Logo El Confidencial
POR PREVENCIÓN

El coronavirus afecta a la casa real japonesa: cancelado el cumpleaños de Naruhito

Es la primera vez que se suspende un acto de estas características por una cuestión de salud pública

Foto: Naruhito, en una imagen de archivo. (Getty)
Naruhito, en una imagen de archivo. (Getty)

El próximo 23 de febrero, Naruhito cumple 60 años, y ante una fecha tan redonda y ya convertido en emperador, ha decidido tomar una decisión insólita: cancelar la celebración pública de su cumpleaños para evitar posibles contagios de coronavirus. Un hecho que, por otra parte, está muy en la línea de cómo se está abordando esta crisis sanitaria que, por ejemplo, propició que no se celebrase el Mobile World Congress de Barcelona.

"Hemos tomado la decisión de cancelar esta celebración pública en el palacio, a la que cada año asiste mucha gente, después de considerar el riesgo de que el virus se pueda propagagar", manifestaba en rueda de prensa esta misma semana un representante de la Agencia de la Familia Imperial.

Estaba previsto que el emperador diera su primer discurso de cumpleaños, ya ostentando su nuevo puesto, este domingo, pero no va a poder ser... En el acto que ha sido cancelado, Naruhito y la emperatriz Masako debían saludar al público en tres ocasiones desde el balcón de palacio, acompañados por el príncipe heredero, Fumihito, y su mujer, la princesa Kiko, con sus dos hijas, la princesas Mako y Kako.

Es la primera vez que nos encontramos con una circunstancia así, que se cancele esta celebración por una cuestión de salud pública, aunque el Gobierno ha subrayado que no era necesario hacerlo.

Akihito, en una imagen del pasado enero. (EFE)
Akihito, en una imagen del pasado enero. (EFE)

Nos tenemos que remontar a 1996, cuando el emperador Akihito decidió cancelar la misma celebración a consecuencia de la crisis que generó cuando la Embajada de Japón en Lima fue asaltada por 14 miembros de la organización terrorista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, tomando como rehenes a 800 personas.

Debemos recordar también que en diciembre de 2018 fueron más de 80.000 personas las que se desplazaron al palacio imperial para el último discurso de cumpleaños de Akihito, quien ha dejado paso a su hijo en un momento en el que vuelven a estar en cuestión las estrictas normas sucesorial de la familia imperial.

Esta cancelación no significa que Naruhito no vaya a celebrar su 60 cumpleaños. Lo hará en privado, con un banquete al que asistirán algunos de los principales miembros del Gobierno, entre ellos, el primer ministro Shinzo Abe, y una fiesta del té, a la que están invitados diversos dignatarios diplomáticos internacionales establecidos en Japón.

Shinzo Abe, en una imagen de archivo. (EFE)
Shinzo Abe, en una imagen de archivo. (EFE)

La familia imperial japonesa, mientras tanto, se prepara ya para la próxima gran cita de abril en la que se celebrará la investidura de Akishino como príncipe heredero. O dicho de otra forma, pasará de manera oficial a ocupar el primer lugar en la línea sucesoria. En esta ocasión, contrariamente a lo que ocurrió en 19991 con su hermano mayor, se celebrarán solo dos banquetes en un solo día, en lugar de tres en dos jornadas diferentes.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios