Logo El Confidencial
GRAN CRISIS FAMILIAR

La infanta Cristina, el espejo en el que se mira la reina Sofía (ahora cuestionada)

Por las actividades de su marido, la hija de los Reyes eméritos llegó a ser imputada en dos ocasiones y a sentarse en el banquillo. El rey Juan Carlos tiene dos causas abiertas

Foto: La reina Sofía y la infanta Cristina, en una imagen de archivo. (Getty)
La reina Sofía y la infanta Cristina, en una imagen de archivo. (Getty)

La delicada situación en la que se encuentra el rey Juan Carlos en estos días, con dos causas judiciales abiertas, una en España y otra en Suiza, y con la amenaza de una tercera por parte de Corinna zu Sayn-Wittgenstein en Londres, ha salpicado de lleno a la reina Sofía, quien se ha mantenido firme al lado de su marido en todos estos años en los que se ha visto involucrado en tantos momentos complicados. Tanto es así que, como ayer publicamos en Vanitatis, se alzan las primeras voces que muestran su perplejidad por no haber marcado distancias con él en todo este tiempo y se muestran severamente críticas. Duras palabras que nos vuelven a corroborar Pilar Eyre, Jaime Peñafiel y Rosa Villacastín.

Inevitable resulta pensar en la situación de su hija, la infanta Cristina, quien, contra el pronóstico de muchos, siguió firme al lado de su marido, que en la actualidad cumple prisión en la cárcel de Brieva, tras ser condenado por el caso Nóos, que la llevó al banquillo tras ser imputada, desimputada y vuelta a imputar por el juez Castro, que instruía la causa, aunque finalmente fue exonerada de todo tipo de responsabilidad.

[LEE MÁS. Cronistas reales: aplauden a Felipe y critican a Sofía]

La reina Sofía demostró una enorme lealtad a su hija, a quien visitó en Washington en 2011, donde el matrimonio vivía cuando estalló el escándalo, y en Ginebra, donde se establecieron posteriormente, en los momentos más delicados no solo a nivel judicial sino también a nivel mediático, lo que le valió enormes críticas por algunos sectores que consideraban que no era adecuado este apoyo a alguien que seguía formando parte de la familia real, hasta que en 2014 el rey Felipe decidió que solo la englobarían la reina Letizia, sus hijas y él.

Fue también la reina Sofía quien más contribuyó a que se rompiera por fin el 'cordón sanitario' que se estableció en torno a ella y a su definitiva rehabilitación pública con la celebración de su 80 cumpleaños, el 2 de noviembre de 2018, en el que estuvo presente y del que se dejó constancia en un documento gráfico que ya ha pasado a la historia, una foto en la que la infanta Cristina volvía a posar con el jefe del Estado y la Reina.

Jaime Peñafiel. (EFE)
Jaime Peñafiel. (EFE)

¿Podemos establecer un paralelismo entre la reina Cristina y la infanta Sofía, entre la situación en la que han vivido la una y la otra? ¿Será la Infanta el mayor apoyo de la Reina emérita en un momento tan delicado para toda la familia y la institución? Sobre la primera pregunta, Jaime Peñafiel, quien fue uno de los más firmes defensores de la reina Sofía y se sumó al consenso generalizado de que era "una gran profesional", responde que "son situaciones completamente distintas. Esta situación es mucho peor".

No hace referencia el periodista a la cuestión institucional, que también, sino al lado humano: "Cristina tenía el amor de su marido y la reina Sofía, el desamor del suyo. Cristina tenía y tiene una gran complicidad con su marido, mientras que su madre ha sido una víctima".

Peñafiel asegura que no solo necesitará de vuelta el cariño que la reina Sofía demostró por su hija, contra viento y marea: "Necesitará el apoyo de toda la familia, porque esto es tremendo".

Pilar Eyre. (EFE)
Pilar Eyre. (EFE)

También Pilar Eyre, que ayer nos comentaba que le parecía incomprensible que la reina Sofía no se hubiera divorciado, incide en esta línea: "Sus situaciones han sido muy distintas y las relaciones con sus maridos muy diferentes. Además, pertenecen a generaciones diferentes y eso también hay que tenerlo en cuenta. Lo de la reina Sofía han sido infidelidades constantes y públicas, desprecios y humillaciones. No ha tenido ni un momento de relax. Ha visto situaciones como que su hija ha tenido que saludar en los premios Laureus a Corinna, no podía presentarse a ver a su marido en el hospital porque Corinna estaba con él...".

También ve la finalista del premio Planeta y autora del libro 'Un perfecto caballero', un bestseller en los últimos meses, diferencias sustanciales en los procesos judiciales que ambas han vivido: "Cristina se sentó en el pasillo porque estuvo imputada, aunque finalmente la absolvieron... La reina Sofía no ha sido señalada cooperadora necesaria, por decirlo en términos jurídicos, de nada de lo que ha hecho su marido".

Rosa Villacastín. (EFE)
Rosa Villacastín. (EFE)

Rosa Villacastín, periodista que ha conocido a la familia real y a su entorno en las distancias cortas, también entiende que "se puede establecer cierta comparación por los temas judiciales de sus maridos, pero la situación de la reina Sofía y la de Cristina no tienen mucho que ver. En el caso de Urdangarin, el dinero no se lo fue regalando a ninguna señora, que es lo que Corinna asegura. Y lo más grave es que ha salido todo esto en tiempos de crisis. También considero que ese comunicado de Casa Real es un disparate, en estos momentos con la gente sufriendo por su salud o porque está perdiendo o viendo sus puestos de trabajo en peligro, con sus vidas en un hilo en todos los sentidos. Es escandaloso leer que que se han regalado 65 millones como si fueran calderilla".

Y sobre cómo estará viviendo la infanta Cristina la situación pública y judicial de su padre, se muestra contundente: "Imagino que mal, porque todos van a salir malparados. No sabemos si hay más cuentas y más asuntos turbios".

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios