Inmobiliaria, joyas y arte: los negocios de los hermanos Gómez-Acebo Borbón
  1. Casas Reales
FAMILIA DEL REY

Inmobiliaria, joyas y arte: los negocios de los hermanos Gómez-Acebo Borbón

Los cinco hijos de la infanta Pilar, que acaban de poner a la venta las propiedades de su madre, no viven 'del cuento'. Trabajan por cuenta ajena o han puesto en marcha sus propias empresas

Foto: De izquierda a derecha: Simoneta, Juan, Beltrán y Fernando Gómez-Acebo Borbón. (EFE)
De izquierda a derecha: Simoneta, Juan, Beltrán y Fernando Gómez-Acebo Borbón. (EFE)

Simoneta, Juan, Bruno, Beltrán y Fernando Gómez-Acebo son los cinco hijos que tuvo la infanta Pilar con Luis Gómez-Acebo. Los cinco, primos hermanos del rey Felipe, son reacios a la exposición pública, que sobrellevan con gesto adusto. Esta semana han sido noticia porque Vanitatis ha podido confirmar que han tomado una decisión respecto a la herencia de su madre. Los hermanos han optado por poner a la venta las propiedades más emblemáticas de doña Pilar, las casas de Puerta de Hierro y de Mallorca, tras pasar unos meses de reflexión desde que la infanta falleciera el pasado 8 de enero. El mantenimiento de esos inmuebles es costoso y ninguno de ellos puede sufragarlo por sí solo.

"A nuestra familia le afectan las crisis igual que a las demás. Mi madre y mis suegros nos han echado una manita y, entre todos, hemos salido de la crisis. Pero no ha sido sin falta de sacrificio ni de vivir momentos difíciles. No tenemos un colchón de rosas como puede creer la gente". Estas palabras, dichas por Bruno Gómez-Acebo en una entrevista en 2017, expresan un argumento muchas veces esgrimido por los hermanos y que viene a resumirse en el siguiente corolario: el apellido no da de comer. Los cinco hermanos tienen familias que dependen de ellos y se han ganado la vida en el mundo profesional, con más o menos suerte.

Simoneta Gómez-Acebo, la primogénita, trabaja desde hace tres décadas en Cartier. En 2016, tras una reestructuración, fue ascendida a External Relations Manager, un puesto en el que reporta directamente al director general de la firma. La prima del Rey no tenía muy claro su futuro en su juventud. Estudió Oceanografía en Estados Unidos, destacó en equitación y finalmente se marchó a Londres a estudiar desde dentro el mundo del arte, en Sotheby's. Fue allí donde comenzó su etapa en Cartier (su padre era consejero de la firma en España), una relación laboral que dura hasta hoy.

La infanta Pilar y Luis Gómez-Acebo, con sus cinco hijos. (Getty)
La infanta Pilar y Luis Gómez-Acebo, con sus cinco hijos. (Getty)

Simoneta no ha tenido más aventuras empresariales. Fue consejera de Labiernag 2000, la sicav familiar, que 'vendieron' en su mayor parte a una familia valenciana y hoy se ha rebautizado como Gavijosa Finanzas. Unas semanas después de morir su madre, tanto ella como su hermano Beltrán tomaron las riendas de la empresa patrimonial de la infanta, San Jacobo SL, que ahora administran solidariamente y que es el paraguas bajo el que se encuentran la mayor parte de las propiedades de la familia. De los tres hijos que tuvo Simoneta, el mayor, Luis, acaba de empezar a trabajar en una consultora inmobiliaria.

Es en este campo, el de la inmobiliaria, donde dos de los hermanos, Bruno y Beltrán, han encontrado su nicho profesional. Bruno ha desarrollado la mayor parte de su carrera en fondos de inversión enfocados en el mundo inmobiliario. Fue vicepresidente de Gala Fund Management entre 2008 y 2012, y antes había defendido los intereses en España e Italia del Glanmore Property Fund. Su nombre aparece varias veces en el Registro Mercantil relacionado con empresas diversas, aunque actualmente administra Rodamedia, una sociedad limitada dedicada a la asesoría de inversión y financiación. En 2018 la empresa arrojó unos resultados negativos de 3.800 euros.

Beltrán Gómez-Acebo y Andrea Pascual, en un funeral por don Juan de Borbón. (EFE)
Beltrán Gómez-Acebo y Andrea Pascual, en un funeral por don Juan de Borbón. (EFE)

Beltrán Gómez-Acebo también ha hecho honor a los genes de su padre (Luis Gómez-Acebo, quien fue un emprendedor nato) y a lo largo de su vida ha defendido distintos proyectos junto a socios como Jaime López Ibor Alcocer o Rocío Barreiros Spínola. Junto a la hija de la mecenas Mayte Spínola administra desde 2002 la inmobiliaria Vertical Asesoría e Inversiones. Vertical está especializada en transacciones de alto nivel (su lema es la confianza y la discreción) y en su cartera pública (seguro que hay otra privada) se pueden encontrar grandes mansiones, coquetos apartamentos y hasta varios chalés en la Isla de Valdecañas, la llamada 'Marbella extremeña' cuya demolición pende de un hilo y que comercializaron en parte. En 2018 obtuvieron unos beneficios de 19.000 euros.

Además, Beltrán gestiona con su hermana Simoneta la empresa patrimonial de la familia y sigue siendo socio (según el Registro Mercantil) de la sicav Gavijosa Finanzas.

El vizconde de la Torre, artista

Llegamos a los dos hermanos más desconocidos del clan, Juan y Fernando. El primero, vizconde de la Torre, ha combinado a lo largo de su vida su faceta empresarial con la de músico y artista. Estudió Bellas Artes en la Rollins de Florida e hizo un curso de posgrado en la Escuela Parsons. A lo largo de su vida ha realizado varias exposiciones, en Madrid, Mallorca, Luxemburgo o Portugal. "Algunos de sus dibujos figuran hoy en la Biblioteca Nacional de España, el Museo del Dibujo del Castillo de Larrés, el Museo de Arte Contemporáneo de Marmolejo (Jaén), Fundación Arauco…", reza un blog especializado firmado por una periodista que pudo visitar su obra en su casa-taller de Arturo Soria (Madrid). La baronesa Thyssen o la propia Mayte Spínola poseen obras del vizconde, que también ha dedicado buena parte de su vida a la música. Es compositor, entre otras, de la banda sonora de la película 'Hermosa juventud', de Jaime Rosales.

Juan Gómez-Acebo, en uno de los funerales por la infanta Pilar. (EFE)
Juan Gómez-Acebo, en uno de los funerales por la infanta Pilar. (EFE)

Pero Juan también tiene una vertiente empresarial. En el año 2012 quiso traer a España una firma de lujo asiática, Shanghai Tang, junto a su socio Juan Garrigues-Walker. Tras inaugurar la tienda en dos lugares diferentes, el negocio del primo del rey Felipe tuvo que echar el cierre. Además, es apoderado en San Jacobo SL y socio de Gavijosa Finanzas.

Por último, Fernando Gómez-Acebo. El benjamín de los hermanos, quien más se resistía a vender la casa de Madrid, participó de algunos negocios con sus primos de la rama paterna, como Lietama Comunicación Integral, hasta 2010. Actualmente también es socio de Gavijosa Finanzas.

Simoneta Gómez-Acebo Bruno Gómez Acebo Beltrán Gómez Acebo Fernando Gómez Acebo Infanta Pilar