Logo El Confidencial
lo cuenta en 'a propósito de nada'

El día que Woody Allen invitó a cenar al rey Felipe y otras anécdotas con la familia real

Las memorias del director de 'Manhattan' han aterrizado en nuestro país esta semana. En ellas también hay cabida para la relación del genio con nuestro país

Foto: Allen, en una imagen de archivo. (EFE)
Allen, en una imagen de archivo. (EFE)

'A propósito de nada', a propósito de Woody Allen. El genio de Manhattan, el mejor diseccionador de las fobias y angustias del intelectual moderno, el renovador de la comedia cinematográfica, ha publicado sus memorias, esas que no han visto la luz en Estados Unidos por la actualidad de las declaraciones que lo tachan de acosador sexual en plena época del Me Too. "Me es indiferente que la gente me recuerde como cineasta o como pedófilo", dice él, tajante, al respecto.

Además de sus reflexiones sobre la vida y sobre sus películas, el libro también trata su especial relación con España, ese país en el que ha rodado películas (ahí está la inefable 'Vicky Cristina Barcelona') y le ha permitido tratar con la familia Borbón.

A este respecto, en la obra se destaca aquella cena en la que compartió mesa con el mismísimo príncipe Felipe. Aunque no da demasiados datos al respecto, el director de 'Annie Hall' sitúa la velada en 2003. También recuerda cómo el entonces joven aspirante al trono acudió a su casa de la calle 92 de Manhattan rodeado de un servicio secreto que no dejaba de inspeccionar los alrededores para proteger al Príncipe de Asturias. Allen y él se habían conocido unos meses antes, cuando al director y guionista se le concedió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. Al principio, ni siquiera quería ir a recogerlo, pero finalmente aceptó. "De pronto, me llama el distribuidor de nuestra película en España con un ataque de pánico. No puedo rechazar ese premio. Es el más importante de España, es enorme en toda Europa. Lo entregan el Príncipe y la Reina. Es como el Nobel para ellos".

Felipe VI, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Felipe VI, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Tiempo después, la cena supuso una situación surrealista que Allen se supo tomar con su estoico humor. "Estoy fuera de mi elemento. Hay coches delante de nuestra casa en la noventa y dos y el servicio secreto está examinando el sótano, el techo, el jardín. Después de todo, el Príncipe, que posteriormente será Rey de España, viene a cenar", reflexiona Allen en el libro. En las mismas páginas también valora el haber conocido a la reina Sofía y lo mucho que le ilusionaba compartir una charla con el Príncipe en persona. Por entonces, el hoy rey Felipe VI ya estaba conociendo a Letizia Ortiz y aún no había hecho público el compromiso que los llevaría a ambos al altar en mayo de 2004.

Penélope y Bardem

Y si Oviedo y sus célebres premios fueron el principio de una relación de amor con nuestro país, ese romance se fortaleció cuando rodó junto a Penélope Cruz y Javier Bardem la mencionada 'Vicky Cristina Barcelona'. Su admiración por ellos es enorme, tal y como dejan ver sus propias palabras a lo largo de las más de 400 páginas de las memorias. "Qué grupo de actores. Por no mencionar a Javier Bardem, uno de los mejores actores del séptimo arte. (...) Penélope, además de ser todo un talento, complicado y excelente, como actriz, es uno de los seres humanos más sexis de la faz de la tierra, y reunirla con Scarlett Johansson hizo que el valor erótico de cada una de ellas se cuadruplicara".

El director y Penélope, en la presentación de 'A Roma con amor'.(EFE)
El director y Penélope, en la presentación de 'A Roma con amor'.(EFE)

Para Allen, el verano de aquel rodaje en Barcelona fue un "gran verano". Enamorado de nuestra gastronomía, iba a comer al restaurante Ca l'Isidre "todas las veces que se pudo". Pero el dato más importante de esa relación con los Bardem Cruz tiene que ver con la polémica que ha rodeado a su figura tras las últimas acusaciones de su hijastra Dylan Farrow y de Mia. Y es que ha habido alguien que ha estado a su lado en esta pesadilla mediática: "Javier fue muy directo y expresó su furia por lo que denominó un linchamiento público". Tal vez sea ese apoyo lo mejor que España le ha dado a un Woody Allen puesto en tela de juicio.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios