Sophie, prima de Harry y Guillermo, cuenta su angustioso confinamiento
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Sophie, prima de Harry y Guillermo, cuenta su angustioso confinamiento

Sophie mantiene un perfil bajo, aunque su presencia destacó en mayo de 2019, cuando se convirtió en la acompañante de Harry en la boda de Lady Gabriella Windsor

Foto: Sophie Winkleman y el príncipe Harry en una imagen de archivo. (Getty)
Sophie Winkleman y el príncipe Harry en una imagen de archivo. (Getty)

Si el confinamiento de Kate Middleton y el príncipe Guillermo ha resultado llevadero, tal y como hemos podido interpretar de sus propias palabras en las distintas videollamadas que se han protagonizado durante su encierro y en las que han desvelado detalles de su día a día, una persona muy cercana a los Cambridge no ha tenido la misma fuerza mental que ellos para soportar esta situación.

[LEA MÁS: Las confesiones más duras de Sophie de Wessex (y su recadito a Meghan Markle)]

Sophie Winkleman es una actriz y cantante británica, esposa de Lord Frederick desde el 12 de septiembre del año 2009, hijo mayor de Frederick Windsor, hijo de Michael de Kent, primo de Isabel II.

El 13 de agosto de 2013, la pareja tuvo una hija, Maud Elizabeth Daphne Marina. EL 16 de enero de 2016 nació su segunda hija, Isabella Alexandra May.

Sophie Winkleman en una imagen de archivo. (Getty)
Sophie Winkleman en una imagen de archivo. (Getty)

Dentro de la familia real, Sophie mantiene un perfil bajo, aunque su presencia destacó en mayo de 2019, cuando se convirtió en la acompañante del príncipe Harry en la boda de Lady Gabriella Windsor y Thomas Kingston.

También se convirtió en noticia el 3 de diciembre de 2017, tras saberse que Winkleman había sufrido un aparatoso accidente de coche que le provocó diversas fracturas en la cabeza y una en la espalda.

Ahora, Sophie Winkleman ha hablado para el mismo medio que hace pocos días provocó un gran disgusto a Kate Middleton: la revista 'Tatler', medio que publicó un extenso artículo sobre la duquesa de Cambridge que no resultó de su agrado.

Sophie ha reconocido que durante el confinamiento se sintió 'frustrada, cansada y estresada".

Sophie Winkleman (la tercera por la izquierda) junto a la familia real en una imagen de archivo. (Getty)
Sophie Winkleman (la tercera por la izquierda) junto a la familia real en una imagen de archivo. (Getty)

"Los niños necesitan socializar, se aburren mucho si no lo hacen, y no se me ha dado bien esto del aprendizaje electrónico", ha revelado. La escuela donde estudia su hija Maud es la misma a la que acude el príncipe George. Sabemos que el centro proporcionó herramientas para facilitar el aprendizaje a distancia, pero parece que a Sophie no se le ha dado bien coordinar los estudios de sus hijos.

A estas dificultades ha añadido la falta de personas cercanas. En su entrevista, Sophie Winkleman ha admitido que no es una gran fanática de las videollamadas de las que tanto uso han hecho otros miembros de la familia real británica: "No puedo concentrarme en lo que dice la otra persona cuando miro mi cara cansada. No puedo soportar la espera, la vaguedad, la falsa bondad que obtienes cuando miras una pantalla. Realmente, de verdad, no me gusta nada de eso".

Sophie Winkleman. (Getty)
Sophie Winkleman. (Getty)

Sophie ha desvelado que para sobrellevar la desidia y la angustia ha tratado de focalizar su mente en el sus planes de futuro, pensando en todo lo que hará cuando finalice el confinamiento. Piensa en sus trabajos de interpretación, pero sobre todo en convertirse en la madrina real de la Children's Surgery Foundation que ofrece apoyo a niños hospitalizados y a las familias de estos.

Kate Middleton Príncipe Guillermo
El redactor recomienda