Beatrice Borromeo o cómo ser la (verdadera) reina de estilo en Mónaco
  1. Casas Reales
SUS LOOKS A EXAMEN

Beatrice Borromeo o cómo ser la (verdadera) reina de estilo en Mónaco

Su elegancia y discreción han hecho que mediáticamente la mujer de Pierre Casiraghi quede anclada en un segundo plano, pero su forma de vestir y ver la moda es insuperable

Foto:  Beatrice Borromeo y su hijo Francesco Casiraghi, el Día Nacional de Mónaco. (Getty)
Beatrice Borromeo y su hijo Francesco Casiraghi, el Día Nacional de Mónaco. (Getty)

A Beatrice Borromeo se le atribuyen una ristra de sobrenombres, a cual más potente que el anterior. Al de la auténtica it girl de la familia Grimaldi, se unen el de invitada perfecta, reina de la moda en Mónaco y tal vez el que más puede doler a su suegra, Carolina de Mónaco, y su cuñada Carlota Casiraghi, el de heredera de estilo de Grace Kelly. Parece poco, pero en el espectro fashionista todos estos títulos valen oro. Beatrice Borromeo, esa aristócrata italiana que entró a formar parte de manera oficial de la familia Grimaldi en 2015 gracias a su matrimonio con Pierre Casiraghi, ha mantenido a raya su glamour y discreción hasta tal punto que hoy se erige como el summum del estilo en Mónaco.

Junto a ella y como otro estandarte de la nueva generación de estilo, su cuñada y mujer de Andrea Casiraghi, Tatiana Santo Domingo, pero nada tiene que ver la personalidad boho chic que está última imprime a su armario con el halo de elegancia y sofisticación que desprenden cada uno de los looks que nos regala Beatrice Borromeo.

Varios looks de Beatrice Borromeo.(Cordon/Getty)
Varios looks de Beatrice Borromeo.(Cordon/Getty)

Comete pocos errores de estilo, por no decir que ninguno, y suele apostar por una mezcla de piezas clásicas y atemporales, con algunas de tendencias, la fusión perfecta que mantiene inalterado su vestidor y que coronan a Beatrice Borromeo como el sinónimo del chic actual con un impecable y marcado estilo lady.

Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo, en Venecia. (Getty)
Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo, en Venecia. (Getty)

Suele brillar en los actos oficiales a plena luz del día gracias a sus elaborados y correctos estilismos que sitúan a Beatrice como la invitada perfecta (global), pero también en recepciones y eventos de gala en los que la mujer de Pierre Casiraghi se ha convertido en toda una experta en personificar el glamour de los años 50, década que en moda siempre será recordada gracias a Grace Kelly como máximo referente de estilo. Es más, tal es la similitud de algunos de los looks que Beatrice Borromeo ha lucido que las comparaciones con la que fuera la abuela de su marido son inevitables.

Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi.  (Getty)
Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi. (Getty)

En su exclusivo armario cuelgan piezas de grandes casas de la moda como Dior, Chanel, Valentino, Saint Laurent o Armani, pero también hay hueco para marcas punteras actuales (incluso algunas nicho) como Marta Ferri o Alberta Ferretti, una perfecta recopilación que elevan la figura de Beatrice Borromeo (con perdón de su suegra y cuñada) como el nuevo icono de estilo de Mónaco.

Carolina de Mónaco y Beatrice Borromeo, en la gala del Día Nacional. (Getty)
Carolina de Mónaco y Beatrice Borromeo, en la gala del Día Nacional. (Getty)
Beatrice Borromeo Carolina de Mónaco Grace Kelly Familia Real de Mónaco
El redactor recomienda