Logo El Confidencial
PASCUA ORTODOXA

La reina Sofía se queda sin su cita favorita (y esta vez no es por culpa de Letizia)

En medio de la situación de pandemia, la madre del rey Felipe no ha podido viajar a Grecia para pasar con su familia la Pascua ortodoxa, una celebración que intenta no perderse

Foto: La reina Sofía, a principios de marzo en Madrid. (EFE)
La reina Sofía, a principios de marzo en Madrid. (EFE)

El coronavirus ha trastocado las agendas de todos los royals europeos, obligándoles a cancelar la mayoría de sus citas, públicas y privadas. Y para la reina Sofía es especialmente díficil perderse una de ellas. Hablamos de la Pascua ortodoxa en Grecia, que la monarca emérita disfruta siempre que puede. La situación de pandemia ha impedido que viaje a su país natal, además de que su hermano, Constantino, también la haya vivido separado de sus hijos, ya que el Gobierno griego está especialmente implacable con aquellos que no cumplen las medidas de confinamiento.

La cita supone una reunión familiar en alguna casa alrededor de un cordero que se asa durante toda la mañana y del que se da cuenta para poner fin al ayuno relativo que los cristianos ortodoxos realizan durante la Cuaresma. Es habitual que la reina Sofía viaje a Grecia con su hermana Irene para pasar unos días en la residencia que el rey Constantino tiene en Porto Heli, donde vive habitualmente y a la que suele desplazarse toda la familia para disfrutar de la que es una de las fiestas más importantes del calendario griego.

Ahora bien, no es la primera vez que la reina Sofía se queda sin celebrar esta esperada fiesta. Nobleza obliga, y siempre ha tenido claro que la imagen de la Casa Real iba por delante de sus intereses personales. Así que, cuando la Pascua ortodoxa ha coincidido con la católica -algo que no se da con mucha frecuencia, por otro lado-, no ha habido lugar a dudas: su sitio estaba en la catedral de Palma de Mallorca, para asistir a misa junto al resto de la familia real.

Pero sí ha habido algunas ocasiones en las que otros miembros de la familia han sido los responsables de que sus planes se fueran al traste. El primero, don Juan Carlos. La caída que sufrió en 2012 cuando cazaba en Botsuana hizo que la reina Sofía tuviera que adelantar su regreso de Grecia. Eso sí, tampoco lo hizo de forma muy urgente. Teniendo en cuenta que este accidente hizo que conociéramos la existencia de Corinna y que se tambalearan los cimientos de Zarzuela, podemos entender que doña Sofía no tuviera mucha prisa por volver de su país natal. Adelantó su viaje, sí. Pero no regresó hasta que no hubo celebrado la Pascua junto a su familia.

Y la segunda, doña Letizia. En 2018, la Pascua ortodoxa tenía lugar una semana después de aquel famoso rifirrafe que protagonizaron las dos reinas en Palma de Mallorca, por lo que la emérita tenía pensado viajar a Grecia unos días después de que se conocieran las imágenes virales. Pero la operación a la que se sometía el rey Juan Carlos el día 7 de abril, y la oportunidad que vieron en Zarzuela para arreglar el desaguisado del domingo anterior, hizo que doña Sofía tuviera que cancelar su viaje in extremis y quedarse sin la esperada fiesta familiar.

La reina Sofía y la reina Letizia, llegando juntas al hospital donde había sido operado don Juan Carlos. (EFE)
La reina Sofía y la reina Letizia, llegando juntas al hospital donde había sido operado don Juan Carlos. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios