Logo El Confidencial
MOMENTO DELICADO

El perdón de Joaquín de Bélgica y lo que han dicho su madre y la primera ministra belga

El príncipe viajó a España saltándose las normas del confinamiento y a la vuelta a su país dio positivo por covid-19

Foto: Joaquín de Bélgica. (EFE)
Joaquín de Bélgica. (EFE)

Joaquín de Bélgica, el hijo menor de la princesa Astrid, hija de los reyes Alberto II y Paola, y sobrino del rey Felipe, ha puesto en una delicada situación mediática a su familia. El pasado 24 de mayo viajó a Córdoba para asistir dos días después a una exclusiva fiesta que se celebró en una casa privada, aunque en las primeras horas no se hizo pública su identidad, porque había que salvaguardar su derecho a la intimidad.

Las 27 personas que se encontraban con él en el evento, entre ellas algunas procedentes de Sevilla, tuvieron que ser localizadas y obligadas a permanecer en cuarentena. Esta celebración, que se saltó las normas del confinamiento y provocó el mayor brote epidemiológico en Córdoba desde que había comenzado la desescalada, se ha convertido en un asunto de enorme polémica y fue la propia Casa Real la que desveló que el príncipe había dado positivo por covid-19 a su a vuelta Bélgica.

No se trataba de un asunto baladí y por eso su madre, la princesa Astrid, se ha mostrado muy reticente a las preguntas que le ha hecho hoy la prensa y tan solo se ha limitado a decir que su hijo se encuentra mejor. No en vano, en España la investigación se ha puesto en manos de la Policía Nacional con el fin de que se impongan las sanciones oportunas. El delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Córdoba, Miguel Ángel Torrico, se mostraba indignado y pedía a las autoridades competentes la máxima contundencia ante unos hechos que ha calificado de "totalmente irresponsables" y que "nos ponen en riesgo a todos".

La princesa comparecía hoy en compañía de su marido, Lorenzo, y confirmaba lo que ya había dicho ayer en Twitter, que ambos se habían hecho las pruebas y habían dado negativo. "Si no, no estaría hoy aquí", ha manifestado en la reapertura del Atomium, al tiempo que ha desestimado cualquier otra cuestión relacionada con la irresponsabilidad de su hijo: "No voy a hacer comentarios, por favor", ha concluido.

En este evento, al que han acudido con las preceptivas mascarillas, ha estado acompañada por la primera ministra del país, Sophie Wilmès, quien también ha querido dejar zanjada esta incómoda cuestión: "El príncipe Joaquín ya ha pedido perdón por su comportamiento. Está preparado para cualquier potencial sanción. Esto es algo normal. Caso cerrado".

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios