Logo El Confidencial
CONTRA LAS CUERDAS

El jaque (y casi mate) al príncipe Andrés que pone en evidencia a la Corona británica

Ante la falta de cooperación voluntaria en la investigación del caso Epstein, la Fiscalía de EEUU se ha visto obligada a solicitar su declaración de forma oficial al Gobierno británico

Foto: El duque de York, en una de sus últimas apariciones públicas. (EFE)
El duque de York, en una de sus últimas apariciones públicas. (EFE)

El príncipe Andrés es, de nuevo, el protagonista de malas noticias relacionadas con la Casa Real británica. Y esta vez, mamá Isabel II no va a poder hacer gran cosa para evitarlo, como sí ha hecho en otras ocasiones, como mantener 'in extremis' su equipo de seguridad, un tema del que les informábamos hace unos días en Vanitatis. Pero ahora estamos hablando de un turbio asunto que está en manos de la justicia de Estados Unidos, la investigación del caso Epstein, la trama de explotación sexual de menores en la que también el duque de York estaría supuestamente implicado.

Les ponemos en antecedentes. Cuando el príncipe Andrés renunció a sus funciones institucionales para no hacer más daño a la Corona con su supuesta vinculación a este turbulento caso, afirmó que estaba dispuesto a ayudar con las investigaciones en lo que fuera necesario. Una ayuda que, hasta la fecha, no ha llegado, a pesar de que el fiscal que lidera la investigación, Geoffrey Berman, lleva solicitándola de forma indirecta desde el pasado enero ante los medios de comunicación, dejando en evidencia al duque de York. El fiscal apuntaba además que, de no darse la cooperación voluntaria, tendría que requerirse siguiendo los cauces legales pertinentes. Y ese momento ya ha llegado.

El príncipe Andrés, en una imagen de archivo. (Reuters)
El príncipe Andrés, en una imagen de archivo. (Reuters)

Según publica 'The Sun' en su edición de este lunes, la Fiscalía de Estados Unidos ha solicitado formalmente al Ministerio del Interior británico que el príncipe Andrés sea entregado para que conteste a las preguntas necesarias sobre el caso Epstein. Esta solicitud se habría llevado a cabo por un procedimiento denominado 'asistencia legal mutua', un sistema que obedece al tratado legal que tienen ambos países y que podría hacer que el duque de York comparezca como testigo más pronto que tarde.

Pero este tipo de procedimientos suelen hacerse en secreto, por lo que el príncipe Andrés ha debido enterarse del asunto por el citado tabloide, sin que ni su abogado ni ninguna persona relacionada con la solicitud hayan podido informarle previamente. Y parece que, de momento, tampoco hay una respuesta oficial del Gobierno británico al requerimiento, que no ha tenido que ser fácil de emitir para la Fiscalía de Estados Unidos, según afirma al diario una fuente: "Es una gran declaración de intenciones de Estados Unidos y sitúa al príncipe Andrés en una investigación criminal. Es francamente una pesadilla diplomática. El Departamento de Justicia no hace una solicitud de esta naturaleza a la ligera, especialmente una que involucra a un miembro de alto rango de la familia real británica. Pone al gobierno del Reino Unido en una posición muy difícil, y al duque de York aún más". Y por consiguiente, también a la Corona británica y la reina Isabel, que nunca se había visto en una tesitura parecida.

La reina Isabel, el duque de York y el duque de Edimburgo, en una imagen de archivo. (Reuters)
La reina Isabel, el duque de York y el duque de Edimburgo, en una imagen de archivo. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios