Iñaki Urdangarin seguirá en aislamiento en Brieva hasta nueva (y lejana) orden
  1. Casas Reales
LARGO CAMINO

Iñaki Urdangarin seguirá en aislamiento en Brieva hasta nueva (y lejana) orden

Instituciones Penitenciarias no habla de 'desescalada' y solo ha abierto talleres externos en varias cárceles. Las primeras visitas, a finales de junio, tendrán que ser interprovinciales

Foto: Iñaki Urdangarin, en una imagen de archivo. (EFE)
Iñaki Urdangarin, en una imagen de archivo. (EFE)

Los presos españoles, entre los que se encuentra Iñaki Urdangarin, no tienen todavía un programa de ‘desescalada’ previsto en sus planes a corto plazo. No hasta la fecha. Nos lo cuentan en Instituciones Penitenciarias, quienes destacan: “De momento aquí no hablamos de ‘desescalada’, no sabemos si mañana podremos hacerlo, pero por ahora, no hay nada, todo sigue en estado de alarma”.

LEA MÁS: La letra pequeña del varapalo de la Audiencia de Palma a Urdangarin

Esto supone, por ejemplo, que los presos siguen sin poder recibir visitas, sin poder salir a realizar voluntariado y sin poder siquiera disfrutar de sus permisos penitenciarios. En todos estos casos se incluye al marido de la infanta Cristina, a quien se le suma, además, que vive en un penal femenino por elección propia, lo que le confina a un aislamiento mayor.

placeholder Iñaki Urdangarin llega a la prisión de Brieva (Ávila) tras disfrutar de su primer permiso. (EFE)
Iñaki Urdangarin llega a la prisión de Brieva (Ávila) tras disfrutar de su primer permiso. (EFE)

Por el momento, lo único que ha sucedido es que “se han abierto algunos talleres productivos de empresas externas dentro de prisión”. Esto es, que hay trabajadores externos que han entrado en algunas cárceles para empezar a dar clases a los reclusos. Lo han hecho con extremas medidas de seguridad sanitaria -con test PCR o declaraciones juradas que certifiquen su buen estado de salud- y manteniendo distancias entre personas.

Brieva no está incluida

En situación de normalidad hay 2.700 presos apuntados a 120 talleres en todas las cárceles de España, mientras que en la actualidad hay activos 20 talleres, lo que supone que solo 200 presos han vuelto a ellos (son 10 presos por taller). La prisión de Brieva no está incluida en este listado por el momento.

placeholder Iñaki Urdangarin llega al Hogar Don Orione en Pozuelo de Alarcón (Madrid). (EFE)
Iñaki Urdangarin llega al Hogar Don Orione en Pozuelo de Alarcón (Madrid). (EFE)

Así que Iñaki Urdangarin no tiene la opción de participar en un taller, aunque lo pidiera. Tampoco puede volver al Hogar Don Orione, donde realizaba su voluntariado, porque en pleno estado de alarma, y con muchos usuarios de la tercera edad, cerrar el centro a los voluntarios fue una de las primeras decisiones que se tomaron y que se mantendrán hasta al menos finales de junio, tal y como nos cuentan.

¿Y las visitas?

La ‘desescalada’ en la que vamos a vernos sumergidos a partir del 11 de mayo será gradual, en fases, tal como ha insistido el Gobierno. Y dentro de esas fases no se prevé siquiera que se puedan realizar viajes entre provincias hasta el final de la ‘desescalada’ y siempre que ambas provincias se encuentren en la misma situación sanitaria. Este supuesto también afecta a Urdangarin: Brieva está en la provincia de Ávila, así que si Urdangarin quiere recibir visitas cuando todo esto se ‘normalice’ un poco, tendrían que provenir de algún pariente o un amigo que viviera en Ávila.

Entre comunidades autónomas

A finales de junio, si todo va bien y están todas las provincias en situación homogénea, se podrán realizar visitas entre provincias pero dentro de la misma comunidad autónoma. Veremos si en julio, cuando llegue la llamada nueva normalidad, se permiten los viajes entre comunidades. Sería entonces, dentro de dos meses, cuando el cuñado del rey Felipe VI podría recibir su primera visita. Mientras tanto, permanecerá recluido y en aislamiento.

placeholder La infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin, las pasadas en Navidades, en Vitoria. (EFE)
La infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin, las pasadas en Navidades, en Vitoria. (EFE)

Una futura visita de su familia nuclear, que son su mujer y sus hijos, recluidos por su parte en Ginebra, es todavía más incierta. En el documento presentado el martes por el Gobierno se habla de que las fronteras se mantienen cerradas hasta octubre. No especifican si las fronteras son las españolas o las europeas, pero lo que queda claro es que viajar en avión entre países, aunque sean países europeos, será algo difícil en un futuro cercano. Suiza no forma parte de la Unión Europea, pero sí que es país miembro del espacio Schengen.

Condenado a 5 años y 10 meses de prisión por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias en el caso Nóos, disfrutó de su primer permiso penitenciario en Navidad y de su segundo permiso en febrero. Ambas veces se fue a Vitoria, a casa de su madre, Claire Liebaert, con su mujer y sus hijos. En este contexto, Urdangarin se sentía más cerca de la semilibertad, pero ha visto además cómo los jueces revocaban las sentencias en las que se le había permitido cierta libertad. Y lo ha vivido, además, confinado en la cárcel de Brieva, sin poder salir ni recibir visitas por el estado de alarma.

Iñaki Urdangarin Infanta Cristina