Logo El Confidencial
OCTAVO BISNIETO DE ISABEL II

El primer cumpleaños de Archie, el pequeño gran detonante del Megxit

Su nacimiento, en la más absoluta privacidad, supuso un antes y un después en la relación del príncipe Harry y Meghan Markle con los medios de comunicación

Foto: Archie y los duques de Sussex. (Reuters)
Archie y los duques de Sussex. (Reuters)

Cuando nació, hace un año, se convirtió en el octavo bisnieto de Isabel II y séptimo en la línea de sucesión al trono británico. A pesar de que su llegada al mundo ya estaba rodeada de incógnitas, nadie por aquel entonces sospechaba que sus padres, el príncipe Harry y Meghan Markle, tenían para él unos planes muy alejados de la Casa Real. Este miércoles, Archie Harrison Mountbatten-Windsor cumple su primer año de vida y lo hace en Los Ángeles y separado de su familia paterna, no solo por miles de kilómetros, sino también por una distancia interpuesta por sus padres y que parece, a día de hoy, insalvable.

Ya unos meses antes de que naciera, los duques de Sussex dejaron claro que su llegada iba a tener muy poco que ver con la de sus primos George, Charlotte y Louis. Meghan y Harry querían mantener el nacimiento de su primer hijo en total privacidad y anunciaron que no iba a haber ni información previa para los periodistas sobre el hospital ni fotografía del alta, como era hasta entonces costumbre en los miembros de alto rango de la familia. Una decisión que fue uno de los primeros cismas que tuvieron lugar en su relación con los medios de comunicación y que, además, establecía cómo iba a ser su política de prensa con respecto a la vida del pequeño.

Meghan y Harry presentaron a su hijo el 8 de mayo en Windsor. (Reuters)
Meghan y Harry presentaron a su hijo el 8 de mayo en Windsor. (Reuters)

Conocíamos a Archie dos días después de nacer. Los duques de Sussex lo presentaban de forma oficial después de que conociera a la reina Isabel en una fotografía en la que también se incluyó al duque de Edimburgo y a Doria Ragland, la abuela materna. No volvimos a ver imágenes del pequeño hasta dos meses después, cuando se celebró su bautizo, igual de privado que el nacimiento: no trascendió el nombre de los padrinos y, por primera vez, se celebró de forma íntima, sin que hubiera prensa a la entrada de la capilla y con solo unas pocas fotos que se repartieron a los medios.

Archie, para el que Meghan y Harry renunciaron al título de príncipe, se estrenaba ante las cámaras dos meses después de forma oficial en Sudáfrica, frente al nobel Desmond Tutu. Su aparición coincidió prácticamente en el tiempo con el anuncio de las demandas que había puesto la pareja a varios medios británicos. "Tengo una mujer y un hijo que proteger", dijo el duque de Sussex en una entrevista. Cuestionó el trato que la prensa había dado a la exactriz durante su embarazo y en los primeros meses del pequeño. Una situación que se convirtió en unos de los motivos que esgrimió la pareja para, a primeros de enero, anunciar su salida de la Casa Real y su deseo de ser económicamente independientes.

Meghan y Archie, junto a Desmond Tutu. (Reuters)
Meghan y Archie, junto a Desmond Tutu. (Reuters)

Las apariciones de Archie hasta ahora han sido bastante escasas y habitualmente han sido los propios Sussex los que han ofrecido imágenes del pequeño. A sus 8 meses, el niño se convirtió en objetivo de los paparazzi cuando sus padres se trasladaron a Canadá después de anunciar su renuncia como miembros de la Casa Real. La imagen familiar disfrutando de su nueva vida era muy esperada, después de que pudiéramos ver a Meghan paseando por el bosque con el niño en una mochila. Rápidamente, los duques utilizaban cauces legales para frenar las intenciones de los fotógrafos: dejaban claro que serían ellos quienes decidirían cuándo y cómo habría fotos de su hijo.

Y su primer cumpleaños no ha sido una excepción. La pareja anunciaba hace unos días -también con cierta polémica y numerosas críticas- que habría imágenes de Archie para celebrar su primera vuelta al sol, pero la forma en la que las distribuirán es aún un misterio. Lo que sí está claro es que será un cumpleaños atípico, debido a la situación de pandemia, y alejado de la familia real británica, debido a las decisiones que tanto Meghan como Harry han tomado para su vida y la de su hijo.

Los duques de Sussex, la reina Isabel, el duque de Edimburgo y Doria Ragland, con el niño. (Sussex Royal)
Los duques de Sussex, la reina Isabel, el duque de Edimburgo y Doria Ragland, con el niño. (Sussex Royal)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios