Logo El Confidencial
comunicado

Corinna habla de 'abuso' tras el repudio de Felipe VI a don Juan Carlos

La princesa ha emitido un comunicado en el que asegura que ya advirtió de lo que le estaba sucediendo a ella tras una decisión que trastoca los cimientos de la monarquía

Foto: Corinna Larsen, en el aeropuerto de Miami. (CP)
Corinna Larsen, en el aeropuerto de Miami. (CP)

La renuncia de Felipe VI a la herencia de don Juan Carlos, dada a conocer este domingo a través de un comunicado de Zarzuela y en mitad de una de las crisis más graves que ha vivido nuestro país, ha dejado en shock a muchos. Por el momento en el que se hace y por todas las consecuencias que puede tener. La que ha aprovechado para enviar un comunicado sobre el tema, a través de su abogada, Robin Rathmell, ha sido Corinna zu Sayn-Wittgenstein. Sin embargo, no dice nada que no dijese antes en los medios y reincide, de forma indirecta, en que este acto demuestra que ella llevaba razón.

"Desde 2018 hemos intentado en repetidas ocasiones comunicarnos a través de los canales diplomáticos apropiados, la Embajada de España en Londres y la Casa Real incluida, sobre la campaña de abuso que se ha estado librado contra nuestra cliente durante ocho años. Se hizo caso omiso de los graves asuntos que comunicamos en detalle y en ningún momento se reconoció–ni mucho menos se tomó medida alguna para remediar– tal abuso, que ha continuado hasta hoy".

El príncipe Carlos conversa con Bob Colacello en presencia de Corinna Larsen. (Getty)
El príncipe Carlos conversa con Bob Colacello en presencia de Corinna Larsen. (Getty)

No es nada nuevo que la princesa ha cargado duramente contra el rey Juan Carlos y el 'acoso' del que dice haber sido víctima tras la publicación de su relación de 'amistad entrañable', como se definió en muchos medios. "Tras ocho años de abusos, que también han ido dirigidos contra mis hijos, y dado que no hay final a la vista, no me veo con más opciones que tomar acciones legales", dijo hace unos días. La princesa también declaró a este medio que "el Rey emérito insistió en que yo volara en aviones privados por discreción y yo cumplí. Después del fin de la relación y, para mi sorpresa, me pidieron que reembolsara los vuelos privados que me habían ordenado tomar. Sorprendentemente, me engañaron para que le reembolsara el dinero a su primo (...). Mi equipo legal ya ha solicitado todas las listas de pasajeros, pero hasta la fecha no hemos recibido nada, lo que genera preguntas muy serias. El engaño será expuesto". Las declaraciones hacen referencia a los vuelos privados que habría pagado la fundación de don Juan Carlos que ahora está siendo investigada.

El rey Juan Carlos, en una foto de archivo. (Limited Pictures)
El rey Juan Carlos, en una foto de archivo. (Limited Pictures)

El 14 de abril de 2012 fue la primera vez que supimos de Corinna. Mientras el Rey era operado en el Hospital San José de Madrid tras sufrir una caída durante una cacería privada en Botsuana que lo colocó en una posición incómoda, se desvelaba el nombre de una de sus acompañantes en ese viaje tras el que don Juan Carlos llegaría, incluso, a pedir un insólito 'perdón' ante las cámaras.

Poco a poco se abría la veda para hablar de su acompañante en el safari, una alemana de 46 años, divorciada y madre de dos hijos, que también organizaba cacerías en África para nobles y multimillonarios a través de la empresa Boss&Company Sporting Agency, de la que había llegado a ser a ser consejera delegada. La 'amiga entrañable' del Rey todavía no había hecho que el CNI justificase sus servicios ni había sido portada de ‘¡Hola!’, pero muchos ya se preguntaban quién era la rubia despampanante de ojos claros que había acompañado al Rey en muchos de sus viajes.

Mujer sin pelos en la lengua, Corinna se ha casado en dos ocasiones. A los 25 años contrajo matrimonio con Philip Adkins, un empresario británico. Su segunda boda, que le dio un apellido que todavía utiliza, fue con el aristócrata alemán Johann Casimir zu Sayn-Wittgenstein-Sayn, con el que tuvo un hijo y del que se divorció en 2005. Tras este divorcio, Corinna se dio a conocer en los eventos más exclusivos de la jet europea, dedicándose a los negocios y a la organización de safaris de lujo. Uno de ellos dio lugar a aquella infame fotografía de don Juan Carlos y el elefante, que originó aquel 'lo siento mucho, no volverá a ocurrir' y todos los quebraderos de cabeza que llegaron después. A partir de ese momento, el nombre de Corinna sería de sobra conocido por todos los españoles.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios