Logo El Confidencial
SUSSEX VS. CAMBRIDGE

Meghan Markle, Kate Middleton y la teoría de la conspiración en Instagram

'The New York Times' ha analizado el crecimiento de las cuentas de los Cambridge y los Sussex en la red social. Y alerta de que algo no cuadra

Foto: Kate Middleton y Meghan Markle, en el Día de la Commonwealth. (Getty)
Kate Middleton y Meghan Markle, en el Día de la Commonwealth. (Getty)

En varias ocasiones hemos hablado en Vanitatis de que los Cambridge seguían siendo más populares que los Sussex, algo que se reflejaba en las encuestas que se realizan periódicamente en Reino Unido, pero también en Instagram. Por hacer un resumen general, por más que ha crecido en seguidores la cuenta oficial del príncipe Harry y Meghan Markle, nunca ha superado a la del príncipe Guillermo y Kate Middleton. Y eso, teniendo en cuenta la velocidad de crecimiento del perfil de los Sussex, es algo que no ha cuadrado a 'The New York Times', que ha hecho un análisis de los posibles motivos. Y la palabra 'conspiración' sobrevuela las diferentes teorías.

Para explicar un poco todo, hay que tener en cuenta los antecedentes. En enero de 2015 se crea @KensingtonRoyal, la cuenta de Instagram compartida para el príncipe Guillermo, el príncipe Harry y Kate Middleton. Dos años y diez meses después, cuando se anuncia el compromiso de Meghan y Harry, esa cuenta -en la que automáticamente se incluye a la exactriz, como nuevo miembro de la familia real- tenía más de dos millones de seguidores. La cifra crece ese mismo día en 100.000 seguidores y sigue subiendo a los más de siete millones de usuarios hasta abril de 2019, cuando se anuncia la separación en Instagram de los Cuatro Fabulosos. Un crecimiento que se explica con la llegada de Meghan Markle, ya que su aparición supone un crecimiento de cinco millones en solo un año y medio.

Cuenta de Instagram de los duques de Cambridge. (@KensingtonRoyal)
Cuenta de Instagram de los duques de Cambridge. (@KensingtonRoyal)


Y es que el interés que genera la duquesa de Sussex es apabullante, no solo en la propia cuenta de Instagram, sino también en las búsquedas de Google. De hecho, la publicación de la cuenta @KensingtonRoyal que más comentarios y likes tiene es una fotografía de la boda de Meghan y Harry. Y el lunes siguiente, cuando se publican las imágenes oficiales del enlace, la cuenta aumenta en 1,5 millones de followers. Por eso, a nadie le extrañó que la cuenta @SussexRoyal, que la pareja crea en abril de 2019, consiguiera más de un millón de seguidores en apenas cinco horas y más de ocho en solo un mes y medio. Una cifra que aumenta hasta los 11,2 millones que tienen hoy.

Ahora bien, hay algo que no cuadra. Cuando se creaba esta cuenta y teniendo en cuenta el ritmo de crecimiento, los datos que arrojan las herramientas de búsqueda de Google y los acontecimientos que estaban por venir, se daba por hecho que conseguirían adelantar a los Cambridge en muy poco tiempo. Pero por más seguidores que han ido sumando, los Sussex no han conseguido dar el esperado 'sorpasso'. De hecho, actualmente se puede ver que cada uno de los perfiles cuenta con 11,2 millones de fans. Y como les decíamos, 'The New York Times' ha intentado dar con los motivos.

Cuenta oficial de Instagram de los duques de Sussex. (@Sussexroyal)
Cuenta oficial de Instagram de los duques de Sussex. (@Sussexroyal)


Las teorías son de lo más variadas. Algunas defienden que Guillermo y Kate se benefician indirectamente de la popularidad de Meghan y Harry; otra asegura que las cifras responden a que @KensingtonRoyal recibió una mejor ubicación en la lista 'A quién seguir' de Instagram, una selección de cuentas presentada a nuevos usuarios, que llevaría a obtener un número alto de seguidores sin ningún esfuerzo; una tercera teoría dice que los Cambridge también se han beneficiado de las campañas que dirigen sus fans más acérrimos para mantener sus números altos.

Y la última teoría -quizá la más disparatada, pero también la que más gusta- no descarta que se estén haciendo compras masivas de cuentas 'bot' o, lo que es lo mismo, seguidores falsos, con la intención de mantener el margen sobre los Sussex. Una opción que no es ilegal, es difícilmente comprobable y que explicaría los datos y fechas que han hecho levantar las sospechas. Por ejemplo, el día que los Sussex publicaban por primera vez una foto de los pies de Archie, la cuenta de Kensington ganaba 42.000 seguidores sin hacer ningún tipo de publicación.

Ahora bien, si realmente esto es así, ¿cuáles son los motivos que llevan a los responsables de esta cuenta a tener esta iniciativa? Y más importante, ¿están respaldados por Buckingham? Incógnitas que, al igual que la supuesta compra de seguidores falsos, parece que de momento se van a quedar sin respuesta.

Los Sussex y los Cambridge, en una imagen de archivo. (Reuters)
Los Sussex y los Cambridge, en una imagen de archivo. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios