció un discurso.

Pero una fuente desveló que todo lo relativo a la cumbre de JP Morgan se llevó a cabo de manera "secreta y en medio de un amplio despliegue de seguridad".

Parece que el blindaje mediático de los Sussex, de momento, no cesa.

[LEA MÁS: Lonas en las verjas, cámaras... Meghan y Harry bunkerizan su vida en Canadá]

¿Compensa a la prensa una pareja que ya no es royal y que amenaza con demandas? No, si tenemos en cuenta que el interés que han generado Meghan y Harry en las últimas semanas, dos celebrities con mucho dinero y tiempo para llevar a quien haga falta ante los tribunales, ha disminuido considerablemente.

Cámaras y lonas rodean ahora la casa de los Sussex. La pareja busca desesperadamente seguridad y privacidad. Los esfuerzos por no estar expuestos parece que han surtido efecto. ¿A quién le importan ahora Meghan y Harry? De momento, a la prensa americana, no...

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios