Los huevos Fabergé de doña Sofía que este año no podrá lucir
  1. Casas Reales
El joyero de la reina emérita

Los huevos Fabergé de doña Sofía que este año no podrá lucir

La madre de Felipe VI ha repetido cada año en la misa de Pascua en Marivent un collar. Descubrimos la historia que hay detrás

placeholder Foto: La reina Sofía, en la misa de Pascua de 2018. (Getty)
La reina Sofía, en la misa de Pascua de 2018. (Getty)

La reina emérita doña Sofía no suele llevar joyas importantes en su vida cotidiana. Es más de utilizar alhajas menores que tengan un componente afectivo. Le gusta utilizar abalorios contra el mal de ojo como las pulseras con cuentas, que representan el llamado 'ojo griego' y que luce habitualmente. Algo típico de Grecia y Turquía para espantar la mala suerte y que la emérita lleva a diario.

placeholder La Reina posa con su nieta, la infanta Sofía en 2019. (Getty)
La Reina posa con su nieta, la infanta Sofía en 2019. (Getty)

Sus hijas y nieta, también fans

En cambio, en su joyero hay otra pieza importante. En este caso se trata de un valor sentimental más que económico. Es un collar con pequeños huevos Fabergé colgados que siempre elige para lucir en Semana Santa y, sobre todo, el Domingo de Resurreción. Unas veces más visible y otras tapadas con la solapa del abrigo o con un pañuelo.

El collar tiene una historia entroncada con la tradición ortodoxa, donde la Pascua es una de las celebraciones más importantes en el calendario religioso y familiar. Dependiendo del poder adquisitivo se regalan huevos pintados símbolo de eternidad y amor y deseos de larga vida o joyas en materiales preciosos como los de la Reina.

En el caso de doña Sofia, empezó a coleccionar los colgantes hace más de cinco décadas. Forman parte de un collar de varias vueltas que se puede dividir en pulseras que a veces han lucido las infantas Elena y Cristina. Aunque las hijas prefieren un solo adorno colgado de una cadena de oro y que también han lucido en alguna Semana Santa.

Por el momento quienes no siguen la tradición, al ser aún pequeñas para llevar piezas de este tipo, son las nietas reales: Leonor y Sofía e Irene Urdangarin. Victoria Marichalar, por su parte, empezó a seguir la tradición griega y se la ha visto con pulseras de 'ojos griegos' durante la celebración de pasadas Semanas Santas.

Los huevos y don Juan Carlos

Cada colgante del collar de la Reina tiene su propia identidad y referencia. Incluso algunos huevos de Fabergé fueron encargos de don Juan Carlos en la joyería Ansorena.

placeholder La Reina y la princesa Leonor en 2016. (Getty)
La Reina y la princesa Leonor en 2016. (Getty)

Todos los huevos engarzados en la cadena son obsequios que le han ido regalando a lo largo de los años. Algunos de estos minúsculos Fabergé son piezas compradas en anticuarios. Otros se han fabricado en exclusiva en joyerías griegas y diseñados por familiares de la Reina en materiales semipreciosos, por lo que su precio es más elevado.


Sirven como regalo en Pascua y aunque la tradición sea en fechas señaladas como hacen doña Sofia, las Infantas y otros parientes reales los eligen para su vida cotidiana. La tradición dice que estos colgantes traen suerte.

El orfebre ruso

Y para los amantes de la joyería histórica contarles que Fabergé fue nombrado orfebre y joyero de la corte imperial rusa y de otras monarquías europeas. La Revolución rusa acabó con su joyería y le hizo refugiarse en Suiza hasta su fallecimiento.

placeholder Huevo 1, de Fabergué. (DR)
Huevo 1, de Fabergué. (DR)

De los 54 huevos imperiales de Fabergé solo se conoce el paradero de 47. Además de los imperiales, fabricó otros huevos conocidos por el nombre de los huevos no imperiales para diversas personalidades de la época como Alfred Nobel, los duques de Marlborough o los banqueros Rothschild.

La realización de huevos de Pascua decorados es un oficio muy antiguo en Rusia, pero fue Fabergé quien los transformó en un trabajo de orfebrería excepcional convirtiéndolos en joyas intemporales. Y doña Sofía se ha sumado con acierto a esta tradición.

Familia Real Española Reina Sofía Joyas
El redactor recomienda