Logo El Confidencial
LA DISCRECIÓN DE PALACIO

Sophie de Wessex: favorita de Isabel II, aliada de Kate y nueva estrella de Buckingham

La esposa de Eduardo de Inglaterra lleva años realizando un trabajo discreto dentro de la Casa Real británica, que hasta ahora había pasado bastante desapercibido

Foto: Sophie de Wessex, en una imagen de archivo. (Reuters)
Sophie de Wessex, en una imagen de archivo. (Reuters)

Lunes, 9 de marzo. Abadía de Westminster en Londres. El núcleo duro de la familia real se reúne para asistir al servicio religioso con motivo del Día de la Commonwealth. Las cámaras centran su atención en Meghan Markle y Kate Middleton, ya que es su primer encuentro en más de tres meses, y con toda probabilidad el último en, al menos, el mismo periodo de tiempo. Con las dos duquesas como protagonistas, la tía política de ambas pasa más desapercibida. Es Sophie de Wessex, la esposa del príncipe Eduardo de Inglaterra, una mujer que, desde que entrara en la Casa Real, ha ocupado un papel que se podría considerar secundario. Hasta ahora.

Aunque no acapare la misma atención mediática que el resto de damas Windsor, la condesa de Wessex es una pieza fundamental en el trabajo de la Corona, pero también dentro de la familia. Y un ejemplo lo tuvimos ese mismo lunes, cuando el trato entre Kate Middleton y Meghan Markle fue muy distinto al que la duquesa de Cambridge dispensó a Sophie de Wessex. Sonrisas, confidencias y charla, mientras que con la duquesa de Sussex ninguna de las dos intercambió más allá de un breve saludo. Es más, en las imágenes del interior del templo se puede captar un momento incómodo entre la exactriz y su tía política, en la que la mirada fulminante de esta última a Meghan lo dice todo.

Sophie de Wessex y Kate Middleton,  charlando en la abadía de Westminster. (Reuters)
Sophie de Wessex y Kate Middleton, charlando en la abadía de Westminster. (Reuters)

Según algunos perodistas expertos en la corte, Sophie no le perdona su "poca profesionalidad" y el no haberse supeditado a la Corona, como sí ha hecho ella. Quizá por eso, la conexión que tiene con la duquesa de Cambridge es especial. De hecho, no es la primera vez que vemos la complicidad entre tía y sobrina. Y no hay que irse muy lejos en el tiempo para comprobarlo. El pasado 20 de enero, coincidiendo además con el cumpleaños de la condesa de Wessex, ambas participaban en la recepción a los líderes de la cumbre Reino Unido-África que tuvo lugar en Buckingham. Las imágenes hablaban por sí solas y la actitud de una y otra dejaba claro el aprecio que se tienen.

Tal es el vínculo entre ellas que incluso Sophie se ha convertido en una peculiar 'personal shopper' de su sobrina, encargando prendas que le gustan para ella a ciertas diseñadoras. Algo que también ha hecho para la reina Isabel, con quien la complicidad es incluso mayor, a pesar de la distancia generacional. Los problemas que tuvo en su parto y los consiguientes problemas de visión de su hija, Lady Louise, hicieron que la monarca se sintiera más cercana a ella y estrechara unos lazos que, a día de hoy, parecen inquebrantables.

Kate Middleton y Sophie de Wessex, el pasado enero en Buckingham. (Reuters)
Kate Middleton y Sophie de Wessex, el pasado enero en Buckingham. (Reuters)

Cierto es que no empezó su andadura como royal con muy buen pie, después del escándalo que protagonizaba al frente de su empresa de relaciones públicas, cuando fue engañada por un periodista que se hizo pasar por un posible cliente y la grabó con cámara oculta hablando de, entre otros, la reina madre y el entonces primer ministro, Tony Blair. Una polémica que zanjó cerrando el negocio y volcándose en su trabajo dentro de la Casa Real, desarrollándolo desde entonces con absoluta profesionalidad y discreción, según los periodistas británicos expertos en Buckingham.

Su trabajo, que la ha llevado también a numerosos países en representación de su suegra, ha conquistado a la reina Isabel. No solo la llama cariñosamente "mamá" en público, sino que incluso comparten frecuentes paseos a caballo, algo que la monarca no muy habitualmente con sus hijos. Y lo cierto es que tampoco Isabel II se esfuerza por disimular el aprecio que tiene a su nuera favorita, promocionando su trabajo en las redes sociales de la Casa Real, algo que no suele suceder con el resto de miembros de la familia. Parece que después del intento fallido del soplo de aire fresco que iba a traer Meghan Markle, esta vez sí, Buckingham tiene nueva estrella.

La reina Isabel junto a Sophie de Wessex, en una imagen de archivo. (Reuters)
La reina Isabel junto a Sophie de Wessex, en una imagen de archivo. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios