Logo El Confidencial
QUÉ LÁSTIMA, PERO ADIÓS

Las lágrimas de Meghan Markle al despedir a su equipo (y la alegría por decir adiós a Kate)

La duquesa de Sussex tuvo una reunión en Buckingham el lunes por la mañana, tras la que habló y abrazó a su equipo sin saber cuándo volverá a ver a los trabajadores, lo que le hizo emocionarse

Foto: Meghan y Kate, en la Abadía de Westminster. (Reuters)
Meghan y Kate, en la Abadía de Westminster. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura2 min

'Fue un adiós muy doloroso, pero ya se me ha pasado', dice una conocida canción de Extremoduro. Un verso que describe tal cual lo que le ha pasado a Meghan Markle al despedirse de Reino Unido, de su vida oficial y, sobre todo, del personal de Buckingham que ha estado trabajando con ella y con el príncipe Harry hasta ahora. Fue el lunes, cuando tuvo lugar ese agridulce adiós, precisamente en el palacio, donde mantuvo una reunión con distintos estudiantes y académicos de la Asociación de Universidades de la Commonwealth, de la que es mecenas desde la reina Isabel le cediera el cargo en enero de 2019.

Tras las conversaciones en corrillo y las fotografías oficiales, Meghan tenía que prepararse para asistir a la misa en la Abadía de Westminster, pero aún hubo tiempo para despedirse de su equipo de trabajo. Tal como cuenta la periodista Victoria Murphy, presente esa mañana en Buckingham, la duquesa de Sussex se dio cuenta de que no sabía cuándo volvería a ver a las personas que habían trabajado para ella de forma tan leal. Abrazó a todos y cada uno de ellos sin poder evitar que afloraran sus sentimientos y sus lágrimas.

Meghan Markle, con los estudiantes de la Commonwealth. (Getty)
Meghan Markle, con los estudiantes de la Commonwealth. (Getty)

No sabemos si se replanteó su decisión en ese momento tan emotivo, pero desde luego, la duda que pudiera surgirle se le disipó al entrar en la Abadía de Westminster y reunirse con su familia política. Así lo ha contado una fuente muy cercana a la exactriz al 'Daily Mail': "Todavía es extraño para ella que nadie abrace y que todos estén tan tensos, especialmente Kate. Ella dijo que es obvio que Kate y Guillermo no aprueban su decisión y que se podía cortar la tensión con un cuchillo. Kate apenas la miró y su interacción se mantuvo al mínimo".

Según la misma fuente, estos últimos días en Reino Unido han sido una confirmación de que tomaron la decisión correcta: "No hay calor entre los miembros de la familia y ella quiere criar a Archie en un hogar lleno de risas, alegría y muchos abrazos''. Aunque es una afirmación bastante extrema, sí es cierto que la actitud de Meghan Markle en actos públicos es muy distinta a la del resto de la familia real, a la que la fama por su carácter hierático le precede. Y su último encuentro en la Abadía de Westminster fue un fiel reflejo de esta distancia, que apunta a ser cada vez mayor.

Los duques de Sussex y los duques de Cambridge, en la Abadía de Westminster. (Reuters)
Los duques de Sussex y los duques de Cambridge, en la Abadía de Westminster. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios