Logo El Confidencial
COMPRAS EN FAMILIA

Kate Middleton, de compras con sus hijos sin miedo al coronavirus

A pesar de la alerta por el covid-19, la duquesa de Cambridge no dudó en acercarse a un centro comercial este mismo domingo para comprar algo de comida y mirar ropa

Foto: La duquesa de Cambridge, en la visita reciente a Irlanda. (Reuters)
La duquesa de Cambridge, en la visita reciente a Irlanda. (Reuters)

Una mañana de domingo que Kate Middleton aprovecha para hacer algunas compras en un centro comercial. Una imagen que podría ser normal, si no fuera porque hablamos de este pasado domingo, cuando la duquesa de Cambridge fue sorprendida en unos conocidos grandes almacenes británicos. Un día en el que el acecho por el coronavirus en Reino Unido ya empezaba a ser alarmante, pero que parece que a la nieta política de Isabel II no le preocupaba en absoluto, ya que se saltó el confinamiento recomendado.

Cierto es que las medidas en ese momento en Reino Unido no eran tan restrictivas como en nuestro país y, aunque las recomendaciones sanitarias lo desaconsejaban, aún no era obligatorio quedarse en casa. Y no dudó en aprovechar bien las últimas horas de libertad, ya que estaba previsto que Boris Johnson no tardara mucho en imponer normas mucho más drásticas. La alerta le pillaba en Anmer Hall, la casa que la reina Isabel regaló al príncipe Guillermo y Kate Middleton por su boda y donde los Cambridge suelen pasar fines de semana y algunos periodos de vacaciones.

Los duques de Cambridge, junto a sus hijos mayores la pasada Navidad en Sandrigham. (Reuters)
Los duques de Cambridge, junto a sus hijos mayores la pasada Navidad en Sandrigham. (Reuters)

Kate Middleton cogía a sus tres hijos, George, Charlotte y Louis, y se acercaba hasta el Sainsbury's de King's Lynn, el más cercano a su segunda residencia, donde compraron algo de comida y miraron ropa, especialmente la mediana, que se fijó en algunos vestidos. Así lo ha contado a la británica 'Hello!' una testigo que coincidió con ellos en la tienda: "Ella estaba con los niños y se veía encantadora. Es absolutamente hermosa y los niños estaban muy guapos. Se portaron muy bien". Da la casualidad, además, de que esta espontánea informadora ya tiene un historial con los Cambridge, ya que es la fundadora de Ugly Ducking Creations, la firma de la muñeca que una vecina del pueblo regaló a Charlotte tras la misa de Navidad.

La misma Kate comentaba a la conocida publicación que les había reconocido porque la niña llevaba el mismo abrigo que entonces, un diseño de lana en color verde de Amaia Kids. Mientras, la duquesa de Cambridge vestía con pantalón vaquero y abrigo beis, un look casual para pasar una mañana de domingo con sus hijos. Aunque Louis ya sabe caminar, prefería llevarlo en brazos y así evitar que las carreras e inquietudes propias de su edad provocaran algún incidente en el centro comercial, donde no pudieron pasar desapercibidos.

Los duques de Cambridge, junto a sus hijos. (Reuters)
Los duques de Cambridge, junto a sus hijos. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios