Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

El miedo de Isabel II: sus cartas privadas (y comprometedoras) que podrían ver la luz

El Tribunal Superior de Australia ha emitido un fallo en contra de los deseos del Palacio de Buckingham y que permite que se haga pública la correspondencia privada de la Reina

Foto: Isabel II en una imagen de archivo. (EFE)
Isabel II en una imagen de archivo. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Hace 45 años, Australia vivió la que se conoce como su crisis constitucional más grave y que más protestas levantó en el país. Hoy, unas cartas privadas de la reina Isabel II podrían colocarla en un más que incómodo lugar respecto a este hecho.

En 1975, el primer ministro australiano era el líder laborista Gough Whitlam, pero fue despedido por el gobernador general Sir John Kerr, quien encargó al líder de la oposición, Malcolm Fraser, como primer ministro en lugar de Whitlam. El hecho generó una gran controversia y fuertes protestas en todo el país. Fue una decisión que provocó mucha crispación y que aún hoy levanta ampollas.

[LEA MÁS: Meghan y el tesoro en joyas acumulado por haber sido royal: 670.000 euros]

Ahora, según informa 'The Times', el Tribunal Superior de Australia ha emitido un fallo en contra de los deseos del Palacio de Buckingham y que permite que se haga pública la correspondencia privada que la Reina intercambió con Sir John Kerr justo antes de que este despidiera a Gough.

Isabel II. (EFE)
Isabel II. (EFE)

la divulgación de dichas cartas podría ser una fuente de vergüenza para el Palacio si las mismas demuestran que la Reina o el Príncipe Carlos tenían conocimiento previo de que Sir John iba a despedir a Whitlam en noviembre de 1975.

Si surge que el Palacio de Buckingham estuvo involucrado en el asunto, la revelación podría incendiar el deseo de muchos de que Australia se convierta en una república, acabando así con la posición de la Reina como su jefe de estado.

Isabel II durante una visita oficial a Australia en 2011. (EFE)
Isabel II durante una visita oficial a Australia en 2011. (EFE)

En 2017, el entonces secretario privado de la Reina, Sir Christopher Geidt, escribió a la oficina del gobernador general estipulando que el material consistía en "comunicaciones esencialmente privadas que son inherentemente sensibles''. Sobre esta base, el Palacio sostuvo que la correspondencia debería permanecer privada durante 50 años, como se aplica a las comunicaciones entre la Reina y los ministros del Reino Unido, con el fin de "proteger la privacidad y la dignidad" de la monarca.

La reina Isabel II en Canberra (Australia). (EFE)
La reina Isabel II en Canberra (Australia). (EFE)

El difunto sir John entregó los documentos, que incluyen más de 200 cartas, telegramas y otros materiales, a los Archivos Nacionales de Australia después de su retiro en 1977. Estipuló que la correspondencia debería permanecer en secreto durante 60 años, un término que posteriormente se redujo a 50 años, de acuerdo con los deseos de la Reina. Esto significaría mantenerlos fuera de la vista del público hasta al menos 2027.

El Tribunal Superior de Australia ha rechazado todos estos argumentos.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios