Cuando Letizia fue bautizada como "la princesa cerilla" por la prensa europea
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Cuando Letizia fue bautizada como "la princesa cerilla" por la prensa europea

Para la boda de Victoria de Suecia, hace hoy 10 años, doña Letizia lució un vestido de Felipe Varela en muselina nude que no convenció a muchos

Foto: Felipe y Letizia, en la boda de Victoria de Suecia. (Limited Pictures)
Felipe y Letizia, en la boda de Victoria de Suecia. (Limited Pictures)

Han pasado ya diez años de la boda de Victoria de Suecia y Daniel Westling, un enlace que reunió a todas las casas reales del mundo en la catedral de Estocolmo. Los miembros de la entonces familia real española -el organigrama cambió tras la proclamación de Felipe VI, dejando de lado a las infantas Elena y Cristina- hicieron pleno de asistencia, a excepción de don Juan Carlos, al que ya sabemos que no le gusta acudir a este tipo de eventos.

Los entonces Príncipes de Asturias, nada asiduos a estos actos reales desde la llegada de doña Letizia, no quisieron perderse las nupcias de la heredera sueca, ni tampoco la reina Sofía, quien brilló con un vestido de Valentino, ni las infantas Elena y Cristina, la primera con un vestido capote de Caprile y la segunda acompañada por Iñaki Urdangarin en la que fue su última puesta de largo antes del estallido de Nóos.

Felipe y Letizia, en la boda de Victoria de Suecia. (LP)
Felipe y Letizia, en la boda de Victoria de Suecia. (LP)

Como es habitual, los estilismos de las invitadas fueron analizados hasta el mínimo detalle, y doña Letizia no salió muy bien parada, ni en España ni el resto de Europa. Y es que aquel vestido de Felipe Varela en muselina nude, bordado con pétalos de geranio y rosas y miniclaveles en tul, no convenció a muchos. El problema estaba, quizás, en el color del diseño, que apagaba por completo a la entonces Princesa de Asturias y acentuaba su delgadez.

Tanto es así que el medio danés 'BT' no dudó en rebautizarla como "la princesa cerilla". El citado diario dedicó un artículo completo a la ahora Reina de España, en el que destacaban los delgadísimos brazos de doña Letizia, de la que aseguraban que tenía una apariencia "enfermiza” y “nada saludable”, unos adjetivos que la persiguieron desde que se casó pero que hoy ya no son tan recurrentes, ya que ahora presenta una figura mucho más musculada.

Tampoco el peinado, un moño trenzado, ayudó mucho a que doña Letizia brillara en el enlace. Solamente salvamos las joyas: la tiara floral, regalo del general Franco a la reina Sofía con motivo de su enlace; los pendientes de diamantes que sus suegros le regalaron, y la pulsera de inspiración griega de Cartier. Por aquellas fechas seguía luciendo tanto su anillo de casada como el de compromiso -que más tarde dejaría de lado al conocerse que fue adquirido por Urdangarin con dinero de Nóos-.

La reina Letizia. (LP)
La reina Letizia. (LP)

Reina Letizia
El redactor recomienda